Interactive Coloring

drag iconDrag any color from the left toolbar to an area or text in the page. A blue outline will indicate a droppable element.

drag iconOn mobile, wait a tiny bit until you drag the color drop.

Tag Archives: Entrevista

Entrevista: Álvaro Reyes, Carreras de Aventura

En su vida diaria, Álvaro Reyes, combina las labores de ser papá, profesor de educación física, leyenda del canotaje y uno de los mejores representantes chilenos en carreras de aventura. En esta entrevista nos cuenta su visión como competidor en esta hermosa y exigente disciplina que combina rendimiento deportivo y conocimiento de la naturaleza.

Continue reading

Entrevista: Alex Honnold, escalador

Alex Honnold, estadounidense de 31 años, es una leyenda viviente de la escalada. Su especialidad es la escalada libre (sin cuerdas, amarras ni protecciones.) Ha batido varios récords mundiales, como el triple ascenso logrado en solitario con un tiempo de 18 horas y 50 minutos de los montes Watkins, The Nose (El Capitán) y la cara noroeste del Half Dome.
Estuvo en nuestro país y participó en el Master de Boulder de Northface.

Texto: Teresa Arnaboldi

Continue reading

Entrevista: Cristián Donoso, explorador

Cristián Donoso podría considerarse como el Shackleton chileno. Fue nombrado hace poco como El explorador destacado de Chile. A sus 41 años lleva más de 40 expediciones en el cuerpo y no pretende detenerse. Ha estado en la Antártica y en el Ártico lo que lo convierte en el único chileno en realizar expediciones largas en ambos polos.

Texto: Teresa Arnaboldi

Continue reading

Entrevista: Lewis Pugh, nadador y protector de los océanos

47 años / abogado marítimo, nadador y protector del océano / Inglaterra

Se codea con políticos como Putin, da charlas a grandes audiencias y nada en mares y océanos en las condiciones más adversas, todo con el fin de difundir un simple mensaje: nuestro planeta tiene que ser protegido. Para muchos un loco, para otros, el verdadero héroe del mar. En conversación con Outdoors cuenta de manera exclusiva sobre sus logros, motivaciones, el futuro y sobre el último nado que realizó recientemente en la Antártica, usando solo un traje de baño y una gorra.

Texto: Diego Duarte / Fotos: Kelvin Trautman

 Lewis Pugh

Durante veinte años he nadado en todos los océanos y he visto cómo han ido cambiando. Siento que es importante hacer algo para conservarlos lo más puros que se pueda.

¿Cuándo empezaste a nadar y en qué momento se convirtió en una causa?

Mi recuerdo más importante fue a los 17 años cuando tomé mi primera clase de natación profesional. Un mes más tarde nadé desde Robben Island, donde estuvo prisionero Nelson Mandela, hasta Ciudad del Cabo. Comencé a nadar por causas en 2003, en Chile, en la Isla Decepción al noroeste de la península Antártica en el estrecho de Bransfield. Durante veinte años he nadado en todos los océanos y he visto cómo han ido cambiando. Siento que es importante hacer algo para conservarlos lo más puros que se pueda.

Nadar en aguas abiertas me parece un tremendo desafío. Y una vez que estás ahí y puedes ver todas los animales y la flora, dices “wow”, te impresiona toda la vida que pasa ante tus ojos. Eso es lo que me llevó a decir “hay que hacer algo al respecto”. Amo estar en el agua me siento en casa.

¿De qué se trata la campaña Antártica 2020?

Nadé un kilómetro en el mar de Bellingshausen, enfrentando aguas bajo cero grados, con el fin de mostrar la necesidad de declarar nuevas áreas marinas protegidas en la Antártica. Durante los próximos tres años queremos asegurar tres Áreas Marinas Protegidas adicionales en las áreas vulnerables de la Antártica Oriental, el Mar de Weddell y el mar de Bellingshausen.

¿Cómo fue el nado?

El nado fue muy duro. Recientemente tuve una operación en mi espalda y mi potencia no es lo que solía ser. Pero estas travesías me ayudan a mostrar al mundo lo valiosas que son estas últimas áreas salvajes de la Antártica. Además, tuve que recuperarme de hipotermia que sufrí durante la travesía, que tuvo una duración de 17 minutos y 30 segundos.

 Lewis Pugh

He hecho esto tantos años que la gente piensa “para él debe ser muy fácil”, pero cada vez es más difícil, ya cumplí 47 años.

Has logrado muchas metas en tu vida ¿Qué  porcentaje de tu motivación es personal y cuánto es más colectivo?

He hecho todos los “nados” que he querido en mi vida. El próximo 1º de mayo es el 30 aniversario de mi primer nado en aguas abiertas;  Pero esto va mucho más allá. No se trata simplemente de nadar, se trata de llevar un mensaje, si nadar es el vehículo para llevar este mensaje a las personas que les importa, lo seguiré haciendo. Algunos países no son muy activos con respecto a la Campaña 2020, que estamos presentando actualmente, como algunos en la Unión Europea, pero otros están muy interesados, como Chile y Argentina, así como Estados Unidos y Rusia. Todas mis metas son tanto personales como colectivas, no puedo separarlas.

¿Te gustaría ser reconocido como “el salvador de los océanos” en el futuro?

Mi objetivo es proteger las partes más vulnerables de la Antártica, los lugares donde hay una biodiversidad tan rica y casi desconocida. Estas áreas están cerca de Chile y Argentina y espero que dentro de 50 años la gente pueda decir que los chilenos y argentinos y todos quienes quisieron proteger este lugar lo lograron. Sé que ambos países (Chile y Argentina) han tenido sus diferencias, pero lo maravilloso de esta causa es la oportunidad de dejar estas diferencias atrás para trabajar juntos y luchar por un solo objetivo, porque es un tema que nos impacta a todos por igual.

Para mi es un tema de justicia, no trato ser un héroe. Hace poco nadé junto a pingüinos y focas y albatros, y no pude dejar de pensar que nadie tiene derecho a  destruir este ecosistema. Por eso creo que se trata de justicia entre nosotros y el reino animal. Si no los protegemos, nuestros hijos no los podrán conocer.

 Lewis Pugh

Creo que se trata de justicia entre nosotros y el reino animal. Si no los protegemos, nuestros hijos no los podrán conocer.

¿Cómo te preparas  antes de nadar?

No como ningún tipo de alimento que provenga de un ser marino porque después de todo lo que he visto, simplemente no puedo hacerlo. Además, es por un tema de salud. Muchos estudios han demostrado que la fauna marina, sobre todo en lugares como Chile, contienen toxinas que irán a tu cuerpo.

