Interactive Coloring

drag iconDrag any color from the left toolbar to an area or text in the page. A blue outline will indicate a droppable element.

drag iconOn mobile, wait a tiny bit until you drag the color drop.

Tag Archives: torres del Paine

Joven chileno realiza el primer gran avance hacia un turismo inclusivo en Torres del Paine

Álvaro Silberstein logró completar el circuito W del Parque Torres del Paine, acompañado por 10 acompañantes en una silla de ruedas hecha especialmente para trekking. Gracias al aporte de empresas privadas y al apoyo de The North Face, el logro del ingeniero podrá ser replicado, pues la silla que utilizó será ahora administrada por la Asociación de Hoteles y Servicios de Turismo de Torres del Paine para que más gente con discapacidad pueda recorrer el parque.

Texto y fotos: Wheel The World.

Sólo el 31% de parques nacionales chilenos cuenta con algún elemento de accesibilidad para personas con discapacidad. Una realidad que para los 2,8 millones de personas con problemas para desplazarse ha significado no poder cumplir el sueño de alcanzar hitos naturales inigualables que ofrece nuestro país.

Por eso, la iniciativa de Álvaro Silberstein bautizada como Wheel The World y el apoyo de The North Face -quienes entregaron la indumentaria necesaria para la expedición- marcó un hito y un primer gran paso para lograr la inclusión de personas con discapacidad en los circuitos y trekkings nacionales. El ingeniero se las arregló para conseguir el aporte de 11 mil dólares para financiar el viaje hacia 3 puntos íconos del Parque Torres del Paine como lo son el Mirador Base, los Cuernos y el Glaciar Grey.

El viaje duró 7 días -5 días en el parque- y lo acompañaron 10 amigos del colegio, que lo ayudaron a trasladarse en la silla especialmente diseñada para trekking llamada Joelette, la cual fue confeccionada en Francia para personas con discapacidad y que tuvo un costo aproximado de 8 mil dólares.

“La experiencia fue increíble para mí, mis amigos y las personas con las cuales interactuamos en el parque. Esta fue la primera de muchas expediciones que queremos hacer. La idea es identificar y promover actividades outdoor en lugares turísticos del país, y así hacerlos inclusivos y que todos puedan disfrutar de ellos”, narró Silberstein, quien sufrió un accidente automovilístico a los 18 años, que los dejó con cuadriplejia.

El viaje y la donación de Wheel The World ya está dando frutos. La nueva silla adaptada la usará una familia el 14 de enero para recorrer el parque junto a un niño con parálisis cerebral. “La invitación está para que otras personas con discapacidad disfruten de la octava maravilla del mundo. Es una aventura totalmente factible. En nuestro equipo no había ningún experto en trekking y lo pasamos espectacular”, agrega Silberstein.

Trailrunning Rodeando la Cordillera de Torres del Paine

Se realizó la tercera edición de la carrera Ultra Trail Torres del Paine. Tito Nazar quiso parti- cipar por segunda vez consecutiva, y nos cuenta su enriquecedora experiencia. Sin muchas expectativas, este avezado corredor inicia su aventura, para terminar en el séptimo lugar de la tabla de resultados de 50K; toda una hazaña, marcada por paisajes grandiosos, pe- queños detalles y recuerdos de infancia.

Texto: Tito Nazar

La verdad nos hace libres. Y elijo serlo: No esperaba cosas grandes de UTTP 2016. Ello porque en los comunicados por redes sociales comentan que no se hará por el famoso circuito de la “W”, y eso para mí daba varios puntos negativos al evento que tuve la oportunidad de hacer en el año anterior finiquitando mi primer ultra (carre- ra por sobre los 42K). Pero cuando haces tu primer ultra, dime si no le tomas cariño al evento que te hizo romper un límite prepa- rado por tanto tiempo… dime que no es así. La Patagonia es una sola y por más que varios intenten darle a otras carreras paisajes dignos del olimpo, no es pecado decir que las carreras del sur tienen ven- tajas favorables para dejarnos marcados con cuadros pintados por la naturaleza en forma inestimable.

La famosa Vero Bravo a paso sólido en dirección al área de la meta, ese macizo central-superior de la foto; El Paine Grande con 3.050 msnm. Foto: Guillermo Salgado

La famosa Vero Bravo a paso sólido en dirección al área de la meta, ese macizo central-superior de la foto; El Paine Grande con 3.050 msnm. Foto: Guillermo Salgado

Entonces, me dije a mí mismo: “Iré a correr, pero iré con las expectativas bajas, así no me desilusiono”. Ya conocía a NIGSA (quienes organizan la carrera) y resonaba que los chicos conocen como nadie la zona, que quizá un plan B de ellos podría dar una sorpresa inesperada.

El sábado fue PIM: Patagonian Internatio- nal Marathon, donde tuve la oportunidad de integrarme en el equipo de prensa y ver a los corredores emocionarse eufóricamente comenzando en la línea de partida con gla- ciares a sus espaldas para llegar a la meta con todo el macizo Paine en sus espaldas. Los trazos del UTTP eran similares al PIM en partes, pero a nosotros nos tocaría por senderos.

