Category Archives: Mar

Primer Encuentro de Kayak de Mar de Chiloé

Entre el 8 y 11 de marzo se realizó el primer Encuentro de Kayak de Mar de Chiloé, organizado por el Club de Kayak Viento Sur de Chiloé, Chiloé Natural y Centro Náutico Chiloé. Durante 4 días, se juntó por primera vez en Chiloé una flota de 46 kayakistas que remaron por los canales del archipiélago entre palafitos, pequeños fiordos e islas. Disfrutando increíbles atardeceres acompañados por un asado de cordero o un curanto al hoyo al ritmo del acordeón y las clásicas canciones chilotas en el fogón.

Continue reading

Entrevista: Lewis Pugh, nadador y protector de los océanos

47 años / abogado marítimo, nadador y protector del océano / Inglaterra

Se codea con políticos como Putin, da charlas a grandes audiencias y nada en mares y océanos en las condiciones más adversas, todo con el fin de difundir un simple mensaje: nuestro planeta tiene que ser protegido. Para muchos un loco, para otros, el verdadero héroe del mar. En conversación con Outdoors cuenta de manera exclusiva sobre sus logros, motivaciones, el futuro y sobre el último nado que realizó recientemente en la Antártica, usando solo un traje de baño y una gorra.

Texto: Diego Duarte / Fotos: Kelvin Trautman

 Lewis Pugh

Durante veinte años he nadado en todos los océanos y he visto cómo han ido cambiando. Siento que es importante hacer algo para conservarlos lo más puros que se pueda.

¿Cuándo empezaste a nadar y en qué momento se convirtió en una causa?

Mi recuerdo más importante fue a los 17 años cuando tomé mi primera clase de natación profesional. Un mes más tarde nadé desde Robben Island, donde estuvo prisionero Nelson Mandela, hasta Ciudad del Cabo. Comencé a nadar por causas en 2003, en Chile, en la Isla Decepción al noroeste de la península Antártica en el estrecho de Bransfield. Durante veinte años he nadado en todos los océanos y he visto cómo han ido cambiando. Siento que es importante hacer algo para conservarlos lo más puros que se pueda.

Nadar en aguas abiertas me parece un tremendo desafío. Y una vez que estás ahí y puedes ver todas los animales y la flora, dices “wow”, te impresiona toda la vida que pasa ante tus ojos. Eso es lo que me llevó a decir “hay que hacer algo al respecto”. Amo estar en el agua me siento en casa.

¿De qué se trata la campaña Antártica 2020?

Nadé un kilómetro en el mar de Bellingshausen, enfrentando aguas bajo cero grados, con el fin de mostrar la necesidad de declarar nuevas áreas marinas protegidas en la Antártica. Durante los próximos tres años queremos asegurar tres Áreas Marinas Protegidas adicionales en las áreas vulnerables de la Antártica Oriental, el Mar de Weddell y el mar de Bellingshausen.

¿Cómo fue el nado?

El nado fue muy duro. Recientemente tuve una operación en mi espalda y mi potencia no es lo que solía ser. Pero estas travesías me ayudan a mostrar al mundo lo valiosas que son estas últimas áreas salvajes de la Antártica. Además, tuve que recuperarme de hipotermia que sufrí durante la travesía, que tuvo una duración de 17 minutos y 30 segundos.

 Lewis Pugh

He hecho esto tantos años que la gente piensa “para él debe ser muy fácil”, pero cada vez es más difícil, ya cumplí 47 años.

Has logrado muchas metas en tu vida ¿Qué  porcentaje de tu motivación es personal y cuánto es más colectivo?