En cuanto a la rutina, debes poner tu mente en el lugar correcto. He hecho esto tantos años que la gente piensa “para él debe ser muy fácil”, pero cada vez es más difícil, ya cumplí 47 años. Lo importante es enfocarse en el “por qué” y  eso es lo que te hace fuerte y lo que te permite continuar. Llega un momento en que el agua se siente realmente helada, casi congelada, y todo tu cuerpo te grita “sal, sal ahora de ahí”. Y tu tienes que decir “no, esto es lo que debo hacer, este es el lugar donde debo estar”. Son esos momentos lo que realmente te definen en la vida. Eso es lo que me mantiene motivado.

 Lewis Pugh

Durante los próximos tres años queremos asegurar tres Áreas Marinas Protegidas adicionales en las áreas vulnerables de la Antártica Oriental, el Mar de Weddell y el mar de Bellingshausen.

¿Cuál es la reacción de  la gente ante tu causa?

Los periodistas me miran y preguntan “¿estás dispuesto a morir por la Antártica?”. Puede ser así, pero lo que importa es el mensaje. El mensaje es tan simple que un niño de ocho años puede entenderlo. Acá hay un hombre que puede nadar en el Ártico sin muchos problemas ¿Qué dice eso sobre el medio ambiente? Quiero abrir el debate sobre el futuro del reino animal. Para mi esto se trata de un derecho humano, el derecho a proteger estos lugares.

Lo bueno es que en algunas partes, como Rusia y Sudáfrica, no es tema el que un hombre nade en aguas congeladas. Para ellos es más importante el mensaje que quiero transmitir por sobre el hecho en sí. Se trata del sacrificio que hay detrás y por qué se hace este sacrificio.

Para poder llegar a la gente hay que sobrepasar ideas políticas o los gobiernos de turno de manera que el mensaje llegue puro al corazón de todos. Es la única forma en que  podrán entenderlo.

¿Qué significa para ti la campaña Antártica 2020?

Se trata de algo mucho más que salvar un lugar de la Tierra, es una forma de retribuirle al planeta por lo que me ha entregado, además de dejar un espacio a nuestros hijos para que puedan conocerlo y disfrutarlo.

Siento que esto tiene el potencial de hacer que vivamos en paz. Este es un momento en que vivimos en una tensa calma, pero aún así Rusia y Estados Unidos pueden ponerse de acuerdo para proteger la Antártica. Este es un lugar donde te sientes en paz y al mismo tiempo agradecido por vivir. Estás ahí donde no hay nada y repentinamente aparece una ballena o pingüinos y te das cuenta que no eres fuerte, pues el entorno y las condiciones son más fuertes. Entonces simplemente debes contemplar y agradecer.

 Lewis Pugh

No importa lo que sienta mi cuerpo, mi corazón seguirá trabajando para que los océanos estén protegidos.

¿Qué viene después de  esta campaña?

Vendrá otra campaña, es así de simple. No importa lo que sienta mi cuerpo, mi corazón seguirá trabajando para que los océanos estén protegidos. Este es un trabajo de nunca acabar y lo seguiré haciendo hasta el resto de mis días. Se trata del corazón del mundo, el planeta está compuesto en su mayoría por agua y no podemos dejar que este corazón desaparezca.

Conoce más y participa en la campaña:

http://lewispugh.com/

 

Entrevista: Duilio de Lapeyra

40 años/ Ultra maratonista/Santiago, Chile

Luego del trágico accidente que sufrió mientras corría una maratón para Teletón 2012 donde un grupo de corredores fue atropellado por un hombre en estado de ebriedad, a Duilio de Lapeyra lo dieron por muerto, casi le amputan las piernas y le dijeron que no volvería a pararse. Hoy camina y ya se prepara para su próxima maratón. En el 4° aniversario de su accidente, nos cuenta su historia, sobre cómo el deporte y la mentalidad deportiva hicieron posible su recuperación y entregan habilidades para distintos ámbitos de la vida.

Entrevista: Sofía Rojas / Fotos: Cortesía Duilio de Lapeyra

Duilio de Lapeyra

¿Cómo la mentalidad deportiva, el ser maratonista, ayudó en tu recuperación?

El deporte para mí reúne todas las habilidades que se necesitan para salir adelante después de un accidente. Cuando el doctor descubrió que me iba a poder poner de pie me dijo: “Duilio en esto vas a pasar un largo tiempo”. Yo estaba lleno de titanio y le dije: “Pucha doctor, ¿cuántos meses?” Y me miró con una cara… Y yo le dije: “¿Un año?”. Y me dijo: “No Duilio, 5 a 10 años”. Le dije: “¡Pero si ni siquiera sé si voy a vivir los próximos 5 a 10 años, es mucho tiempo!”. Y el médico me dijo: “Duilio la recuperación es muy lenta, primero no sabemos de qué forma vas a caminar, olvídate de correr, muletas quizás toda tu vida, estamos trabajando para que salgas de la silla de ruedas, y esto es un proceso súper lento, tú que corres maratones, esto es una maratón”.

Esa conversación me quedó súper grabada. El deporte tiene todo lo que necesitas para rehabilitarte. Si empiezas a correr una maratón y dices, “voy a correr 42K o un ultramaratón”, te planteas un objetivo en el cual tienes que recorrer un camino súper largo. No es solamente decir “quiero ir a Francia a correr el Mont Blanc”. Tienes que entrenar y tienes que contar con factores externos como económicos, salud, familia, combinarlos todos y más encima entrenar. Y eso te hace una persona planificada y metódica para conseguir un objetivo que no sabes de qué forma lo vas a lograr. Esto era lo mismo. Rehabilitarme era un objetivo que no sabía cómo iba a suceder, y en qué grado, pero sí sabía que era lento y que tenía que trabajar todos los días para lograrlo. En el corto plazo no ves avance pero miras para atrás y vas viendo cómo has avanzando. Tener esa paciencia, para mí ha sido clave para la rehabilitación. Porque el plazo es muy largo, es muy lento, no de resultados concretos. Te dan ganas de abandonar o decir simplemente “sabes qué, yo no sirvo para esto, yo no me puedo recuperar, no tengo estas posibilidades”.

Es como correr un ultramaratón, tú dices “no lo voy poder correr, esto es imposible para mí”, pero antes de decir eso tienes que entrenar. Y antes de decir: “no voy a volver a caminar”, tienes que trabajar para rehabilitarte. Porque no te rehabilitas por la gracia de Dios, ni de un día para otro. Tienes que alimentarte bien, entrenar, rehabilitarte mental y físicamente y todos esos factores relacionarlos para poder salir adelante, y lo más clave: la paciencia.