Trailrunning Rodeando la Cordillera de Torres del Paine

Tito nazar cerrando el segundo tercio del circuito de los 50 K. La primavera empezaba a mejorar los ángulos del sol y la naturaleza comenzaba con fuerza a florecer y ponerse más atractiva. Un paraíso para el trail running. Foto: Guillermo Salgado

Quemando los Primeros Kilómetros

En la largada me viene una desesperación por correr, estaba casi con frenesí cuando el director de carrera comenzó con la cuen- ta regresiva. Tuve la fortuna de largar con el pelotón líder. Los primeros 18 kilómetros eran por pampa, por lo tanto, planos. Pero cuando digo planos, eran planos: íbamos corriendo a ritmos de 4:20 +/- K. No podía creer el tranco de los corredores de ade- lante. Elijo “quemarme” en el plano, para después terminar a puro corazón.

La suerte estaba echada. El track en gene- ral iría de este a oeste siempre teniendo la cordillera a la diestra. Es tan sobrecogedor recordar que corrimos por horas mirando rocas de granito, rocas volcánicas, nieves eternas, aguas puras, cóndores, liebres y tanto más.

Por fin, el sendero aparece abruptamente ante nosotros. Es un single track de mis favoritos: hechos por ovejas, por tanto, son muy angostos en algunas secciones y con pequeñas curvas que te van balanceando de un lado a otro, haciendo que tomes mucha velocidad al ser un camino parejo en su textura, pero con variantes de altimetría suaves. Son tan divertidos, creo que son los senderos naturales más disfrutables que he hecho (en general, los senderos de vaca a veces son un barrial, o si no, un barrial que se secó lleno de hoyos peligrosos para los tobillos). Fue agradable al espíritu poder llegar a esa parte donde las matas aparecieron, después los árboles también. Desde el lago Porteño sólo nos esperaría lo mejor e in crescendo en todos los ámbi- tos. La temperatura era agradable, fresca levemente, y el sol atravesaba la capa de nubes (que estuvieron toda la jornada, pero altas, entonces no entorpecieron las vistas panorámicas) de vez en cuando entregando segundos de calor.

Trailrunning Rodeando la Cordillera de Torres del Paine

Emmanuel Acuña desplazándose hacia la recta final a por la meta; rodear el Hotel Serrano por la diestra para llegar al pórtico
con espalda a la cordillera majes- tuosa que miles de visitantes in cres- cendo recibe año a año. Foto: Eduardo Hernández

Escapando del Enemigo

Hacia el río Serrano, lugar de la meta, la senda fue siempre rauda. Muchas veces pasadas de ovejas estrechas, la vegetación te puede pegar en la cara y por la velocidad debes ir muy atento a no darte un chico- tazo con ellas. Después había un poco de secciones más anchas y breves huellas de automóvil para de nuevo retomar huellas muy claras y otras no tanto, que se notaba la organización las había diseñado para conectar con otros senderos.

Cada vez que vi un río, quería mojar mis pies y quedarme un rato. Recordé a Manuel Acuña diciéndome lo beneficioso y reno- vador que es mojar las extremidades en el agua fría y la tentación me invadía en cada riachuelo. Pero, me vi siempre arrancando de un tipo que me pasó en el kilómetro 20 en el plano, después lo pasé yo y cada vez que me detenía a mirar atrás, lo podía ver desplazándose como relámpago, no mucho más tiempo del mío, por lo tanto, tuve una carrera que en un gran parte no me dediqué a otra cosa que imaginar que tal runner era un indígena rastreador nativo que quería atraparme y molerme a palos. Súper positiva mi motivación, eso lo sé, pero al menos a mí funcionó y mantuve mi posición hasta el final.

Un Escenario Grandioso

Es tan sublime correr cuando todo es tan verde, recuerdo ver notros con ese rojo úni- co y más maravilloso fue ver las recientes floraciones del amarillo puro de los calafa- tes, que casi pude saborear el sabor de mi infancia pescando con mi viejo en el verano en la isla Riesco, una bendición que sólo la latitud 50 puede entregar.

Trailrunning Rodeando la Cordillera de Torres del Paine

Foto de corredor brazos arriba: Todos estuvimos
en éxtasis supremo viviendo UTTP, pero los más expresivos fueron los extranjeros, para ellos era ab- solutamente conmovedor tener una vista de una de las cadenas más codiciadas por todo mundo. Foto: Alejandro Zoñez

Es una carrera que se debe vivir, es estéti- camente fastuosa, además es muy rápida, es de esos circuitos que se puede correr mucho en la jornada, todo con un escenario de los mejores del mundo, porque desde la partida hasta la meta misma vas mirando diferentes caras del macizo Paine. Las torres con el cerro Almirante Nieto, con un glaciar majestuoso, después vas viendo mejor los cuernos del Paine mientras te vas torciendo más y más hacia el oeste para ver una mejor cara del Paine Grande. Mientras te internas en el bosque aparece después un brazo del lago del Toro, tan calmo que no había ni una gota de corrien- te, y en ella un par de caiquenes (gansos salvajes) nadando, delineando una estela de varios metros mientras progresaban. La paz de lo salvaje y poco visitado por el hom- bre sin una gota de viento. La meta estaba a eso de 30 kilómetros lineales al Paine Grande, tan cerca estábamos del Campo de Hielo Sur.

