Interactive Coloring

drag iconDrag any color from the left toolbar to an area or text in the page. A blue outline will indicate a droppable element.

drag iconOn mobile, wait a tiny bit until you drag the color drop.

Entrevista a Diego Seguel Moreno

Luego de tener un accidente en 2002 practicando snowboard, que lo dejó en silla de ruedas, Diego Seguel descubrió el mono ski o sit ski. Ya lleva más de 12 años practicando este deporte con varios reconocimientos. Aquí conversamos de su historia, su pasión por el deporte y sus próximos desafíos paralímpicos, entre los que considera los juegos invernales en Corea del Sur.

 

 30 años/Esquiador Paralímpico/ Santiago

Cuéntanos cómo descubriste el mono-ski

En el año 2002 durante la recuperación de mi accidente, me fue a visitar Tomas Del Villar. Él es un ex corredor de monoski, y en ese tiempo era el único que había en Chile. Ahora se encuentra retirado de las competencias, pero gracias a él conocí el monoski. Me acuerdo que me mostraba fotos, videos y yo soñaba con poder realizar este deporte, sueño que se hizo realidad al año siguiente de mi accidente. El año 2003 me compré mi primer Monoski y con la ayuda de Tomás quién me enseñó mucho sobre este deporte, y así volví a aprender a esquiar.

¿Quién te ha inspirado en el deporte paralímpico?
Bueno, aparte de Tomás que fue una gran influencia en mis inicios, hay otro corredor que me inspiró mucho para tomar la decisión de dedicarme al esquí de manera profesional. Él se llama Josh Dueck, es un canadiense con una historia muy similar a la mía, con la que me identifico mucho. Josh además de ser uno de los esquiadores más osados, también es un excelente orador motivacional; él hizo que me diera cuenta de que todo es posible si realmente luchamos por lo que deseamos.

¿Cómo te han aportado los deportes de nieve que a lo largo de tu vida?

Los deportes de nieve significan todo para mí. He aprendido mucho de la montaña. La majestuosidad de la montaña me ha enseñado a ser más humilde por el hecho de sentirse pequeño en medio de tanta inmensidad. He aprendido a ser perseverante, a volver a levantarme cuantas veces sea necesario, a ser respetuoso con uno mismo y con los demás. Me ha enseñado a trabajar en equipo y ser una persona disciplinada.

El Race-wheelchair hoy en día es un deporte de entrenamiento para ti; ¿qué valoras de este deporte más urbano?

Lo bueno de este deporte es que lo puedo practicar en los periodos que no hay nieve, me sirve mucho para estar en buen estado físico y llegar bien preparado a las temporadas invernales. Es muy bueno para trabajar los mismos músculos que trabajan en el Monoski, y además me gusta mucho participar en las carreras de “Running” porque es muy entretenido el ambiente de entusiasmo que se genera y se comparte.

IMG_0921edit

¿Qué te motiva a participar en competencias?
Principalmente me gustaría que Chile tuviese mas logros deportivos en mi disciplina y que la gente pueda ver que la gente con algún tipo de discapacidad podemos hacer cosas realmente asombrosas. Para mí, siempre al competir hay un aprendizaje, independiente del lugar que salgas, lo cual ayuda mucho en el desarrollo personal en el monoski.

En las competencias ¿te ha tocado conocer otras historias de superación interesantes?
La verdad es que sí. En deporte paralímpico me ha tocado conocer personas e historias de superación increíbles. Son muchas las historias que podría contar, pero una de las primeras que se me viene a la cabeza es la de mi compañero de habitación durante los Juegos Odesur. Él era de Gendarmería y recibió un disparo en la cabeza por un compañero de trabajo, que lo dejó ciego. Luego de pasar por una depresión descubrió que podía volver a correr y el deporte le dio un giro, que cambió su vida para mejor. En la mayoría de los casos que he conocido en la competencias, el deporte los condujo a una vida mucho más plena y sana.

Cuéntanos de tu experiencia en el Campeonato Suramericano IPCAS en Nevados de Chillán, donde obtuviste el primer lugar en tu categoría y segundo en la categoría General
Éste fue el primer campeonato IPCAS que se realiza en Chile y en Sudamérica lo cual es muy importante para nosotros. Vinieron equipos de Brasil, Argentina, Colombia, México. Si bien no vinieron los equipos más fuertes del mundo como lo son Japón, EEUU y otros, es muy importante mostrar que en Chile podemos hacer eventos de esta categoría, y más importante aun es mostrar que los corredores de este lado del mundo estamos para competir. Se espera que este año haya otro evento IPCAS en Argentina, sería muy bueno que más países se incorporen a las competencias en el hemisferio sur para ir subiendo el nivel de dificultad del evento y espero poder representar a Chile de la mejor manera.

¿Cuál es tu desafío más próximo? 

Mi desafío más próximo es ser el primer esquiador paralímpico en hacer Heliski en la Cordillera de los Andes. Por otra parte, quiero entrenar mucho para llegar en óptimas condiciones a las competencias que comienzan en noviembre en el hemisferio norte.

Para los Juegos Paraolímpicos Pyeongchang 2018, ¿Cómo funciona la competencia a nivel general? ¿En qué pruebas quieres participar? ¿Cómo te estas preparando?
Estos juegos se hacen a la semana siguiente que terminan los Juegos Olímpicos convencionales. Utilizamos las mismas pistas y las mismas reglas que en el ski alpino convencional. El Esquí Alpino convencional consta básicamente de 5 disciplinas, Slalom, Slalom gigante, Súper Combinado, Súper-G y Descenso. Sería un sueño poder participar en cada una de ellas, pero me conformo con participar en al menos 3: Slalom, Slalom Gigante y alguna de las otras. Para esto tengo una rutina de entrenamiento diaria, en la que voy al gimnasio O2 todos los días de la semana, mantengo una alimentación sana, y lo más importante de todo es sumar horas y kilometraje en el monoski.

¿Quiénes han sido apoyo en tu carrera?

Son muchas las personas que han sido un apoyo importante en mi carrera. Mi familia y mi polola principalmente por creer en mí. También han sido muy importante el comité paralímpico de Chile, mi equipo y mis entrenadores Carlos Torres, Christian Ahues y mi compañero de equipo Koke Migueles, junto a ellos entrenamos en la Parva, en Chillan y viajamos juntos a las competencias en el extranjero. Ellos tienen un profundo conocimiento sobre el deporte blanco y siempre cuando estoy con ellos aprendo algo nuevo. Por otra parte también han sido muy importantes mis auspiciadores principalmente CCU con quien tenemos una relación muy cercana y directa. Gracias a todos ellos es quien soy hoy en día y estoy profundamente agradecido de cada uno de ellos por el apoyo que me han dado.

A %d blogueros les gusta esto: