Interactive Coloring

drag iconDrag any color from the left toolbar to an area or text in the page. A blue outline will indicate a droppable element.

drag iconOn mobile, wait a tiny bit until you drag the color drop.

Ejercitarse para reducir el dolor

En un estudio realizado por Texas Tech se examinó el efecto de diferentes intensidades de ejercicio en algo llamado “la modulación del dolor condicionado” y se concluyó que el ejercicio fuerte diminuye la sensación de dolor en el cuerpo.

La idea es básicamente que “el dolor inhibe el dolor.” Si te doy una descarga eléctrica es posible que la clasificarías como un 7 de 10 en la escala del dolor. Ahora bien si te pego con un palo afilado en el brazo (digamos que el palo es un 3 en la escala de dolor) y a continuación te doy otra descarga eléctrica mientras el palo te golpea, calificarás al shock como menos doloroso, tal vez un 5. La razón es que, con el fin de lidiar con el palo, el sistema nervioso central tiene su recepción de dolor “rechazado”. Este es un factor importante en el tratamiento de las enfermedades con dolor crónico.

Lo que el nuevo estudio analizó fue el vínculo entre los inhibidores de dolor naturales del cuerpo (CPM) y los patrones de actividad física en un grupo de 48 voluntarios. Estudios anteriores han demostrado que el ejercicio vigoroso mejora la  inhbición del dolor. El nuevo estudio estaba tratando de evaluar si la actividad física moderada tiene efectos similares. Sin embargo, se concluyó que el ejercicio moderado no se asoció con una mejora en la inhibición del dolor.

Hay que sufrir para reducir el sufrimiento, al parecer.

Marathon-runner-631x421