El nuevo circuito sí fue una sorpresa, con un escenario magnífico, el plan B superó al plan A. El asombro efectivamente fue una jugada de la organización y la lograron con creces; UTTP lo tiene todo: es bella, es ágil, es conmovedora. Un comentario aparte es el marcaje de la carrera: NIGSA marca sus tracks con tubos de PVC. En una punta le pusieron cinta reflectante para cuando se progresa de noche. Me parece un sistema interesante a considerar, porque las cintas típicas tienen muchos beneficios especialmente de tipo logística, pero se vuelan (acaso nunca hemos visto una cinta suelta por ahí), y hasta se las comen las vacas. Además el tubo se extrae, se lava y está listo para otra carrera, la cinta que sea reutilizable, es poco viable.

Trailrunning Rodeando la Cordillera de Torres del Paine

Los primeros diez corredores de la general. Una preciosa medalla de madera con un cordín de escalada para colgarla en el cuello, una simple, humilde pero maravillosa medalla. Pocos podios son tan bonitos como el que tuvimos esa tarde con la salvaje naturaleza a nuestro alrededor. Foto: Alejandro Zoñez

Agradecimiento: Agradecer a Berg Cyles, que son la mejor bicicleta precio-ca- lidad del mercado. Way Bar por darme la mejor barra para el outdoors y a Volkanica Outdoors por permitir arrancarme al cerro. Un saludo especial a quienes viven una vida menos tradicional, que se dejan llevar naturalmente por el espíritu que los lleva a las montañas.

Entrevista a René Araneda

A pocos meses de estrenarse el primer documental de fauna salvaje de Chile, Wild Chile, su director René Araneda, nos cuenta cómo ha sido esta ardua y extensa época de rodaje por todo Chile, en un trabajo que emprendió junto al 4 veces ganador del Emmy Christian Muñoz Donoso. El trabajo del multidisciplinario equipo, donde había cerca de 8 personas en cada locación, requiere la grabación de animales y su preocupación por la protección de la naturaleza que estamos descuidando en Chile y que este documental busca despertar. Una mirada sobre la vida nativa chilena que veremos en marzo 2017 por Chilevisión.

Entrevista: Sofía Rojas
Foto retrato: Christian Muñoz Salas

 Cuéntanos tu experiencia recorriendo Chile de norte a sur y tus impresiones de su naturaleza
La gente asocia Chile como un país de paisajes maravillosos y contrastantes, muchos lugares realmente asombrosos y por cierto, salvajes y aislados del resto del mundo. Si bien esto es cierto, pasan 2 cosas. Lo primero es que en estos lugares existen formas de vida alucinantes. Muchas especies únicas se dan en ciertos ecosistemas, por eso Chile posee mucho endemismo, especies que solo se dan aquí, en lugares específicos por razones puntuales. Además de otros animales que pueden encontrarse en otros lugares, pero el hecho de verlos aquí, en estos paisajes, lo hace especial también. Lo segundo, la influencia del hombre lamentablemente se ve igual aun en los lugares mas salvajes y aislados, y de distintas maneras. La basura, tanto en la tierra como en el mar, las especies invasoras introducidas en todo el país por nosotros mismos, la deforestación por múltiples factores, las malas practicas de visitantes en áreas silvestres protegidas, la sobre explotación de recursos naturales, etc. La lista es enorme. Creo que hemos visto con nuestros ojos y hemos logrado grabar un país que tiene todo para ser llamado paraíso, pero lamentablemente también hemos visto la otra cara, esa que tiene cosas que nos dan vergüenza. La naturaleza es resistente y da la pelea, pero llega un punto en que ya no puede mas. Estamos a tiempo, pero no tenemos mucho más margen para “tomar el toro por las astas” en las problemáticas medioambientales que afectan a nuestro país. Claramente estamos pensando en el hoy y no en el mañana.

¿Qué tan arduas han sido las grabaciones de animales?
Uf. Son jornadas largas. Con frío, calor, cansancio. Nos despertamos temprano, llegamos tarde a descansar. Hay que asumir que para buscar, ver y grabar animales en estado salvaje, hay que tener mucha paciencia y muchos tiempos de espera. Incluso a veces, días. Los animales son impredecibles, y por eso tratamos de predecir lo impredecible en base a conocimiento y experiencia. Finalmente dependemos de las voluntades de los animales para grabarlos. Ellos hacen lo que ellos estimen conveniente. Siempre. Nos sirva o no nos sirva. También hay que considerar que somos un equipo, y en el equipo por muy amigos que seamos, después de 5 meses juntos en estas condiciones también hay cierto agotamiento mental. Por lo tanto, además hay que ser tolerantes entre nosotros. Eso sí, tratamos siempre de mantener el humor y la moral alta. Y la verdad es que cuando logramos ver animales como nos gusta, es una inyección anímica inmediata y demasiado importante.
Peligros, la verdad nada. Es la típica pregunta que nos hacen nuestros amigos y familiares. Siempre intentamos minimizar los riesgos, tanto por factores climáticos, logísticas, animales, etc. No corremos riesgos, ninguna imagen es mas importante que nuestras vidas. Y tampoco hacemos el clásico “show” televisivo del riesgo para generar audiencia. Diría que lo mas peligroso es cuando nos subimos a un auto, navegamos o nos subimos a un avión. O comer mucho pan amasado. Pero nada relacionado con animales.