¿En tu consultora Inspira 360° realizas varias charlas para empresas sobre liderazgo y trabajo en equipo, ¿Cómo el deporte al aire libre mejora un ambiente de trabajo?

Hoy día en el trabajo que realizo con las empresas, con los colegios, a los lugares donde voy, en charlas, en talleres, en actividades al aire libre, reúno los mismos principios, las mismas habilidades que se necesitan en el deporte:

1) Tienes que trabajar en equipo, pero la meta la cruzas solo, en mi caso, con mi señora, mis hijos y toda la gente que hace posible poder entrenar para conseguir ese objetivo.

2) Full liderazgo, principalmente el autoliderazgo porque tienes que ser capaz de decir “voy a seguir este entrenamiento” y seguirlo en serio, no abandonar. De repente flaqueas, y hay momentos en que no lo puedes cumplir, pero tienes que volver al día siguiente y decir “lo voy a hacer”. Vencerse a uno mismo es lejos lo más difícil, tú puedes vencer a una persona con la cuál estás compitiendo, pero ser capaz de vencerse a sí mismo, romper tus paradigmas, tus miedos, decir algo como “me voy a levantar a las 5 de la mañana todos los días para entrenar”, pucha que es difícil, suena el despertador, lo apagas, abandonas y piensas ”estoy muy cansado, he tenido mucha pega, mucho estrés, mi cuerpo no reacciona” y  buscas excusas externas para no hacerlo.

El autoliderazgo y el trabajo en equipo generan el clima, el desarrollo del objetivo, el buscar plantearse el objetivo y buscar esos resultados, que lo encuentro todo en el deporte, lo llevo a mi trabajo, a las actividades que realizo, donde a la gente le muestro todas las dificultades que yo aprendí en el camino lo vuelco en estas habilidades blandas que necesitan las organizaciones. Y el deporte pasa a ser una línea base para todo lo que hago, no hay ninguna actividad que yo haga que no tenga que ver con el deporte. Creo que no he inventado nada, lo único que he hecho es tomar lo que está y combinarlo con un trabajo que se requiere en las organizaciones. El deporte que se hace al aire libre no solamente te trae beneficios físicos, sino que también beneficios profesionales y como persona, eso siempre lo vi en las pegas. Los grandes ejecutivos que entregaban grandes resultados y todos aquellos que hacían deporte se destacaban en las empresas. Resilientes, perseverantes, pacientes, muy trabajadores, sacando la mejor versión de si mismos, dando el máximo y eso entrega un resultado distinto. Es entregar todo lo bueno del deporte en el trabajo. Hoy día combinar esto es lo mejor para mí.

Duilio de Lapeyra

¿Cómo superabas los momentos adversos en tu recuperación y en tus entrenamientos?

Lo que te voy a contar, lo aplico en mis actividades y en mi trabajo. ¿Ganas de abandonar? Todos los días. ¿No sentirte la persona capaz o la persona llamada a tener esas habilidades? Todos los días. Creo que la única diferencia entre la persona que persiste, persevera y la que sigue adelante, es que esa persona decidió hacerlo y nada más. Cuando ves campeones deportivos o grandes empresarios, la única diferencia entre ellos y tú es que ellos tienen una visión que es tan poderosa que los hace seguir avanzando. Pero no tienen más habilidades. Las grandes personalidades tienen convicción. La presidenta de Chile, el de Estados Unidos, ellos están ahí por eso. Y eso para mí, es la visión. La visión es lo que me ha permitido no abandanoar el deporte y la rehabilitación. Hoy día mi visión no es correr, caminar, o salir adelante ya que después de un tiempo te empiezas a dar cuenta de que hay gente que sufrió con tu accidente y que tú avance les produce alegría. Mis tres hijos y mi mujer sufrieron mucho con este accidente, a mí me dieron por muerto y a ellos les produce una tremenda alegría ver que me estoy rehabilitando, que estoy saliendo adelante, les ayuda en la seguridad. Los accidentes traen mucho daño colateral económico, social, laboral, profesional. El hecho de saber que tengo que responderle a mi familia, que lo hago por amor, esa es la visión clave para avanzar, yo no me puedo dar el lujo de bajar los brazos y abandonar. Siempre hay momentos complejos, pero sigo, nada más. Sigo y sigo avanzando y eso se puede ver como voluntad, perseverancia, eso para mí es la visión.

Superaste todos los pronósticos médicos, ¿Cómo estás físicamente hoy?

Hoy debería de estar aún caminando con muletas. Voy a cumplir 4 años desde que ocurrió mi accidente y según mis médico estoy con una rehabilitación equivalente a 7-8 años. En lo técnico tengo una descompensación muscular en la pierna izquierda, primero fue una atrofia de un 100%. Hoy cojeo por estar descompensado muscularmente, una pierna es el 60% de la otra en musculatura, y eso hace que al caminar me falte músculo para poder avanzar. La consolidación de los huesos, en la cadera izquierda no está aún en el 100%. La consolidación se iba lograr alcanzándose a grados totales después de 5 años, y a los 4 años estoy en un muy buen nivel. El primer mes de clínica me querían amputar porque mis piernas no respondían, el tejido se necrotiza y hay que amputarlo. Después las piernas no tenían sensibilidad. Las empecé a mover, me hicieron una nueva cirugía y este proceso que es súper lento. Hoy día ya puedo meter carga, ya puedo empezar a trotar, a subir al cerro, con cuidado sí, si meto mucha carga, la voy a romper, me puedo lesionar por estrés. Así que debo ser sumamente cuidadoso con la musculatura, en la alimentación, en el deporte y en la carga que coloco. Y esa es la parte más difícil. (…)

En el futuro podría sacarme algunas prótesis de titanio de las piernas, especialmente de la pierna derecha, pero eso ya más adelante. Esto es una teleserie que durará 10 años, pero hoy día ya puedo caminar sin bastón, ando medianamente bien, me muevo para todos los lados, conduzco mi vehículo, viajo y hago una vida independiente.

Te vimos participar en la Maratón de Santiago y en otras carreras, ¿qué planes deportivos tienes?

Tengo una meta bien clara: el 2017 voy a ir a buscar los puntos necesarios para volver al Mont Blanc el 2018 con una distancia menor a la que realicé antes del accidente. Ahora estoy viviendo la pre-temporada como en el fútbol. El 2017 voy a correr el The North Face Endurance Challenge América que se hace por distintos países de América. Hoy cuento con el apoyo de The North Face, así que ha sido maravilloso. Ellos me dan todos los implementos técnicos y me apoyan con todo lo que necesito para correr el Endurance del próximo año. Voy a a participar en otras carreras locales acá en Chile, con distancias  que van a ir de menos a más, para poder ir acostumbrándome a estos recorridos, además de pasada voy a obtener los puntos para postular nuevamente al Mont Blanc y el 2018 ir a esta carrera. Ese es desafío, todavía me quedan casi 2 años, en cuanto a realización de carreras y búsqueda de puntos. Quiero desarrollarme como speaker en los países que voy a hacer las carreras, primero como speaker por The North Face. Hoy día llevar el deporte, el autoliderazgo y la motivación a otros lados, es algo transversal que se puede realizar en cualquier parte y creo que es el mejor aporte que puedo hacer, es un 360° maravilloso.

Entrevista a Pablo Valenzuela, Fotógrafo.

Pablo Valenzuela es un fotógrafo que se ha dedicado a retratar los paisajes de Chile en imágenes. Con una carrera de más de 20 años ha publicado variados libros de fotos evocando la naturaleza de nuestro país bajo mirada profunda y única y con estilo minimalista. En esta entrevista nos expresa su atracción por la geografía chilena, de su trayectoria y las razones detrás de su estilo fotográfico.

Continue reading

Entrevista a René Araneda

A pocos meses de estrenarse el primer documental de fauna salvaje de Chile, Wild Chile, su director René Araneda, nos cuenta cómo ha sido esta ardua y extensa época de rodaje por todo Chile, en un trabajo que emprendió junto al 4 veces ganador del Emmy Christian Muñoz Donoso. El trabajo del multidisciplinario equipo, donde había cerca de 8 personas en cada locación, requiere la grabación de animales y su preocupación por la protección de la naturaleza que estamos descuidando en Chile y que este documental busca despertar. Una mirada sobre la vida nativa chilena que veremos en marzo 2017 por Chilevisión.

Entrevista: Sofía Rojas
Foto retrato: Christian Muñoz Salas

 Cuéntanos tu experiencia recorriendo Chile de norte a sur y tus impresiones de su naturaleza
La gente asocia Chile como un país de paisajes maravillosos y contrastantes, muchos lugares realmente asombrosos y por cierto, salvajes y aislados del resto del mundo. Si bien esto es cierto, pasan 2 cosas. Lo primero es que en estos lugares existen formas de vida alucinantes. Muchas especies únicas se dan en ciertos ecosistemas, por eso Chile posee mucho endemismo, especies que solo se dan aquí, en lugares específicos por razones puntuales. Además de otros animales que pueden encontrarse en otros lugares, pero el hecho de verlos aquí, en estos paisajes, lo hace especial también. Lo segundo, la influencia del hombre lamentablemente se ve igual aun en los lugares mas salvajes y aislados, y de distintas maneras. La basura, tanto en la tierra como en el mar, las especies invasoras introducidas en todo el país por nosotros mismos, la deforestación por múltiples factores, las malas practicas de visitantes en áreas silvestres protegidas, la sobre explotación de recursos naturales, etc. La lista es enorme. Creo que hemos visto con nuestros ojos y hemos logrado grabar un país que tiene todo para ser llamado paraíso, pero lamentablemente también hemos visto la otra cara, esa que tiene cosas que nos dan vergüenza. La naturaleza es resistente y da la pelea, pero llega un punto en que ya no puede mas. Estamos a tiempo, pero no tenemos mucho más margen para “tomar el toro por las astas” en las problemáticas medioambientales que afectan a nuestro país. Claramente estamos pensando en el hoy y no en el mañana.

¿Qué tan arduas han sido las grabaciones de animales?
Uf. Son jornadas largas. Con frío, calor, cansancio. Nos despertamos temprano, llegamos tarde a descansar. Hay que asumir que para buscar, ver y grabar animales en estado salvaje, hay que tener mucha paciencia y muchos tiempos de espera. Incluso a veces, días. Los animales son impredecibles, y por eso tratamos de predecir lo impredecible en base a conocimiento y experiencia. Finalmente dependemos de las voluntades de los animales para grabarlos. Ellos hacen lo que ellos estimen conveniente. Siempre. Nos sirva o no nos sirva. También hay que considerar que somos un equipo, y en el equipo por muy amigos que seamos, después de 5 meses juntos en estas condiciones también hay cierto agotamiento mental. Por lo tanto, además hay que ser tolerantes entre nosotros. Eso sí, tratamos siempre de mantener el humor y la moral alta. Y la verdad es que cuando logramos ver animales como nos gusta, es una inyección anímica inmediata y demasiado importante.
Peligros, la verdad nada. Es la típica pregunta que nos hacen nuestros amigos y familiares. Siempre intentamos minimizar los riesgos, tanto por factores climáticos, logísticas, animales, etc. No corremos riesgos, ninguna imagen es mas importante que nuestras vidas. Y tampoco hacemos el clásico “show” televisivo del riesgo para generar audiencia. Diría que lo mas peligroso es cuando nos subimos a un auto, navegamos o nos subimos a un avión. O comer mucho pan amasado. Pero nada relacionado con animales.

YT2A0061

Haciendo registro de una colonia de flamencos en Salar de Puxa. Foto de Moris Muñoz

¿Alguna anécdota de grabación de animales? Comentaste alguna vez que tuvieron que estar días escondidos para filmar pumas.
Si, hemos esperado días por pumas dentro de un escondite, hemos esperado por cóndores, por huillines, por picaflores y ballenas de distintas especies. Hay muchas anécdotas. Pero creo que la mejor forma de resumir todas esas anécdotas, es que las cosas a veces pasan cuando uno no lo espera. Cuando el animal aparece justo a punto de que nos rindamos en la ultima luz del día, o cuando aparecen el ultimo día de rodaje, o incluso cuando aparecen en momentos que no los estamos buscando. O también cuando los animales estaban ahí mismo, y no nos dimos cuenta hasta mucho después. Todas esas historias tratamos de mostrarlas tal cual nos suceden. La búsqueda a veces es tanto o más entretenida que encontrar lo que queremos. De hecho, grabar chungungos, tortugas marinas y ballenas Fin con nuestro cinematógrafo submarino, Mauricio Handler, fue todo un desafío… pero dejemos eso para que lo vean en el programa.

