Interactive Coloring

drag iconDrag any color from the left toolbar to an area or text in the page. A blue outline will indicate a droppable element.

drag iconOn mobile, wait a tiny bit until you drag the color drop.

Victor Carrera, parapentista: «Un buen piloto hace todas las disciplinas»

Este año, “Bicho” Carrera, joven y avezado piloto de Maitencillo auspiciado por Ozone-Flx Parapente, entra a cursar sus estudios superiores en Santiago. Quisimos conversar con él antes de que aterrizara en la capital y descubrir cuáles son los horizontes que se le abren como piloto profesional de acrobacia, ámbito del parapente en el cual se le ve un tremendo futuro.

Entrevista: José Francisco Hurtado

Desde los 3 años que Victor anda con una vela sobre su cabeza. Volar en parapente para este deportista local de Maitencillo, playa ubicada al norte de la región de Valparaíso, es algo tan natural como caminar. Y no exagera: cuenta que como a pie no le resultaba tan bien, una  vez fue a la casa de un compañero de colegio en parapente: partió volando y volvió volando. Controlar una vela de Acro es algo delicado, los amigos de Victor saben que él se maneja bien con estas: son de envergadura más pequeña y por ende sus comandos son muy precisos y maniobrables. ¡No es como para principiantes!

A Victor les gustan las maniobras en pérdida: ¡revísense en Youtube un Misty Flip por ejemplo! Las sensaciones que le provoca su deporte son de satisfacción total. Para él , el  parapente es lo mejor que hay en la vida.

¿Cómo te han apoyado con los altos costos del parapente?

Es un deporte bien caro en realidad. Por harto tiempo la hice yo comprando solo mis parapentes;  quizás no fueron las mejores velas, pero siempre he sabido elegir bien, y he tenido un poco de apoyo de mi familia. Hace poco recibí  la ayuda de todos  mis amigos, que juntaron plata y me compraron una vela 2014; Francisco Fluxá dijo que me financiaba el resto, o sea un 50%. Con esto se me abrió una puerta para poder hacer las maniobras más difíciles, porque la vela que tengo ahora es excelente. Yo antes estaba ocupando una vela de acrobacia modelo 2010, y me prestaron una nueva, el mismo modelo que tengo ahora. Se siente harto la diferencia: si llega a haber un problema, la vela rescata fácil; se siente mucho más energía en los giros y facilita el trabajo.

IMG_0203

¿Cuál es tu logro más reciente piloteando?

La última gran aventura –porque en el verano me dedico a trabajar- fue un vuelo de Cross Country en noviembre, que queríamos hacer entre Antofagasta e Iquique; son 300 km. pero el viento no se dio, ya que tenía que estar sur y estuve norte. Yo logré hacer 120 km; para ser mi primer vuelo Cross Country fue increíble: 5 horas volando en el desierto, cruzando las montañas, con turbulencias, comiendo en el aire. Fue muy entretenido y quedé muy emocionado. Un buen piloto hace todas las disciplinas.

¿Cómo te ha ido en el mundo del Acro?

Antiguamente, hasta 2009, se organizaba una competencia acrobática en Chile en Arica. En esa ocasión falleció el organizador (Alfredo Gardilcic) y desde ahí no ha habido mucha organización en el tema de parapente Acro, pero si en Cross Country, donde se organiza el Open. En abril de 2013 se hizo el Acro Pucón, donde nos juntamos pilotos nacionales e hicimos una especie de pichanga donde quedé segundo, detrás de Raúl Petit. Somos buenos amigos, todos los años viajo a Iquique en noviembre y practicamos juntos maniobras sincronizadas.

¿Qué tiene de especial tu spot y el despegue en Maitencillo?

Mi papá fue el fundador de Parapente Maitencillo, y yo que ahora tengo 18 soy el dueño y encargado de esta pista y centro de vuelo. Durante el año trabajo los fines de semana, pero en el verano la pega es siempre. Estoy full enfocado en esto, en hacer crecer mi empresa. Para mí no es un tema desconocido, porque es el lugar donde nací.  Todo es super natural y siento que lo manejo muy bien.

Bicho-Full-Res

 ¿Cómo es para tu disciplina volar en la costa?

En cuanto a la acrobacia, todo empezó para mí por un viaje que me regalaron a Iquique. Yo ya venía haciendo las maniobras básicas y allá me desenvolví más, logrando maniobras más pro; desde ahí no paré hasta que llegué aquí. La playa es uno de los mejores lugares para volar porque el aire es super tranquilo, los acantilados son bacanes y, sobre todo, la pista que tengo es muy amplia. Uno puede tener un muy buen feeling porque las condiciones son muy constantes.

¿Qué cosas entretenidas puedes hacer con tu vela como local?

Yo, por ejemplo, juego a pararme en el asta de las banderas, en las barandas de las escaleras, en los techos de las casas;  ¡tengo videos de eso! Muchos pilotos me dicen que estoy loco y que me voy a accidentar, y yo les digo “sí, claro”. Lo que pasa es que uno llega a un punto en que tiene tan desarrollada una maniobra, y tan papeado que uno va, hace la cuestión y le sale al toque. Pero yo tengo muy claro mis límites, soy super consciente y se que hay cosas que no puedo hacer por la altura que tengo en Maitencillo… y bueno, voy y lo hago en otro lugar, donde vuelo sobre 800 los metros. Las velas de hoy están saliendo tan seguras, que el trabajo se facilita mucho más. Si hago algo acá es porque lo tengo demasiado a la mano y estudiado.

A %d blogueros les gusta esto: