Interactive Coloring

drag iconDrag any color from the left toolbar to an area or text in the page. A blue outline will indicate a droppable element.

drag iconOn mobile, wait a tiny bit until you drag the color drop.

Esquí en Jackson Hole y el Teton Range

Andar en los Andes es mi vocación desde siempre. Esquiando, andando en bici, escalando, guiando, enseñando y disfrutando con mis amigos. Aquí comparto mis aventuras y lo que más me gusta en la vida. Queriendo esquiar en todo el mundo, hace varios años llegue a Jackson Hole y el Teton Range en Wyoming; ahí descubrí estas montañas increíbles, con fácil acceso y la mejor nieve del mundo.

Texto y Fotos: Carlos Liendo

Esquío desde los tres años especialmente en Portillo, donde las montañas son impresionantes  y se vive un gran espíritu de montaña. Conocí el rando hace más de 15 años en el Villarrica y desde entonces es parte de mi vida, así como las grandes caminatas, el equipo malo de antes, llevar tus esquíes por horas por los bosques del sur, cargar caballos y viajar con amigos; a veces bien apretados en los autos, sin saber si íbamos a esquiar mucho o nada.  Son parte de la mística y un estilo de vida, ahora más cómodos, con buenos equipos, más amigos y muchas más ganas.

En marzo de 2013, después de varios años de disfrutando de los veranos, pero sufriendo con el calor, decidí volver a uno de mis lugares favoritos en el mundo, Jackson Hole, Wyoming y  el Grand Teton, donde pasé algunas temporadas como hace 10 años.

Middle Teton, South Teton y Grand Teton

Antes, había pensado irme a Alaska, donde estuve el 2004, lavando platos y esquiando mucho, pero en esas fechas no encontré partner y cambié de plan.

Me fui el 15 de marzo después de mi temporada en Aconcagua, por 5 semanas, visitando amigos que me alojaron y acompañaron, en montañas de Utah, Wyoming y  Montana.

Canaletas donde caían avalanchas chicas y grandes

Llegué a  Salt Lake City a quedarme por unos días con los Thumm (Nico, Dani y Rafaela), que vivían ahí por 6 meses y me llevaron a conocer Alta y Snowbird. Después,  seguí a Jackson Hole a encontrarme con amigos viejos y nuevos; me quedé con Wesley Bunch, localazo, con quien estábamos de acuerdo en randonear todo lo posible por esos días.

Las nubes y las nevadas nos pronosticaban días del mejor powder, pero también el riesgos de avalanchas, viento, mala visibilidad -y sol a ratos-, que nos acompañaron por dos semanas. Eso no nos detuvo de salir del pueblo a las 6 am, durante varios días y recorrer el Parque, en algo parecido a una competencia, con los otros riders, que estaban en los  estacionamientos claves para las diferentes rutas, ¡era muy chistoso! Mount Glory, Ten Six Nine Six, Chute The Moon, Buck Mountain, Avalanche Canyon fueron algunos… y el Grand Teton, que nos mandó para la casa a las 4 de la mañana, al fin de la aproximación, en todo ese viento y nieve. Despues de 12 días seguidos, estaba raja.

Un pequeño esfuerzo para hacer ski fuera de pista

 ¡Bautiza esa Canaleta!

Ese mismo día, en la tarde, viajé con mi  amigo Mike Gardner (niño prodigio del esquí de montaña) y  nos fuimos hacia el norte, a Montana, para conocer Big Sky, Bridger Bowl y randonear más, ahora en nieve primavera.

Me quedé en la ciudad de Bozeman, en la casa de 6 amigos nuevos, que esquiaban mucho, y planeamos dos días de rando muy buenos. Fuimos al Bridger Range a unas canaletas que ellos estaban mirando hace rato. Cuando quise saber su nombre, no me pescaron, ni ellos sabían, así que para dejarme tranquilo le pusieron “Carlos Couloir” Ja Ja,  ¡y no pregunté más! Estuvo excelente, pendientes fuertes, nieve polvo y cartón, ¿qué mejor?