He hecho todos los “nados” que he querido en mi vida. El próximo 1º de mayo es el 30 aniversario de mi primer nado en aguas abiertas;  Pero esto va mucho más allá. No se trata simplemente de nadar, se trata de llevar un mensaje, si nadar es el vehículo para llevar este mensaje a las personas que les importa, lo seguiré haciendo. Algunos países no son muy activos con respecto a la Campaña 2020, que estamos presentando actualmente, como algunos en la Unión Europea, pero otros están muy interesados, como Chile y Argentina, así como Estados Unidos y Rusia. Todas mis metas son tanto personales como colectivas, no puedo separarlas.

¿Te gustaría ser reconocido como “el salvador de los océanos” en el futuro?

Mi objetivo es proteger las partes más vulnerables de la Antártica, los lugares donde hay una biodiversidad tan rica y casi desconocida. Estas áreas están cerca de Chile y Argentina y espero que dentro de 50 años la gente pueda decir que los chilenos y argentinos y todos quienes quisieron proteger este lugar lo lograron. Sé que ambos países (Chile y Argentina) han tenido sus diferencias, pero lo maravilloso de esta causa es la oportunidad de dejar estas diferencias atrás para trabajar juntos y luchar por un solo objetivo, porque es un tema que nos impacta a todos por igual.

Para mi es un tema de justicia, no trato ser un héroe. Hace poco nadé junto a pingüinos y focas y albatros, y no pude dejar de pensar que nadie tiene derecho a  destruir este ecosistema. Por eso creo que se trata de justicia entre nosotros y el reino animal. Si no los protegemos, nuestros hijos no los podrán conocer.

 Lewis Pugh

Creo que se trata de justicia entre nosotros y el reino animal. Si no los protegemos, nuestros hijos no los podrán conocer.

¿Cómo te preparas  antes de nadar?

No como ningún tipo de alimento que provenga de un ser marino porque después de todo lo que he visto, simplemente no puedo hacerlo. Además, es por un tema de salud. Muchos estudios han demostrado que la fauna marina, sobre todo en lugares como Chile, contienen toxinas que irán a tu cuerpo.

En cuanto a la rutina, debes poner tu mente en el lugar correcto. He hecho esto tantos años que la gente piensa “para él debe ser muy fácil”, pero cada vez es más difícil, ya cumplí 47 años. Lo importante es enfocarse en el “por qué” y  eso es lo que te hace fuerte y lo que te permite continuar. Llega un momento en que el agua se siente realmente helada, casi congelada, y todo tu cuerpo te grita “sal, sal ahora de ahí”. Y tu tienes que decir “no, esto es lo que debo hacer, este es el lugar donde debo estar”. Son esos momentos lo que realmente te definen en la vida. Eso es lo que me mantiene motivado.

 Lewis Pugh

Durante los próximos tres años queremos asegurar tres Áreas Marinas Protegidas adicionales en las áreas vulnerables de la Antártica Oriental, el Mar de Weddell y el mar de Bellingshausen.

¿Cuál es la reacción de  la gente ante tu causa?

Los periodistas me miran y preguntan “¿estás dispuesto a morir por la Antártica?”. Puede ser así, pero lo que importa es el mensaje. El mensaje es tan simple que un niño de ocho años puede entenderlo. Acá hay un hombre que puede nadar en el Ártico sin muchos problemas ¿Qué dice eso sobre el medio ambiente? Quiero abrir el debate sobre el futuro del reino animal. Para mi esto se trata de un derecho humano, el derecho a proteger estos lugares.

Lo bueno es que en algunas partes, como Rusia y Sudáfrica, no es tema el que un hombre nade en aguas congeladas. Para ellos es más importante el mensaje que quiero transmitir por sobre el hecho en sí. Se trata del sacrificio que hay detrás y por qué se hace este sacrificio.

Para poder llegar a la gente hay que sobrepasar ideas políticas o los gobiernos de turno de manera que el mensaje llegue puro al corazón de todos. Es la única forma en que  podrán entenderlo.

¿Qué significa para ti la campaña Antártica 2020?

Se trata de algo mucho más que salvar un lugar de la Tierra, es una forma de retribuirle al planeta por lo que me ha entregado, además de dejar un espacio a nuestros hijos para que puedan conocerlo y disfrutarlo.