YT2A0061

Haciendo registro de una colonia de flamencos en Salar de Puxa. Foto de Moris Muñoz

¿Alguna anécdota de grabación de animales? Comentaste alguna vez que tuvieron que estar días escondidos para filmar pumas.
Si, hemos esperado días por pumas dentro de un escondite, hemos esperado por cóndores, por huillines, por picaflores y ballenas de distintas especies. Hay muchas anécdotas. Pero creo que la mejor forma de resumir todas esas anécdotas, es que las cosas a veces pasan cuando uno no lo espera. Cuando el animal aparece justo a punto de que nos rindamos en la ultima luz del día, o cuando aparecen el ultimo día de rodaje, o incluso cuando aparecen en momentos que no los estamos buscando. O también cuando los animales estaban ahí mismo, y no nos dimos cuenta hasta mucho después. Todas esas historias tratamos de mostrarlas tal cual nos suceden. La búsqueda a veces es tanto o más entretenida que encontrar lo que queremos. De hecho, grabar chungungos, tortugas marinas y ballenas Fin con nuestro cinematógrafo submarino, Mauricio Handler, fue todo un desafío… pero dejemos eso para que lo vean en el programa.

¿Cómo respetan el entorno, el hábitat de los animales y el medio ambiente a la hora de grabar?
Cada animal requiere una estrategia diferente para poder verlos. Y no solo cada especie animal, sino también cada individuo es diferente, algunos más tolerantes que otros. Como tratamos de grabar la conducta natural, sin intervención, lo principal es cumplir eso. Nada de intervención. Es decir, estar en silencio, a distancias prudentes, sin alimentar a los animales ni atraerlos con nada que pueda venir de nosotros. De hecho ni siquiera grabamos de noche, porque no usamos focos. Cuidar cada detalle, desde el color de ropa hasta incluso los equipos que usamos o no usamos para grabar ciertas especies. Esas cosas las discutimos siempre en el equipo y tratamos de evaluar todas las posibilidades. Se nota en una filmación cuando un animal está asustado, estresado o con una conducta anormal. Además, con muchos animales es casi imposible que no nos detecten, sin embargo, hay distancias donde los animales se sienten seguros conociendo nuestra posición, otra distancia donde se sienten inquietos y una distancia donde escapan o atacan.  Un buen ejemplo de cuidar los detalles es el uso del dron. Usamos drone para grabar paisajes generalmente. Rara vez para grabar fauna, ya que la mayoría de los animales se perturban. No puedes volar encima de una colonia de flamencos o aves en general, eso seria un crimen. Hay animales que jamás hay que volar por encima y hay otros que no es problema, dependiendo de la distancia.

¿Sientes que en Chile hay una necesidad de dar a conocer estos contenidos? ¿Cómo evalúas el nivel de información conocimiento e interés que hay en Chile?
Absolutamente necesario. Por un lado, estos contenidos generan conciencia, entender que existen todas estas increíbles formas de vida, animales extraordinarios con habilidades y características asombrosas viviendo aquí mismo en frente nuestro, cerca nuestro. Eso genera cariño, respeto y admiración por estos bicharracos, y ahí ya estamos hablando de un principio de conservación. Esa conservación en la cabeza de un niño, que desde chico ya sabrá que existen ciertos animales que potencialmente va a querer cuidar y proteger, y probablemente será un niño mucho más consciente con su entorno natural en el día a día. Eso hay que aprovecharlo, a todos los niños les gustan los animales, es casi instintivo, así que hay que alimentar ese gusto y fomentar la curiosidad por saber mas de ellos. Asombrarlos con historias y bonitas imágenes.Por supuesto que falta mas información accesible y abierta. No a nivel de investigación o tecnicismos, sino que todo eso pueda estar al alcance de la gente común y corriente. Para personas de todas las edades, de todas las regiones y de todas los estratos socioeconómicos. El punto es ese: aterrizar la información de una manera atractiva, llamativa, novedosa y accesible.

YT2A0033

En Huilo Huilo, buscando ranitas de Darwin. Foto de Christian Muñoz Salas

¿Qué objetivos personales tienen con el proyecto?
Creo que el denominador común de todo el equipo es súper simple. Nos gusta lo que hacemos. Es un sueño poder trabajar buscando y observando fauna en su entorno natural y es aún mejor cuando ponemos nuestras formaciones profesionales a disposición de esto. Todos en el equipo somos súper diferentes, pero parecemos niños cuando vemos animales. Nos emocionamos, nos quedamos pegados mirando las cosas mas pequeñas, y simplemente no nos dejamos de asombrar y aprender. Es un constante aprendizaje. Revisando el material cada día ya nos quedamos pegados al monitor. Y esto queremos transmitirlo, mas allá del programa, a nuestro entorno, a nuestros amigos, a nuestros sobrinos, hijos, familia, pololas. Nos pasa a todos que una vez en la ciudad, siempre terminamos contando las historias de animales, porque la gente nos pregunta muchísimo. Queramos o no, somos embajadores de la naturaleza que vemos y a veces sin darnos cuenta estamos transmitiendo estos conceptos a todos aquellos que quizá no han tenido la suerte de ver estas cosas. Esto motiva a otros y es positivamente contagioso.