Esos días pasaron muy rápido y  una tarde, “hidratando”, conocí a Darby, una amiga de ellos que iba a Jackson en esos días, así que me fui con ella.

Esta es una de las desafiantes canaletas que te encuentras allá

Cuando llegué, me quede con mi amigo Jonathan Selkowitz. Ahora, estaba bien primaveral y nos decidimos a ir a Mount Taylor, que se esquía solo cuando es totalmente seguro, con nieve muy consolidada. Siempre se ve desde el camino y dan ganas de esquiarlo de una sola vez.

Por supuesto, esa tarde comenzó a nevar, esta vez con calor. Con Selko hicimos lo que se podía; Mount Glory siempre salva cuando hay más peligro, con bajadas buenas y protegidas de las avalanchas, pero pasaron los días y ya no quería esperar más: ahora llovía, caían rayos y no iba a parar. Todavía me quedaba una semana, así que cambié mis planes y viajé todo el día para llegar a Bend, Oregon, donde vive mi hermana, en un pueblo buenísimo. En 5 días, hice MTB, ski de fondo y escalada. Con  Lucas y Thomas, mis sobrinos de 8 y 10 años que son secos, y con Lindsey Clark y Mike fuimos por el día a Broken Top, el clásico rando del lugar.

Al final, aunque no pude subir el Grand Teton, no puedo estar más feliz, ya que pude esquiar en Marzo, con la mejor nieve polvo y líneas filetes, los mejores partner y más de 15.000 metros de desnivel.

¡Vayan a Jackson!

Este viaje podría ser una excelente inversión en felicidad, aprendizaje y experiencia en la nieve, perfecto para  un grupo de do o tres personas.

La mejor nieve polvo que te llegaba al ombligo

Itinerario

1) Llegar a Salt Lake City y desde el Aeropuerto, tomar el bus a Jackson Hole. $80.00 por persona.

2) Buscar y reservar en internet  www.jacksonholechamber.com  un Motel para dos o tres personas.  Por $50.00 por persona, puedes encontrar uno limpio, cómodo y seguro, con jacuzzi y a pasos  de bares, tiendas y  transporte al centro de esquí y supermercado. Este va a tener refrigerador y cocina pequeña, ideal para desayunos y  algunas cenas.

3) Partir temprano al “village” (Centro de Skí) en bus y comprar sus ticket por uno o más días $100.00 p/p. Pueden comprar con anticipación por Internet, pero es difícil encontrar otro precio. www.jacksonhole.com

4) Durante el primer día de ski, en un descanso, visita el servicio de guías de “Out of Bounds” pide  la información que necesites y contrata el servicio para uno o dos días más.

Desde $210.00 o $275.00 con ticket p/p por día.   www.jacksonhole.com/backcountryguides

Ganarán una experiencia en la nieve difícil de encontrar, con guías increíbles y no van a poder creer el terreno y la nieve. También van a tener buenas ideas para los siguientes días. ¡Imperdible! Van a salir del centro, caminar y esquiar, las 3 o 4 bajadas de tu vida.

5) Hasta aquí hay suficiente trabajo para 6 a 10 días, si quieren usar sus pieles y visitar el Teton National Park, otra experiencia de sus vidas y gran aprendizaje. Pueden ir a la tienda “Teton Mountaineering” en el centro del pueblo y pregunten por algún “Ski guide” que les puedan contactar y así podrán conocer y negociar personalmente con algún profesional; deberán hacerlo con dos o tres días de anticipación.

6) Si quieren un Up grade, arrendaría un auto, algunos días o por toda su estadía, desde Jackson o Salt Lake, con 4×4, porque verán mucho hielo por tramos muy largos.

Esquiando en paisajes como estos, es todo un placer

A %d blogueros les gusta esto: