Interactive Coloring

drag iconDrag any color from the left toolbar to an area or text in the page. A blue outline will indicate a droppable element.

drag iconOn mobile, wait a tiny bit until you drag the color drop.

Escaladores extremos consiguen abrir nueva ruta en una de las cumbres más difíciles de Chile

• Sebastian Rojas, atleta del team The North Face, Rodolfo Torrens y Manuel Medina estuvieron 14 días internados en Torres del Avellano, en la región de Aysen.

• Bajo condiciones muy adversas y soportando temperaturas mínimas, los escaladores nacionales consiguieron abrir la ruta “Arroz con leche y Candela” que se encuentra sobre los 2 mil metros sobre el nivel del mar.

“Este asenso en particular fue mágico. Volví a sentir el montañismo como cuando estaba recién partiendo, cuando iba a un lugar sin saber nada de lo que me esperaría”. Así, comenta Sebastián Rojas su sensación luego de abrir una de las rutas más complicadas en una de las cumbres más difíciles de nuestro país. El atleta del team The North Face se mostró muy satisfecho por su logro, sobre todo, por estar casi 15 días enfrentando temperaturas mínimas y luchando por sobrevivir al frío extremo.
Aprovechando las únicas dos oportunidades para escalar debido al mal clima, los 3 atletas lograron abrir una nueva ruta en la Torre del Avellano. A 2000 msnm, la nueva ruta bautizada como “Arroz con leche y candela” 5.11 400 mts 6to mixto, fue el escenario donde los 3 atletas consiguieron una hazaña online casino que por momentos vieron muy difícil.

Tras la exitosa subida, el verdadero desafío era bajar:
Una vez realizado el ascenso, comenzaba el verdadero desafío: Conseguir realizar un descenso bajo condiciones extremas. Durante 4 días, los 3 intrépidos atletas debieron permanecer instalados dentro de una carpa y sin posibilidad de moverse. Tras 4 días refugiados, los atletas pudieron completar el descenso y así finalizar una tremenda experiencia, bautizando una de las más difíciles rutas de escalada.

 

Sebastian Rojas, atleta del team The North Face, Rodolfo Torrens y Manuel Medina estuvieron 14 días internados en Torres del Avellano