 ¿Cómo crees que el público chileno a reaccionar con este documental?
Quiero creer que el publico chileno, mas allá de los números o el rating, reaccionara con asombro sobre lo increíble del mundo natural que tiene afuera de su ventana. Quiero que niños reaccionen con cariño hacia una ballena cuando puedan ver la majestuosidad de su tamaño y elegancia, y quiero que jóvenes deseen dedicarse a estudiar y trabajar desde cualquier profesión, con la naturaleza y para la naturaleza. Educadores, biólogos, abogados, activistas, da lo mismo la profesión, simplemente gente que quiera ayudar desde su mundo a hacer un país más conectado con nuestro entorno natural. Que el publico quede con una sensación de “¿que puedo hacer yo?” . Que sepan también que no hay que viajar a África para ver historias animales alucinantes. Que digan asombrados “¿y ese animal vive aquí mismo en mi país?”

¿Tienes otros proyectos con Nedo? ¿Algún plan, novedad luego de Wild Chile?
La verdad es que Nedo es solo una formalidad para los contratos. Trabajamos en equipo y hacemos coproducciones entre Equilibrio Films en Estados Unidos de Christian Muñoz y Nedo aquí en Chile. Y sí, siempre tenemos ideas nuevas. Este octubre tenemos un Festival de Contenidos de Historia Natural en Inglaterra, y ahí definiremos varias cosas que vienen. A nivel internacional aún hay más Wild Expectations, pero con algunas novedades, y estamos muy cerca de cerrar un par de cosas grandes también internacionalmente. Con Wild Chile también lanzaremos un libro con fotografías, ilustraciones, incluso sonidos de lo que ha sido todo este viaje. Además de nuestros trabajos independientes con producciones extranjeras donde todo el equipo cumple funciones que van desde dirección de fotografía a producción. En esta industria se requiere paciencia, al igual que cuando uno espera por horas y días a los animales.

Cuéntanos qué estás haciendo en Torres del Paine. ¿Qué buscan filmar por ahí, y cómo ha resultado?
Es una de nuestras ultimas locaciones del rodaje que estamos haciendo hace ya casi 5 meses, recorriendo todo Chile, de Arica a tierra del fuego, grabando fauna, para “Wild Chile”.
En Torres del Paine específicamente, tenemos una lista de animales que queremos grabar sí o sí. Sin embargo, en todos lados terminamos viendo cosas que no nos esperamos. Llevamos poquitos días aquí, por ahora va todo súper bien, pero lo mejor siempre esta por venir.

En qué etapa están de la serie Wild Chile, ¿últimas grabaciones? ¿qué se viene antes de estrenar?
Todavía estamos en el rodaje. Queda poco eso sí. Terminamos en Torres del Paine y luego nos quedan algunas cosas pequeñas más adelante. Toma tiempo cubrir Chile y grabar su fauna. Con el clima, locaciones aisladas, vuelos, navegaciones, caminatas, la logística no es simple.
El estreno está programado por CHV para marzo del 2017, y por ahora se nos viene ya el proceso de post producción. Esto toma tiempo, porque tiene un tratamiento cinematográfico más que televisivo. Grabamos en formato de Cine digital y hay que tratar el montaje, la corrección de color, post de sonido, gráficas, etc. Y por si fuera poco, la composición de la banda sonora original. Incluyendo canciones cantadas por algunos de nuestro equipo. Es un trabajo largo, pero muy entretenido.

WILD CHILE -Trailer oficial 4K from NedoEquilibrio on Vimeo.

El Gran Circuito del Paine

Chile tiene trekking y sin duda uno de sus destinos más importantes para esta práctica es Torres del Paine. Si bien hay muchos circuitos pequeños y menos conocidos para realizar en el Parque Nacional, intentar la aventura del Gran Circuito del Paine, que normalmente se hace en 7 días y 6 noches, permite conocer una parte importante de este rincón de la Patagonia, de hermosos bosques, extensos glaciares y paredes de roca de majestuosidad sin igual.

TEASER PAINE BIG CIRCUIT – CHILE NATIVO | Powered by OutdoorsTV© from OUTDOORS TV on Vimeo.

Ascenso Monte Donoso

En una sacrificada expedición en los lindes del glaciar Tyndall, un grupo de expedicionarios enfrenta bosques, turbas, cajones llenos de nieve y el inclemente azote de los elementos, haciendo cumbre en un poco explorado cerro del Parque Torres del Paine, en la región de Magallanes

Texto y Fotos: Francisco Javier Rodríguez
Ubicado en el sector sur-oeste de Parque Nacional Torres del Paine y en las inmediaciones periféricas del gran glaciar Tyndall, el Monte Donoso resalta por su morfología cónica que le da un notable aspecto volcánico, con sus 1450 metros sobre el nivel del mar. Esta montaña debido a su acceso y lejanía, es pocas veces ascendida, a comparación de sus vecinos, sin embargo para el que ose internarse en sus laderas, ofrece una vista inigualable del área protegida que la acoge, principalmente el área sur, circundada por la cuenca del Río Serrano.
Rodeado en su base por extensas zonas de turba y cubierto hasta la cota 800 aproximadamente por densos bosques de lenga, su acceso resulta un arduo trabajo de orientación y paciencia. El acceso a esta montaña está por la ruta vehicular que dirige hacia guardería Grey o desde el río Serrano, el cual pasa a sus pies.