Siento que esto tiene el potencial de hacer que vivamos en paz. Este es un momento en que vivimos en una tensa calma, pero aún así Rusia y Estados Unidos pueden ponerse de acuerdo para proteger la Antártica. Este es un lugar donde te sientes en paz y al mismo tiempo agradecido por vivir. Estás ahí donde no hay nada y repentinamente aparece una ballena o pingüinos y te das cuenta que no eres fuerte, pues el entorno y las condiciones son más fuertes. Entonces simplemente debes contemplar y agradecer.

 Lewis Pugh

No importa lo que sienta mi cuerpo, mi corazón seguirá trabajando para que los océanos estén protegidos.

¿Qué viene después de  esta campaña?

Vendrá otra campaña, es así de simple. No importa lo que sienta mi cuerpo, mi corazón seguirá trabajando para que los océanos estén protegidos. Este es un trabajo de nunca acabar y lo seguiré haciendo hasta el resto de mis días. Se trata del corazón del mundo, el planeta está compuesto en su mayoría por agua y no podemos dejar que este corazón desaparezca.

Conoce más y participa en la campaña:

http://lewispugh.com/

 

SUP en el Archipiélago Los Canarreos de Cuba: El Caribe olvidado

Lejos de las rutas turísticas y típicas de Cuba, Arnaud Frennet y su familia, emprenden un viaje a bordo de un catamarán por el Archipiélago de Los Canarreos, un grupo de islas ubicado al sur de Cuba. Disfrutando de la exuberante belleza y de la exquisita fauna marina, navegando en su SUP por islas paradisíacas desiertas, y aprendiendo de la forma de vida en la Cuba desconocida, en una aventura digna de contarse.

Texto: Arnaud Frennet / Fotos: Vania Arce y Arnaud Frennet

Son las 6 de la tarde, y tras más de una hora de haber aterrizado en La Habana, aún no llegan las maletas. Afuera, cae un aguacero que no deja trabajar al personal del aeropuerto y buena parte de los bultos ya están empapados. Viaja- mos bien cargados como es costumbre; a pesar de llevar sólo ropa liviana, apenas un SUP inflable y 2 remos, traemos montón de comida. Este viaje no es otra aventura extrema de Stand Up Paddle para mí, esta vez, se trata de un viaje de navegación familiar con unos amigos, en su catamarán “Los Lobitos”.

Fred, Juanita y su hija Amélie, llevan cerca de 2 años recorriendo el Caribe en su catamarán. Un viaje de ensueño que lograron hacer realidad después de muchos años de sacrificios y preparación. Tras algunos intentos fallidos, finalmente pudieron coincidir la fecha y el lugar para poder unirnos a ellos y compartir parte de su sueño. “Juntémonos el 21 en la marina de Casildas, en Trinidad, Cuba”, fue bási- camente el último mensaje que recibimos. Pocas semanas después estamos cruzan- do la isla de Cuba en dirección a Trinidad. Nuestro taxi es un viejo Lada reventado, las puertas apenas cierran y no hay cintu- rones de seguridad. La música sí funciona, y bien fuerte. ¡Bienvenido a Cuba!

Cayo Cantiles, isla inhabitada con cara de postal, pero sus playas expuestas a los vientos reciben toneladas de desechos. Triste testimonio del mundo habitado.

Cayo Cantiles, isla inhabitada con cara de postal, pero sus playas expuestas a los vientos reciben toneladas de desechos. Triste testimonio del mundo habitado.

Una aventura en cada esquina

La Isla ya la conocíamos, pero nuestra experiencia esta vez iba a ser mucho más profunda. A alojar donde un habitante las pocas noches que pasamos en tierra, a tener que salir a encontrar víveres para abastecer el catamarán para varios días de navegación, pudimos ver la Cuba de verdad. Quizás el contraste con nuestro mundo consumista es a veces chocante, pero Cuba es un país fascinante, donde la aventura es omnipresente. Lograr comprar huevos puede transformarse en hazaña, tanto como recorrer una Isla perida en SUP, o abrir un cajero automático para recuperar una tarjeta bancaria recién tragada… en Cuba todo es difícil, pero todo es posible.