¿Cómo respetan el entorno, el hábitat de los animales y el medio ambiente a la hora de grabar?
Cada animal requiere una estrategia diferente para poder verlos. Y no solo cada especie animal, sino también cada individuo es diferente, algunos más tolerantes que otros. Como tratamos de grabar la conducta natural, sin intervención, lo principal es cumplir eso. Nada de intervención. Es decir, estar en silencio, a distancias prudentes, sin alimentar a los animales ni atraerlos con nada que pueda venir de nosotros. De hecho ni siquiera grabamos de noche, porque no usamos focos. Cuidar cada detalle, desde el color de ropa hasta incluso los equipos que usamos o no usamos para grabar ciertas especies. Esas cosas las discutimos siempre en el equipo y tratamos de evaluar todas las posibilidades. Se nota en una filmación cuando un animal está asustado, estresado o con una conducta anormal. Además, con muchos animales es casi imposible que no nos detecten, sin embargo, hay distancias donde los animales se sienten seguros conociendo nuestra posición, otra distancia donde se sienten inquietos y una distancia donde escapan o atacan.  Un buen ejemplo de cuidar los detalles es el uso del dron. Usamos drone para grabar paisajes generalmente. Rara vez para grabar fauna, ya que la mayoría de los animales se perturban. No puedes volar encima de una colonia de flamencos o aves en general, eso seria un crimen. Hay animales que jamás hay que volar por encima y hay otros que no es problema, dependiendo de la distancia.

¿Sientes que en Chile hay una necesidad de dar a conocer estos contenidos? ¿Cómo evalúas el nivel de información conocimiento e interés que hay en Chile?
Absolutamente necesario. Por un lado, estos contenidos generan conciencia, entender que existen todas estas increíbles formas de vida, animales extraordinarios con habilidades y características asombrosas viviendo aquí mismo en frente nuestro, cerca nuestro. Eso genera cariño, respeto y admiración por estos bicharracos, y ahí ya estamos hablando de un principio de conservación. Esa conservación en la cabeza de un niño, que desde chico ya sabrá que existen ciertos animales que potencialmente va a querer cuidar y proteger, y probablemente será un niño mucho más consciente con su entorno natural en el día a día. Eso hay que aprovecharlo, a todos los niños les gustan los animales, es casi instintivo, así que hay que alimentar ese gusto y fomentar la curiosidad por saber mas de ellos. Asombrarlos con historias y bonitas imágenes.Por supuesto que falta mas información accesible y abierta. No a nivel de investigación o tecnicismos, sino que todo eso pueda estar al alcance de la gente común y corriente. Para personas de todas las edades, de todas las regiones y de todas los estratos socioeconómicos. El punto es ese: aterrizar la información de una manera atractiva, llamativa, novedosa y accesible.

YT2A0033

En Huilo Huilo, buscando ranitas de Darwin. Foto de Christian Muñoz Salas

¿Qué objetivos personales tienen con el proyecto?
Creo que el denominador común de todo el equipo es súper simple. Nos gusta lo que hacemos. Es un sueño poder trabajar buscando y observando fauna en su entorno natural y es aún mejor cuando ponemos nuestras formaciones profesionales a disposición de esto. Todos en el equipo somos súper diferentes, pero parecemos niños cuando vemos animales. Nos emocionamos, nos quedamos pegados mirando las cosas mas pequeñas, y simplemente no nos dejamos de asombrar y aprender. Es un constante aprendizaje. Revisando el material cada día ya nos quedamos pegados al monitor. Y esto queremos transmitirlo, mas allá del programa, a nuestro entorno, a nuestros amigos, a nuestros sobrinos, hijos, familia, pololas. Nos pasa a todos que una vez en la ciudad, siempre terminamos contando las historias de animales, porque la gente nos pregunta muchísimo. Queramos o no, somos embajadores de la naturaleza que vemos y a veces sin darnos cuenta estamos transmitiendo estos conceptos a todos aquellos que quizá no han tenido la suerte de ver estas cosas. Esto motiva a otros y es positivamente contagioso.

 ¿Cómo crees que el público chileno a reaccionar con este documental?
Quiero creer que el publico chileno, mas allá de los números o el rating, reaccionara con asombro sobre lo increíble del mundo natural que tiene afuera de su ventana. Quiero que niños reaccionen con cariño hacia una ballena cuando puedan ver la majestuosidad de su tamaño y elegancia, y quiero que jóvenes deseen dedicarse a estudiar y trabajar desde cualquier profesión, con la naturaleza y para la naturaleza. Educadores, biólogos, abogados, activistas, da lo mismo la profesión, simplemente gente que quiera ayudar desde su mundo a hacer un país más conectado con nuestro entorno natural. Que el publico quede con una sensación de “¿que puedo hacer yo?” . Que sepan también que no hay que viajar a África para ver historias animales alucinantes. Que digan asombrados “¿y ese animal vive aquí mismo en mi país?”

¿Tienes otros proyectos con Nedo? ¿Algún plan, novedad luego de Wild Chile?
La verdad es que Nedo es solo una formalidad para los contratos. Trabajamos en equipo y hacemos coproducciones entre Equilibrio Films en Estados Unidos de Christian Muñoz y Nedo aquí en Chile. Y sí, siempre tenemos ideas nuevas. Este octubre tenemos un Festival de Contenidos de Historia Natural en Inglaterra, y ahí definiremos varias cosas que vienen. A nivel internacional aún hay más Wild Expectations, pero con algunas novedades, y estamos muy cerca de cerrar un par de cosas grandes también internacionalmente. Con Wild Chile también lanzaremos un libro con fotografías, ilustraciones, incluso sonidos de lo que ha sido todo este viaje. Además de nuestros trabajos independientes con producciones extranjeras donde todo el equipo cumple funciones que van desde dirección de fotografía a producción. En esta industria se requiere paciencia, al igual que cuando uno espera por horas y días a los animales.

Cuéntanos qué estás haciendo en Torres del Paine. ¿Qué buscan filmar por ahí, y cómo ha resultado?
Es una de nuestras ultimas locaciones del rodaje que estamos haciendo hace ya casi 5 meses, recorriendo todo Chile, de Arica a tierra del fuego, grabando fauna, para “Wild Chile”.
En Torres del Paine específicamente, tenemos una lista de animales que queremos grabar sí o sí. Sin embargo, en todos lados terminamos viendo cosas que no nos esperamos. Llevamos poquitos días aquí, por ahora va todo súper bien, pero lo mejor siempre esta por venir.

En qué etapa están de la serie Wild Chile, ¿últimas grabaciones? ¿qué se viene antes de estrenar?
Todavía estamos en el rodaje. Queda poco eso sí. Terminamos en Torres del Paine y luego nos quedan algunas cosas pequeñas más adelante. Toma tiempo cubrir Chile y grabar su fauna. Con el clima, locaciones aisladas, vuelos, navegaciones, caminatas, la logística no es simple.
El estreno está programado por CHV para marzo del 2017, y por ahora se nos viene ya el proceso de post producción. Esto toma tiempo, porque tiene un tratamiento cinematográfico más que televisivo. Grabamos en formato de Cine digital y hay que tratar el montaje, la corrección de color, post de sonido, gráficas, etc. Y por si fuera poco, la composición de la banda sonora original. Incluyendo canciones cantadas por algunos de nuestro equipo. Es un trabajo largo, pero muy entretenido.