Ascendiendo durante el primer día por el extenso y denso bosque que cubre las faldas del Monte  Donoso.

Ascendiendo durante el primer día por el extenso y denso bosque que cubre las faldas del Monte Donoso.

Kilómetros en plano
La expedición compuesta por Iván Gomes Torres, Romano Marcotti Murua y quien redacta, se inició en el puente Grey: allí se dejó el vehículo y dio inicio a la aproximación hacia la montaña y área de campo base. Siendo mediodía tomamos rumbo dirección hacia el Monte Donoso, distante a 8 kilómetros. La ruta inicia adentrándose en una extensa pampa, la cual a ratos es cruzada por pequeños manchones de bosque y brazos del río Blanco. Superada la zona esteparia y ya en directa dirección hacia el macizo, nos internamos de lleno en el bosque, el cual se torna el escenario hasta llegar a la zona de campamento. Zonas arbustivas, turba, ríos, bosque, es la tónica de la aproximación hacia esta montaña, siendo altamente agotador. Por algunos lapsos es posible tomar senderos generados por ganado domestico que habitan en los alrededores del sector, senderos que facilitan de sobremanera el paso por estas zonas de vegetación con difícil acceso, sin embargo, la mayor parte del tiempo es apertura de camino y orientación.
Los primeros kilómetros son planos, mientras que superando la zona de turberas, el desnivel se hace notar. Cubiertas de arbustos, las laderas se elevan interceptadas por profundas quebradas con torrentosos ríos, los cuales hay que cruzar para proseguir el ascenso hacia el área de campamento.

 Iván Gómez y Romano Marcotti divisando los escarpados Cuernos del Paine desde las alturas del Monte Donoso

Iván Gómez y Romano Marcotti divisando los escarpados Cuernos del Paine desde las alturas del Monte Donoso

Eclipse de Luna
Al toparnos con la quebrada que separa el Donoso del grupo de cerros denominado Senos de Katherine, logramos percatarnos que se trataba de una frontera natural de unos 50 metros de profundidad, levantándose escarpadas paredes a ambos lados, por lo que se hacía imperante seguir ascendiendo por el valle hasta lograr encontrar un paso apto para bajar al río, cruzarlo y montarnos finalmente sobre la falda del Monte Donoso.
Hacia el otro lado del río, ya a la cota 600 aproximadamente, se abre una extensa llanura atravesada por un delgado riachuelo, y siendo alrededor de las 19:00 horas, el lugar se tornaba excelente para montar nuestro campamento base por dos noches.
Justo en frente de esta zona de campamento, finalmente logramos divisar una parte en donde la quebrada disminuía ligeramente su inclinación, permitiéndonos así cruzar.
El lugar era idóneo, se abría un claro entre la densa masa arbustiva y boscosa, si bien algo húmedo en las inmediaciones del riachuelo, perfecto para montar campamento. A unos 10 metros del curso de agua , sobre un montículo rocoso, nuestro lugar de descanso nos entregaba además, buena vista hacia el horizonte oriental.
Cansados y con hambre, dividimos las tareas, carpa, cocina, ¡y mate! Rápidamente las acciones se ejecutaron y, al cabo de una hora, estábamos cenando sentados mirando hacia las montañas y valles. Las condiciones climáticas eran muy buenas, no corría viento, la temperatura era agradable y se esperaba una noche estrellada y eclipse lunar. Sin pensarlo mucho, sacamos los sacos y quedamos listos para el vivac.
A eso de las 23:00, cuando ya pensábamos que no era la noche de eclipse y peleando contra el sueño, comienza el espectáculo astral. Ver un eclipse de luna, justo frente al campamento en una montaña, con condiciones climáticas perfectas y vivaqueando con los amigos, es sin duda alguna, uno de los momentos más increíbles que el montañismo te puede regalar.

Primera vista del majestuoso Glaciar Tyndall, parte de Campo de Hielo Sur, durante el intento a cumbre en el día 2 de expedición.

Primera vista del majestuoso Glaciar Tyndall, parte de Campo de Hielo Sur, durante el intento a cumbre en el día 2 de expedición.

Donoso se muestra
A la mañana siguiente, el día amaneció algo cubierto, sin nada de viento, pero el pronóstico decía que durante la jornada se iría despejando. Rápidamente dispusimos a hacer el desayuno, preparar el equipo y comenzar el intento al Donoso. Debíamos alcanzar una loma de 100 metros aproximadamente por sobre nosotros, para ver cómo era la parte alta de la quebrada, que debíamos seguir ascendiendo hasta lograr divisar nuestro objetivo.
Al alcanzar el punto señalado, pudimos ver en su totalidad el largo recorrido que nos quedaba aún para alcanzar el nacimiento de la quebrada; si bien el desnivel no era importante, la cantidad de nieve era absolutamente diferente. Se auguraba una jornada agotadora, pero teníamos el día completo para el intento a cumbre. Al internarnos sobre este cajón boscoso y nevado, el terreno se presentaba a ratos transitable y a ratos con nieve hasta la cintura, Sin embargo, todo esfuerzo tiene su recompensa, ya que comenzamos a divisar, en dirección oeste, un extenso mar blanco: se trataba del gran glaciar Tyndall, y a nuestra izquierda, el imponente Monte Donoso, con un cono perfecto imponente y solitario que se alzaba sobre nosotros, y su cima de hielo, que cubierta por densa nubosidad, se mostraba cada ciertos minutos.
Eran las 12:00 cuando divisamos el macizo, es cierto, era tarde, el ascenso a la cumbre lo calculábamos por lo menos con tres horas más en el bolsillo. Esto hizo que por segundos la moral bajara un poco, ya que no pensábamos que después de toda la mañana ascendiendo, la cumbre se mantuviera aún tan lejana. El terreno oscilaba entre extensas áreas cubiertas de dura nieve y largos acarreos. Cercano a la media tarde nos ubicábamos sentados en un expuesto filo bajo la cumbre, alzándose ésta 50 metros por sobre nosotros.

¡Un saludo desde el punto más alto de esta cumbre congelada!

¡Un saludo desde el punto más alto de esta cumbre congelada!

El intento final
Por decisión del equipo, dos quedarían en el filo mientras uno intentaría la cumbre. Es por este motivo que dispuse a poner mis crampones e intentar coronar el Donoso. La ruta es muy expuesta, no recomendable en días de viento. El hielo era de buena calidad, lo cual permitió un ascenso firme y seguro. A medida que ascendía, el desnivel era más notorio y el horizonte más amplio. Finalmente a las 15:30, después de varias ocasiones fallidas de intento de expedición, debido a las condiciones climáticas, ¡lográbamos alcanzar la cima del bello Monte Donoso!
El escenario lo conformaba la cuenca del Río Serrano, Monte Balmaceda, Monte Ferrier, Cordillera Paine, Glaciar Tyndall, Glaciar Geike, etc. Un contexto espectacular. Las cornisas de hielo expuestas hacia dirección sur-este mostraban la fuerza con que el viento azota la cumbre.
Las condiciones se prestaban para sentarse, mirar el paisaje, fotografiar, grabar, por varios minutos. Es una montaña lejana, de largo acceso, por lo que merece la pena darse un tiempo para disfrutar su cima.
Decidimos tomar otra ruta de descenso para de esta forma evitar el paso por el cajón nevado y facilitar el trayecto. Mantuvimos la cota por varios minutos, siempre por sobre el nivel boscoso, hasta llegar al punto donde debíamos descender a un cajón nevado, que para nuestra fortuna presentaba excelente estado de nieve, producto de la sombra que casi día completo le daba a esta parte de la montaña. A eso de las 19:00 horas estábamos en el campamento nuevamente. Las nubes ya se anaranjaban, anunciando el atardecer y junto con ello, el descenso de la temperatura.
Para esa noche había luna llena, primera noche eclipse y ahora luna llena, ¡más no se podía pedir! Estaban anunciadas precipitaciones leves matutinas, por lo que decidimos dormir en carpa, para no despertar cuando ya las plumas de los sacos estuvieran estilando.

Démosle por la turba
Al día siguiente, efectivamente la lluvia se haría presente; desayunamos, levantamos campamento y emprendimos marcha. Precipitó sin parar por largo tiempo, lo suficiente como para ablandar las turbas que tapizan los pies del Donoso, y que debíamos cruzar. Al descender totalmente de la montaña, vimos que al final de una extensa turba, de a lo menos 1 kilómetro, nacía un sendero de ganado que se internaba en el bosque, el cual nos hizo pensar que podría llevarnos hasta las pampas que conectan con el camino vehicular, ahorrándonos de este modo abrirnos paso por los matorrales, bosques impenetrables y quebradas que habíamos cruzado el primer día.
Ya mojados, cansados y con hambre dijimos “démosle por la turba no más”, y comenzamos a internarnos en el mar de Sphagnum magellanicum, conocido como “Turba Roja”, siendo este tramo sin duda el más agotador de todo el descenso de la montaña.
Una hora estuvimos insertos en el mar de turba, a ratos tirando una par de “chuchadas”, pero finalmente al lograr salir de esta e insertarnos en el sendero que veíamos desde la montaña, hasta abrirnos paso hacia la gran pampa que en cosa de minutos nos llevaría hasta el vehículo. A las 14:00 horas, bajo un radiante sol, estábamos cruzando el Puente Grey para dar así fin al ascenso del gran Monte Donoso.

DSCN1665

Senderos y Aventuras en Torres del Paine

Durante la tercera semana de marzo se llevó a cabo la segunda versión del Trail Adventure Torres del Paine, evento en categorías de 12, 25, 50 y 90K que reunió a más de 250 corredores. Aquí mostramos no solo el evento, sino que también el ambiente salvaje de la Patagonia, que envolvió este evento con una paisaje lleno de vida.

Texto y Fotos: Francisco Ibarra

Una pareja de guanacos desplazándose hacia el camping de Cerón. Un grupo grande estaba en medio del camino y al acercarse empezaron a moverse. Un puma había atacado a uno de ellos en el cuello, pero el guanaco me pidió no salir en la foto, por lo sangriento de la herida. Estar tan cerca de ellos me hace pensar en la cercanía del elemento salvaje en Torres del Paine.

Una pareja de guanacos desplazándose hacia el camping de Cerón. Un grupo grande estaba en medio del camino y al acercarse empezaron a moverse. Un puma había atacado a uno de ellos en el cuello, pero el guanaco me pidió no salir en la foto, por lo sangriento de la herida. Estar tan cerca de ellos me hace pensar en la cercanía del elemento salvaje en Torres del Paine.