La gente siempre amorosa y siempre dispuesta en ayudar, vive a su ritmo, sin mucha planificación, tratando de encontrar la felicidad de cada momento simplemen- te, a pesar de las dificultades y la escasez. Si bien la apertura al mundo exterior se está haciendo sentir, especialmente en La Habana, la Cuba profunda sigue intacta, y encantadora.

Che Guevara. En honor a su rol en la revolución Cubana. Cerca de 60 años después el gobierno sigue celebrando la revolución como si fuese reciente.

Che Guevara. En honor a su rol en la revolución Cubana. Cerca de 60 años después el gobierno sigue celebrando la revolución como si fuese reciente.

¡A navegar!

Tras unos días en Trinidad, donde conse- guimos abastecer suficientemente Los Lobitos para la navegación, finalmente llegó la hora de zarpe. Nos vamos de la marina rumbo a Cayo Guano del Este, el primer islote de Los Canarreos. Ubicado a unas 12 horas de navegación hacia el sur, el archipiélago cuenta con cerca de 350 islas. Aparte de la gran isla de la Juventud y de los resorts de Cayo Largo, Los Cana- rreos están prácticamente inhabitados. Manglares, playas paradisíacas, y arreci- fes con aguas cristalinas, se suceden en cantidades innumerables, apartados de las grandes rutas de turismo, solamente visitados esporádicamente por algún velero.

Catamarán Los Lobitos, fondeado en alguna parte del Caribe

Catamarán Los Lobitos, fondeado en alguna parte del Caribe

Para mí era un sueño. Cada día, me levantaba muy de madrugada para salir a descubrir los alrededores de nuestro lugar de fondeo en mi SUP, remar entremedio de los manglares, recorrer islotes sin nombre, y disfrutar de la abundante fauna marina, eran mi pan de cada mañana. En el día, cada tramo de navegación era una oportunidad de pescar. Atún, Mahí Mahí y Barracuda hicieron el menú del día, y su pesca rompía lo monótono de las largas horas de navegación, con entretención.

outdoors-ultima-edicion-20

Una calle en La Habana. “Si bien la apertura al mundo exterior se está haciendo sentir, especialmente en La Habana, la Cuba profunda sigue intacta, y encantadora”. – Arnaud Frennet.

En las tardes, cada fondeo era oportunidad de bucear, o para cazar langostas y pescar con arpón, o simplemente para disfrutar del espectáculo en familia. La riqueza de las aguas en esa zona es algo aún excep- cional, y su abundante vida marina nos sorprendió donde sea que nos parábamos a fondear.

El puro susto

En el centro del archipiélago, la marina de Cayo Largo nos sirvió de base. Era el punto ideal para reabastecernos, e incluso para poder conectarnos a internet, un verdadero lujo en Cuba. Pero lo que más disfrutamos de Cayo Largo fue de poder enchufar el aire acondicionado del catamarán en el muelle de la marina. Claro, no hay paraíso perfecto, y el calor llega a veces a ser insoportable, especialmente para dormir en las noches.Justamente una noche, ese lujo de dormir fresquito, casi se transformó en un drama. Una tormenta eléctrica muy potente, se dejó caer justo encima de nosotros, con viento de 50 nudos. La fuerza de los vientos casi arrancó el muelle con todos los botes amarrados. Muy largos se sintieron los 20 minutos de lucha bajo el aguacero, los relámpagos y las borrascas de viento insostenible. Por suerte fue puro susto, pero obviamente se cortó la luz y dormi- mos igual con un calor desagradable… El paraíso tiene su precio.