WILD CHILE -Trailer oficial 4K from NedoEquilibrio on Vimeo.

Entrevista a Karl Egloff

Hace un tiempo entrevistamos a este montañista, que no solo ha alcanzado las cumbres más exigentes como el Cráter Cotopaxi, el Kilimanjaro, el Aconcagua sino que en sus ascensiones ha roto todos los records de tiempo. Ahora justo antes su segunda visita a la carrera Andes Infernal en enero, poco antes de irse a su Luna de Miel, Karl nos contó de su historia, su amor por Los Andes y sus próximos proyectos

Has rompido varios records: Cráter Cotopaxi, tres records mundiales en categoría de ascenso de velocidad en el Kilimanjaro. ¿Cuál ha sido el plan de entrenamiento más rudo que has tenido para lograr estos records?
 Lo más duro creo que fue el año anterior, después de regresar de Andes Infernal 2015 para irme al Aconcagua. Hice un mes de muchísima altura donde perdí peso, tenía problemas estomacales, dormía a 5.000 o 6.000 metros de altura en carpas, y llegaba a momentos en que uno quería tirar la toalla. Decía “¿Por qué hago esto?” Pero al rato que uno rompe el record dice “Bueno, ya está” Todo de pronto tiene sentido, tiene su recompensa, como en todo deporte, creo yo. Pero lo hermoso de este deporte, que he practicado mucho, es que Amo este deporte. Prácticamente yo siempre fui de este deporte pero tardó en venir a Sudamérica y en este trayecto hasta que viniera a Sudamérica necesitaba esa madurez y llegó en el momento ideal de mi vida. Ahora sin duda, hay mucho por hacer, mucho por mejorar y mucho por especializarse. Y estoy ansioso por estos años que se vienen.

 ¿Qué te motiva del  Mammut Andes Infernal? Esta carrera está generando ruido, entre montañistas de renombre como Sebastian Chaigneau, Kilian Jornet y Ueli Steck?¿Qué piensas de los Andes como un lugar para romper marcas?
Siendo ecuatoriano Los Andes son mi patio de entrenamiento. Prácticamente son nuestras montañas. Sea del país que sea somos hermanos todos en Sudamérica. Hace un año atrás tuve la oportunidad que Marcelo (Rojas, organizador de la carrera Andes Infernal) me invitara a esta carrera. Yo vine a conocer y me llevé una experiencia maravillosa. Sin duda correr las carreras altas son mi prioridad, son mi especialización, a eso me dedico. Cada corredor tiene sus especializaciones o disciplinas que les va mejor y sin duda a mi todas las carreras que vayan en altura son parte de mi planificación para el año, ya que me dedico a intentar romper récords o marcas. Entonces se me viene perfecto. A inicios de año se me viene perfecto porque es parte de una pre temporada y porque estar aquí con gente tan maravillosa como los chilenos. Me encanta. Me encanta estar aquí, he estado unas 10 veces en Santiago pero a esta carrera es segundo año consecutivo y espero que pueda seguir viniendo e intentando siempre romper records. (NdE: Esta entrevista se hizo poco antes de que Karl marcara el record en el Andes Infernal)


¿Cuáles son las máximas del libro Correr o Morir de Kilian Jornet que te inspiran en tus ascensiones?
 Frases como tales, tal vez no las tengo tan marcadas, pero algo que me marcó fue que el escribía que cuando llegaba a una barrera, esa barrera le tumbaba. Que el subestimaba algunas cosas o que algunas cosas se las tomaba con mucho respeto. Entonces yo todas esas cosas iba anotando, iba apuntando y decía “aquí sufrió, aquí tengo que hacerlo mejor, aquí le fue increíble, aquí tengo que tratar de no perder tiempo”. Y fue realmente mi nota, mi apunte de su experiencia. Porque no es un deporte como el fútbol que sabes que el minuto 33 te cambian al jugador o algo así. Este es un deporte muy virgen y eso me motiva mucho porque hay mucho por recorrer y mucho por hacer.
Se le tiene mucho respeto.  Yo igual. Tengo mucho respecto. La gente dice “Karl, El Plomo lo vas hacer corriendo” Y digo “Sí, pero primero tengo que llegar allá, primero tengo que sobrepasar mis propios límites y después hablaré de un record”. Pero para la gente es importante el record, como que se vende la carrera, no? Pero hay que tomárselo con mucho respeto, el clima influye mucho, mi estado físico ese día, también considerando que vengo de la altura, bajo a Santiago, ya es un cambio hormonal y volver a la altura en seguida es… hay que darle un tiempo al cuerpo y ver qué pasa.

 Tienes como proyecto el ser el primer latinoamericano en cruzar la Antártica; ¿sigue en pie ese objetivo?
 Sin duda el proyecto inicial son los 7 Summits in Speed Climbing que sería la cumbre más alta de cada continente en velocidad y luego o entre este proyecto la idea es que atravesar la Antártica con tres compañeros más. Un equipo de 4. El objetivo primordial es poder financiar esto. Entonces esa es la razón por la que lo he aplazado porque sin duda es un proyecto muy costoso y se requiere de tiempo y preparación.  A qué me refiero con esto? A pesar de que sea rápido y sea veloz, eso implica un cambio en entrenamiento porque tengo que tolerar temperaturas extremas. Tengo que tolerar cargar mucho peso y tendría que sacrificar medio año de mi vida para eso. Porque no solamente lo quiero cruzar, lo quiero cruzar más rápido que cualquier otro, entonces eso hace que sería obviamente un challenge grande. Ahora, tengo tres compañeros míos entre ellos Nicolás Miranda, que son hermanos de sangre, así le decimos nosotros, con los que hago todas mis locuras, mi seguridad y mis amigos y con ellos estamos simplemente esperando el momento ideal para hacer esto.
Sin duda el más grande para este año es seguir con el proyecto 7 Summits, el año anterior fue el Aconcagua, el antepasado el Kilimanjaro y este año estoy lanzando todas mis cartas al Everest que es la montaña más alta de Europa, que está en Cáucaso, en Rusia. Y posterior a esta, las 4 que me faltan para culminar las 7, son muy costosas. Entonces estoy viendo en qué orden ir. Por ahí algunos atletas dirían por dificultad y en mi caso en netamente económico porque hay unas que son impagables, el Everest es impagable, tengo que ir con equipo de rescate con todo y eso tengo que aplazarlo. Pero estoy súper motivado que las cosas se están abriendo y el Andes Infernal fue una de las razones porqué las cosas se fueron abriendo. La prensa y los medios que me cubrieron el año pasado me dieron a conocer en Europa. La gente no me conocía después del record del Kilimanjaro,  más bien fue una puerta que luego del Andes Infernal la gente se echó ojo y se me abrieron las puertas.