Un corredor de los 21 K a punto de girar para volver a la meta; en este arroyo, uno de los muchos cursos de agua que cruzaban los senderos, los corredores paraban para refrescarse, en uno de los pocos momentos en que se acercaba el sol.

Un corredor de los 21 K a punto de girar para volver a la meta; en este arroyo, uno de los muchos cursos de agua que cruzaban los senderos, los corredores paraban para refrescarse, en uno de los pocos momentos en que se acercaba el sol.

Eduardo Arroyo subiendo el mirador del Puma, en un tramo de 1 km vertical de los 90K. Cerca de las 6 de la mañana largo esta categoría, donde solo 6 valientes dieron la pelea.

Eduardo Arroyo subiendo el mirador del Puma, en un tramo de 1 km vertical de los 90K. Cerca de las 6 de la mañana largo esta categoría, donde solo 6 valientes dieron la pelea.

Un pequeño ejemplar de chuncho, de 15 cms de alto, descansa entre el follaje de la vegetación que rodea el camino a la base de Las Torres. Estaba a un par de metros solamente, y con tranquilidad posó para mi lente.

Un pequeño ejemplar de chuncho, de 15 cms de alto, descansa entre el follaje de la vegetación que rodea el camino a la base de Las Torres. Estaba a un par de metros solamente, y con tranquilidad posó para mi lente.

Aunque la competencia no pasaba por esta orilla, en esta imagen del lago Grey se alcanza a ver destacado por la luz los cerros por donde iba el sendero, bajo la sombra de los cuernos del Paine.

Aunque la competencia no pasaba por esta orilla, en esta imagen del lago Grey se alcanza a ver destacado por la luz los cerros por donde iba el sendero, bajo la sombra de los cuernos del Paine.

Un zorro culpeo aguza la vista en el rocoso terreno que rodea la laguna del mirador Base de las Torres. Estaba una familia completa en una cueva, protegiéndose del viento, y los sorprendimos en su siesta grupal. Con toda calma se fueron moviendo buscando un espacio más tranquilo para descansar.

Un zorro culpeo aguza la vista en el rocoso terreno que rodea la laguna del mirador Base de las Torres. Estaba una familia completa en una cueva, protegiéndose del viento, y los sorprendimos en su siesta grupal. Con toda calma se fueron moviendo buscando un espacio más tranquilo para descansar.

Trabaja como Guía Explora

Cada año Explora selecciona candidatos de todo el mundo para convertirse en los próximos guías de sus operaciones en Patagonia, Atacama y Rapa Nui. Este 2016, el proceso de postulación se llevará a cabo durante todo este mes de abril y se invita a jóvenes profesionales apasionados por el aire libre y con vocación de servicio.

Para la cadena de hoteles Explora, el guía es considerado un elemento clave en el éxito de la compañía, ya que acompaña al viajero durante toda su estadía, dentro y fuera de las instalaciones; es la persona encargada de interpretar sus expectativas y de liderar las exploraciones. Se exige de ellos que conozcan el destino donde trabajan; y para ello reciben entrenamiento en una Escuela de Guías propia.

En junio, una vez terminada la selección de los postulantes, viajan a Colunquén, un fundo ubicado en la región de Valparaíso, donde se crían y adiestran los caballos de Explora y donde los próximos guías tienen su primer acercamiento con la compañía. Durante diez días de campamento, los jóvenes aprenden de flora y fauna, de avistamiento de animales, de filosofía explora y de técnicas de guiado, además de realizar actividades outdoor. Después de ese proceso de entrenamiento, son enviados a sus destinos para continuar con la formación. Al cabo de tres meses, ya están listos para guiar a los viajeros y vivir una experiencia de vida memorable.

 

Actualmente, los guías son jóvenes profesionales de diversos rubros que optaron por un trabajo alternativo que les permitiera desarrollar su pasión por el aire libre. Entre ellos, hay médicos, ingenieros, veterinarios, diseñadores, arquitectos, provenientes de 10 nacionalidades diferentes. Todos hablan inglés y español fluido y algunos cuentan con un tercer idioma.

Si quieres postular,  participa del proceso en www.explora.com/postulaguiaexplora.

Outours: La Última Esperanza de la Patagonia

Para aquellos viajeros que persiguen una ruta diferente a las ya conocidas Torres del Paine, la provincia de Última Esperanza revela sus secretos paisajes con espectaculares atractivos culturales y naturales y un sinfín de actividades que esperan a ser descubiertas. En este Outours te ayudamos a preparar tu próximo viaje e inspirar el descubrimiento de estas maravillosas tierras de indómita naturaleza: La Última Esperanza de la Patagonia.
Continue reading

Torres del Paine entre los 35 parques nacionales más bellos del mundo según Huffington Post

“¿Cuál es la manera de darse cuenta cuán maravillo es nuestro planeta? Simple: visita los parques nacionales más espectaculares del mundo”. Así comienza la nota publicada por Huffington Post, medio digital que seleccionó los 35 parques más destacados del planeta. En el N° 18 del Ranking se encuentra Torres del Paine, parque de más de 180 mil hectáreas ubicado en la Región de Magallanes y declarado reserva Mundial de la Biosfera en 1978.

Continue reading