En esas condiciones, las travesías de SUP requieren de algunas medidas de seguri- dad, y planificación. La más importante es de llevar un buen hydropack y agua adicio- nal para una hidratación continua.

Un arrecife de algún Cayo perdido en el mar del Caribe.

Un arrecife de algún Cayo perdido en el mar del Caribe.

Las Iguanas gigantes, reyes y señores de gran mayoría de los islotes.

Las Iguanas gigantes, reyes y señores de gran mayoría de los islotes.

Una desagradable sorpresa y una grata experiencia

En mi distintas escapadas en Stand Up Paddle, quizás la que más me marcó fue la travesía a Cayo Rosarito. Había elegido llegar a la isla en lo que se veía como una playa para postales. Muy larga, de arena blanca, con palmeras y pinos, bordeada de una laguna turquesa gigante bordeada por un arrecife precioso. Al alcanzar la orilla, tras una buena remada, el sueño tomó un sabor muy amargo. Haciendo frente al este, la playa recibe los vientos alisios de pleno, y allí vienen a varar toneladas de desechos, principalmente plásticos. Una manifestación brutal de lo incoherente de nuestro modelo de sociedad. Claro estas cosas se saben, y se repiten todos los días a través de diferentes movimientos ecoló- gicos, pero para mí fue como un shock ver cómo este paraíso tan retirado y olvidado también se veía afectado.

Mejores vibras nos dejó la visita a Cayo Cantiles. A esa isla todos me siguieron desembarcando en bote. Allí conocimos a 4 pescadores, los únicos residentes
del lugar, con quienes compartimos una entretenida tarde, y aprendimos de su forma autosuficiente de sobrevivir en esa maravillosa isla, lejos de todo.

El almuerzo, listo para volver al catamarán y cocinar.

El almuerzo, listo para volver al catamarán y cocinar.

Esa noche, nos juntamos todos en la proa a mirar las estrellas y disfrutar de unas buenas conversaciones familiares. “¿Por qué no vivimos como los pescadores de Cantiles?” preguntó de repente Amélie de 6 años. Tras un pequeño silencio la niña termina: “Así no tendríamos que botar más basura en el mar”… Palabras ingenuas, cierto, pero inmensamente sabias a la vez, que vinieron a profundizar aún más todas las enseñanzas de este viaje.

Agradecimientos: especiales a Fred, Juanita y Amélie, por la invitación, y a Lippi, Naish y Nautisport por el apoyo de siempre.

Bote plegable

Como su nombre lo indica, el bote plegable es un bote perfecto para explorar las distancias cortas en los ríos y lagos. Construida en una sola pieza de plástico, es todavía un prototipo, firmado por los diseñadores de productos Max Frommeld y ArnoMathies.  Continue reading

Familia Deportista: Los Anderson

“Surfear y vivir para Dios es una aventura en la que hay experiencias nuevas cada día. Esa experiencia involucra el cuerpo, el alma, y el espíritu, que nos conecta aún más con Dios”. Esta frase refleja a la familia Anderson, y se encuentra plasmada en “La biblia del surfista”, el nuevo testamento enfocado a los amantes de las olas y la fe.

Por Camila Avendaño
Continue reading

Desde el interior hacia la costa de Coquimbo

La zona norte de la región de Coquimbo, da para mucho, tanto si uno  prefiere el clima seco y los monumentales valles que van de La Serena al interior, si se gusta del aire dulce  y la vida más urbana  de la capital, o si lo que se quiere es explorar las playas más deshabitadas en la costa, hacia el límite con Atacama. Continue reading

7 aventuras en la región del Biobío

Lugar del epicentro del terremoto del 27F; la región del Biobío se levanta y se transforma en un escenario ideal para los amantes de las actividades al aire libre. Mar, montaña, bosques y los campos cordilleranos, cautivan a la gran cantidad de visitantes que llegan durante todo el año en busca de cultura, gastronomía y turismo. Continue reading