¿Qué te gusta de su trabajo como guía?
Me encanta enseñar, me encanta ver a otras personas llegar a su límite, a llegar a conquistar una montaña pero el tiempo me limita mucho ahora a vivir de esto. Lo que hago yo muchas veces que voy a la montaña por mi cuenta, ya no guiando. Pero sigo haciéndolo, en temporada alta de noviembre a febrero que en Ecuador estamos en temporada alta, sí tengo lapsos semanales que estoy más en la montaña que en mi casa. Pero ya no era como antes que vivía de eso. Ser guía es algo que me llama muchísimo la atención y para hacer este deporte necesitas muchas horas en la montaña y si es que no estoy yo en la montaña guiando tengo que compensarlo entrenando y muchas veces no me da el tiempo ni la economía entonces digo perfecto, voy a guiar y uso eso como entrenamiento.

 

statusuio4

Foto Gentileza de Statusuio.com

¿De qué manera sientes que la montaña cambia la manera de ver la vida, de qué manera sientes que la montaña te enseña?
La montaña para mi ha sido una universidad, ¿por qué? Porque no es una etapa nueva de mi vida. Yo toda la vida he sido montañista, desde que tengo un año y medio mi padre me llevaba en la mochila. Y me llevaba a los glaciares, y a los 7 años ya iba con él a las caminatas largas, a los 15 ya empecé a guiar con él. A los 20 ya era un hombre hecho y derecho llevando expediciones, gente y ya a mis 34 años de edad prácticamente podría decir que he vivido de esto toda mi vida. Ahora qué me ha enseñado la montaña? Mucha humidad. Por qué? Porque la montaña dentro de todo te enseña a valorar las cosas simples de la vida. Por ejemplo, un ejemplo muy fácil, tu estás 2 o 3 días en la montaña y lo único que quieres es un plato caliente de comer o quieres una pared que no se caiga con el viento. O quieres una camita caliente en donde no tengas que estar temblando de frío. Y son cosas básicas que te enseña la vida, muchas veces cuando uno empieza a correr y se te abren las puertas y te vas a Europa y de pronto con tanta alfombra roja pierdes el norte y para mi, la montaña es volver al centro. Volver donde yo soy. Espero algún día poderme morir en la montaña, de una manera por vejez no por accidente. Pero poder ir toda mi vida a la montaña porque es un lugar energético total para mí.

 ¿Sigues andando en bicicleta? ¿Sigue la motivación? ¿La usas más como entrenamiento?
La bicicleta me dio 8 años gloriosos de mi vida, que me abrió las puertas, luego de que con el futbol se complicaron por lesiones, el ciclismo me abrió ese mito de salir al extranjero, de representar a mi país y de oír el himno, de ponerme el uniforme, de todo lo que soñé con el futbol, lo recompensé con el ciclismo. Por eso no soy ingrato y no le doy la espalda en este momento. Sigo compitiendo, sigo entrenando de vez en cuando en el ciclismo, pero ya no es mi prioridad. Yo de acá a 5 años me veo viendo a la bicicleta como algo recreativo. El 2015, sí tuve 3 carreras importantes, y este año pienso volverlas a defender. Tengo la suerte de haber ganado en Ecuador, entonces tengo mucha gente que me sigue por el ciclismo y no por el Speed. Entonces a ellos tampoco le doy las espaldas porque es bonito el cariño, el que la gente en la calle te diga “Mira Karl, ¿cuando corremos?” “¿Has dejado el ciclismo?” Y no es así, simplemente hay otras prioridades ahora y estoy en una edad clave para poder culminar con mi proyecto (de montaña).

¿Cómo vive en ti tu herencia andina y alpina?
Esta es una pregunta muy buena. ¿Por qué? Porque tengo un padre suizo que me mostró el tradicionalismo de él dentro de los Andes. Entonces ya es una mezcla entre “flamingo y cabra” y a la vez, yo físicamente no parezco ecuatoriano parezco más suizo pero siempre me he identificado con los Andes. Son mis montañas, las conozco muy bien. Porque me crié ahí, crecí ahí. Ahora de vez en cuando tengo la suerte de viajar a Europa, de escalar los Alpes o a intentar records como tuve la suerte de hacerlo ahora con Kilimanjaro. He podido conocer los Alpes que yo veía por libros. No es que yo haya crecido el los Alpes o haya tenido esa doble generación de ir en invierno allá y en verano en Ecuador. No, para mi Los Alpes eran lejanos, era una cultura muy muy lejana que mi padre la representaba en Ecuador, pero yo netamente fuera del aspecto físico soy 100% ecuatoriano. Veo las montañas, Los Andes, y siento que son 100% nuestras, conozco las rutas, me identifico con ellas.

Entrevista a Raffaele Di Biase

Raffaele Di Biase es un experto en aves y fundador de Birds Chile donde se desempeña como guía naturalista. Además desarrolla proyectos de conservación y educativos en las comunidades locales de la Región de Los Lagos. En esta entrevista reflexiona sobre nuestro patrimonio natural y da luces sobre cómo desarrollar un verdadero turismo sustentable.

¿Cómo nació este amor por las aves?

El amor por las aves comienza con el amor por la naturaleza en todas sus formas. Flora, fauna nativa y por supuesto las aves. Comenzó desde chico pero estar en contacto con la naturaleza se transformó luego en una necesidad personal, en un impulso y pasión. Soy una persona afortunada porque trabajo en lo que me apasiona y mis oficinas son los bosques, los humedales, la cordillera y el océano.

¿Qué lugar especial de Chile le recomendarías a un amante de las aves como tu?

Hay muchos lugares en Chile que merecen ser visitados. Si lo que te gusta son las aves, yo recomendaría visitar el humedal del río Lluta en la región de Arica y Parinacota por la diversidad de especies que ahí se pueden observar. Por otro lado, en los bosques templados del sur de Chile, en la Región de los Lagos y Tierra del Fuego podemos encontrar especies fantásticas como el Pingüino Rey y el Chorlo Magallánico. Pero la zona central también tiene lugares espectaculares como el Embalse el Yeso y el Parque Nacional La Campana.

¿Cómo evalúas la oferta turística sustentable la región de Los Lagos?

La oferta turística sustentable en nuestra región avanza pero quizás más lentamente de lo que se podría esperar. Lo que pasa es que el turismo sustentable se ha transformado más en un eslogan que en una realidad. La verdad es que mucha oferta “sustentable” en realidad no lo es, ya que falta el contacto real con las comunidades locales las cuales muchas veces quedan al margen de la actividad.

Estamos claramente mejor que hace 10 años pero aún debemos lidiar con políticas contradictorias que vienen desde los gobiernos centrales y locales. Tenemos aún una sustentabilidad a la chilena, o sea, a medias.

Las empresas deben ser actores activos para el desarrollo de las comunidades locales y para la conservación de nuestra biodiversidad. No hay otra alternativa. Lo positivo es que tenemos una ciudadanía cada vez más consciente y empoderada y eso será clave al momento de exigir un compromiso serio y total. Además los potenciales clientes de los mercados internacionales buscan cada vez más alternativas reales de turismo de naturaleza y valoran las empresas que están activamente involucradas en iniciativas de conservación y desarrollo humano.

colibri

Has viajado por todo el mundo, ¿en qué se diferencia y se destaca Chile en cuanto a biodiversidad e interés ciudadano en la vida silvestre?

Para mí el gran patrimonio de nuestro país es su naturaleza. Quizás en cuánto a biodiversidad si miramos sólo números no podemos competir con la riqueza de especies que tienen países como Brasil y Colombia, para ponernos en un contexto sudamericano. Pero nuestros escenarios naturales transforman la observación de vida silvestre en una experiencia de 360 grados.

En relación a las aves tenemos alrededor de 400 especies, repartidas desde el extremo norte al extremo sur, pasando por los territorios insulares donde destaca el Archipiélago de Juan Fernández y sus aves endémicas. Los diversos ecosistemas y la condición de “isla” geográfica de nuestro país hace que tengamos una biodiversidad, especialmente en lo que respecta a flora, única y sin duda interesante para los que buscan viajes enfocados en ese aspecto.

En cuanto a el interés y cuidado por parte de los ciudadanos, aquí hay una tarea pendiente. Y nuevamente creo que como empresarios de turismo de intereses especiales debemos ser actores activos en promover una política de educación ambiental y cívica que salvaguarde nuestros recursos naturales. Además debemos seguir luchando para que el turismo sea el recurso más potente en cuánto a conservación y una herramienta de desarrollo clave para las comunidades. Los pequeños empresarios debemos aportar con nuestro tiempo y nuestra experiencia a disposición de la comunidad, ayudar a estimular emprendimientos y a concretar ideas. Es un deber cómo ciudadanos que no podemos eludir. Las nuevas generaciones vienen ya con una conciencia distinta y el aporte que traerán para un futuro sostenible de nuestros recursos será clave. Los tiempos del crecimiento y uso de recursos sin límites ya se terminaron.

A nivel nacional, ¿crees que falta mayor conciencia de protección y cuidado de lugares de mayor biodiversidad?

Yo creo que cada vez se valoran más. La verdad que hay un grupo cada vez más grande de ciudadanos empoderados y preocupados por proteger, difundir y cuidar nuestro medio natural. En la región donde vivo somos muchos. Hemos desarrollo iniciativas que han sido exitosas como la eliminación de bolsas plásticas del comercio, limpieza de playas y clubes de observación de aves. Pero es un camino largo que debe ir acompañado de un trabajo educativo y de difusión importante. Los ciudadanos estamos haciendo la pega, ahora es el turno de las empresas e industrias que deberán cambiar sus sistemas productivos o desaparecer porque la presión ciudadana será cada vez mayor.

Cuéntanos del Humedal Laguna Las Ranas. ¿En qué consiste el proyecto de protección?

Nosotros queremos transformar ese humedal en un destino para la observación de avifauna, entregándole a la comuna de Llanquihue un hito turístico potente y único. En este momento es un lugar donde se acumulan escombros y desechos, lleno de perros sueltos y con una presión antrópica importante. Pero nosotros vamos con nuestros pasajeros extranjeros y nacionales en busca del Sietecolores, del Trile, del Run Run y de otras aves que habitan ecosistemas de humedales. Y ahí están, siguen ahí pese a que tienen todo en contra. Esa fuerza de la naturaleza nos inspira y nos da la energía para soñar en un humedal que rebose nuevamente de vida y que sea meta de visitantes amantes de la naturaleza que contribuyan a la economía local de las comunidades de Llanquihue y estimule emprendimientos alrededor del turismo de intereses especiales. Estamos recién en las primeras etapas pero tenemos la ayuda de una fundación y de soñadores con energía y creatividad cómo Tomás Garcés, quien lidera esta iniciativa.

¿Cómo evalúas la participación de las comunidades locales en el turismo?

Nos falta, y valga la redundancia, un activismo público y privado, a todo nivel. Yo soy un pequeño empresario pero también formo parte de la comunidad en la que estoy inserto y desarrollo mis actividades. El modelo extractivo ya no sirve. Las comunidades necesitan nuestro apoyo. Hay ejemplos hermosos de comunidades que quieren desarrollar un turismo verdaderamente sostenible como Curaco de Vélez en Chiloé con el apoyo de la ONG Conservación Marina, la comunidad de Puelo que lucha contra los poderes económicos que quieren destruir sus sueños de desarrollo, la incipiente lucha de la comunidad de Maullín, y hay muchos más ejemplos. Debemos ayudar con nuestra experiencia y conocimientos capacitando y entregando herramientas para que estas comunidades surjan. Una real participación de las comunidades se puede desarrollar sólo si la relación empresas – comunidades y autoridades – comunidades se lleva a cabo de manera horizontal y no vertical.

En cuánto a tu programa Conservation Through Traveling (CTT) de Birds Chile:

¿De qué manera se apoya comunidades y emprendimientos locales?

Nosotros no podemos aportar dineros porque nuestros recursos no lo permiten. Pero a cambio entregamos nuestro tiempo. Y lo hacemos de manera constante a través de actividades abiertas y gratuitas para compartir el conocimiento de nuestra avifauna, capacitaciones a pequeñas comunidades locales, cursos y talleres para desarrollo de emprendimientos locales y asesorías.

También tenemos una red de comunicación constante con los municipios y comunidades donde trabajamos y ellos saben que pueden contar con nuestro apoyo cuando sea necesario.

En los últimos dos años hemos capacitado jóvenes para ser guías de aves en comunas como Maullín. Hemos realizado más de 10 salidas de observación de aves gratuitas con escuelas y comunidad en general. Hemos liderados acciones como la campaña por la eliminación de bolsas plásticas en la comuna de Puerto Varas y bueno ahora estamos con el Humedal las Ranas y la organización de la Feria Sudamericana de Aves para el 2017. Queremos que ese evento sea la instancia para que los pequeños emprendedores de las comunidades con las que trabajamos puedan mostrar sus productos a los asistentes.