Interactive Coloring

drag iconDrag any color from the left toolbar to an area or text in the page. A blue outline will indicate a droppable element.

drag iconOn mobile, wait a tiny bit until you drag the color drop.

Consejo Experto: ¿Cómo ir a esquiar a Aysén?

Las pocas precipitaciones en la zona central nos hacen pensar en buscar destinos fuera de los típicos centros de ski. Aquí José Luis Troncoso nos da algunas ideas de cómo enfrentar un viaje a la Patagonia, y las diferencias que hay que tener en cuenta para ponerse las tablas y deslizarse en los paisajes del extremo austral.


Instructor y Guía de Alta Montaña, José Luis Troncoso es atleta Mammut y tiene amplia experiencia en Chile (Norte, Zona Central, Patagonia) y EE.UU, (Rocky Mountains, North Cascades, Alaska). Cuenta con cursos certificados en primeros auxilios, avalancha y ski entre otros. Lleva más de 10 años guiando y 8 años enseñando para la Escuela NOLS.

Sobre el equipo

Los esquís tal vez el tema más sensible y complicado para algunos esquiadores. En mi experiencia en la región y en otros lugares he podido esquiar diversos tipos de esquís. Aquí va mi humilde recomendación de lo que creo es un excelente all around para la región de Aysén: sugiero que prueben con los Dynafit Grand Teton y K2 Coomback. Estos dos son esquís muy versátiles ya que responden muy bien en prácticamente cualquier tipo de nieve. Las fijaciones Dynafit creo que son un acierto ya que básicamente no fallan –al menos para mí, no hasta ahora- comprándolas con otras fijaciones que he tenido. Crampones para los esquís también son algo clave, ya que se usan bastante debido a los cambios bruscos de temperatura. Y para las pasaditas más difíciles, siempre es bueno llevar crampones para las botas, idealmente unos ultra livianos. Mismo criterio aplicaremos con el piolet. También es bueno tener bastones telescópicos, para poder adaptarlos a la pendiente que enfrentamos.

2. Usar Equipo de Avalanchas

Las operaciones de rescate deben contar con el equipo de avalanchas adecuado. Lo más importante: ARVA, pala y sonda. Sin estos elementos la posibilidad de socorrer a víctimas se reduce significativamente. Por supuesto, no solo llevarlos, sino saber ocuparlos de manera efectiva y eficientemente, algo que se logra solo con el entrenamiento. La XI región se caracteriza por cambios climáticos muy bruscos y mucha precipitación. ¿Qué quiere decir esto? Que de una lluvia muy fuerte puedes pasar a nevadas en muy poco rato. Por esto y otros factores es importante informarse con los locales de las condiciones del manto nivoso. Así mismo, es fundamental tomar las decisiones adecuadas a la hora de elegir por dónde harás tus desplazamientos. Hay que moverse teniendo un plan y observando lo que sucede alrededor de dónde vas viajando. Todo lo relacionado con la nieve es un tema complejo que requiere de mucho estudio y observación; cabe también destacar que el entrenamiento y cursos son fundamentales para viajar de forma segura en terreno de montaña con nieve.

 

3. La Ropa

Hay que llevar chaqueta y pantalón impermeable y respirable, polar e idealmente chaqueta de relleno sintético, que es una pieza clave en la vestimenta. El relleno sintético funciona excepcionalmente bien en esta región ya que el clima es bastante húmedo y si llegara a llover no queremos arriesgar a mojar la pluma y quedar sin chaqueta. Personalmente recomendaría la Rime Jacket de Mammut; a la hora de cargar, es de poco peso y excelentes propiedades térmicas. Y sí, funciona bastante bien incluso cuando está empapada. Además, no puede faltar la primera capa superior e inferior, mochila de 35 a 45 litros para randonear durante el día y llevar todo lo necesario. Las condiciones climáticas alrededor de Coyhaique, por lo general, son muy caprichosas.
 

4. Moverse por la región

Todo lo que significa logística en Aysén es algo clave. El sistema de transporte público complica bastantes las cosas, así que una buena idea es arrendar un vehículo y así tener independencias para moverse a los diferentes sectores de ski. De todos modos si uno anda en plan de economizar, siempre se puede coordinar con buses que van hacia Puerto Ibáñez, Villa Cerro Castillo o Cochrane. Recuerdo la última vez que salimos de la expedición Coyhaique Alaskina tratamos de irnos de vuelta a Coyhaique a dedo después de 3 horas, sin que nadie nos llevara. Tuvimos que llamar por satelital a nuestro buen amigo Sergio Vásquez para que nos fuera a buscar ya que nadie nos quería llevar y ya se estaba haciendo muy tarde. Compra tu pasaje de avión con anticipación y ahorrarás mucho dinero; la diferencia de precios es abismante.

5. Disfruta el paisaje

El entorno de la XI región es increíble. Las posibilidades de poder esquiar lugares nuevos y remotos son infinitas. Si bien hay que ganarse esos exquisitos descensos pasando por aproximaciones largas, por bosques maravillosos de coihue y lenga en su mayoría, al final del día vale la pena cada gota de sudor que fue derramada. El poder sentirse solo en la inmensidad de la montaña en lugares poco visitados hacen de Aysén un lugar el cual realmente vale la pena visitar.

 

6. Hay que aprender

Estos consejos son un punto de partida. Si después de leer esto te sientes confundido, dudas y piensas que no tienes los conocimientos para salir a randonear de forma segura, tu mejor opción será contratar un guía calificado. La Asociación Chilena de Guías e Instructores de Montaña y Escalada puede ofrecer muchos guías bien capacitados, con todos los cursos necesarios para brindarte una experiencia positiva y segura. Una buena idea también sería tomar un curso con la AIARE, Nivel 1, para poder entender mejor el tema de las avalanchas. Si quieres hacer viajes, Patagonia Mountain Guides, ofrece viajes a la región de Aysén y Patagonia en esquí de montaña.

A %d blogueros les gusta esto: