Interactive Coloring

drag iconDrag any color from the left toolbar to an area or text in the page. A blue outline will indicate a droppable element.

drag iconOn mobile, wait a tiny bit until you drag the color drop.

Estado de FLOW

¿Por qué volvemos a practicar una y otra vez nuestro deporte? ¿Qué nos atrae tanto en particular? ¿Por qué se pregunta la gente que no hace deporte y que no está en contacto con la naturaleza sobre la adicción que envuelve a los deportes outdoors? ¿Será por el contacto con la naturaleza? ¿La adrenalina? Gran parte de la respuesta está en el Flow.

Flow. Esta simple palabra describe un estado mental único de éxtasis donde el tiempo se detiene. Todo tu cuerpo y mente están concentrados en una coordinación perfecta entre tu sistema nervioso y tus emociones. Metido dentro de un tubazo en una ola, dando una curva perfecta en mountainbike, leyendo el terreno de forma perfecta, volando en un salto sobre tu tabla, en total coordinación y cayendo con una recepción perfecta en un poder. Son tantas otras situaciones, que describen este estado de felicidad y emoción al mismo tiempo.

_MG_3301

Cómo explicar lo qué es el Flow a gente que se inicia en deportes Outdoors, y más difícil aún, a gente que nunca ha experimentado deporte outdoors alguno! Bueno trataré de explicarlo con una experiencia centrada en un solo deporte:

Estas sobre tu bici de Enduro y partes una de esas bajadas que te gusta: Empieza la bajada, agarras vuelo, tu cerebro empieza a sobre cargarse: la roca a la izquierda, la rama a la derecha, el grip del sendero, las líneas, lo increíble del paisaje… Aplicas más velocidad y llega un punto dejas de procesar info, despegas, caes en un mundo paralelo en donde no escuchas ni sientes nada. ¡solo fluyes! Cada sinapsis está conectada, el cansancio desaparece porque estás bien entrenado y manejas las técnicas a la perfección, no hay esfuerzos. De pronto el tiempo se detiene. Eres clarividente, tu cuerpo siente lo que viene, no hay miedo, tomas las líneas perfectas, estás en un estado de serenidad en donde tus habilidades hacen un match perfecto con las dificultades del terreno. No hay preocupaciones y quieres que no se acabe, vas en el cambio perfecto y la velocidad perfecta, sientes la suspensión trabajar coordinadamente con cada fibra nerviosa de tu cuerpo.
Termina la bajada, paras y estás atónito. No sientes nada porque el golpe de emociones fue tal que se te ha producido un shock, tus pulsaciones repentinamente empiezan a subir aceleradamente cual quinceañero en llamas al lado de la chica perfecta. Una película en cámara súper rápida de toda la bajada que hiciste golpea tu cerebro, como un rayo que atraviesa entero.
Andas muerto de la risa, llegas a casa con la sonrisa de cumpleaños, te acuestas ya más tranquilo y sigues pensando en la bajada. Te empiezas a acordar de cómo tomaste esa curva, del grip fenomenal. Repasas una y otra vez esa película de la bajada pero ahora en cámara lenta, gozándola, sintiendo cada emoción, cada sabor por separado, cada segundo de aquella bajada!  

 

¿Cómo aspirar a sentir el FLOW?

  1. Lo primero: debes encontrar una motivación, un drive que te empuje a hacer el deporte que has escogido, según lo que tengas más de acuerdo a los lugares que acostumbras visitar o tus amistades. Una vez que has escogido el deporte debes progresar en dos ejes fundamentales de forma paralela. Debes acondicionarte físicamente según el deporte que te motiva de forma progresiva y no radical, y debes partir con tomar clases con alguien muy bueno en ese deporte. Alguien que te inicie en las técnicas de deporte y que te corrija. Puedes leer todo lo que veas de técnica de tu deporte pero es vital que alguien chequee cada cierto tiempo en tu técnica.
  2. Debes partir practicando al menos dos veces por semana. Si no puedes dos veces entonces, acondicionamiento físico dos veces durante la semana y durante el fin de semana fijo una mañana o una tarde. Así es como se avanza.
  3. Sin saber por qué, empezarás a agarrarle el gustito a sentirte bien sobre tu tabla, ¡agarraste tu primera ola y la surfeaste! Diste tu primera curva en mountainbike controlado, hiciste tu primer ascenso a un cerro y llegaste emocionado, con una lucidez inusual y sin cansarte. Ahora estás en el camino correcto.
  4. Puede ser que hagas el mismo sendero en mountainbike o agarres una ola calcada a la de la semana anterior, pero ya no sentiste lo mismo que antes. Bueno, hay dos variables que van de la mano y que influyen en tu estado de Fluir, que debes llevar al borde de lo prudente. El Desafío (Nivel técnico del la prueba) y tus Capacidades (Habilidades Deportivas). ¡Ojo! Cada uno fluye a su propio ritmo. Mihaly Csikszentmihalyi el padre del FLOW y quien acuñó este concepto, señala que hay que buscar puntos de equilibrio en nuestro desarrollo,
  5. Si bajas el nivel de Desafío la desconexión viene por el aburrimiento. Ya no tiene gracia, no estás utilizando todas tus capacidades al límite por lo que tu cerebro se desconecta del Flow. Hay sobre control y no hay progreso. Si subes exageradamente el nivel de desafío y no tienes las habilidades, en cambio, suenan todas las alarmas en tu cerebro, vas fuera de control. Sientes ansiedad y preocupación, ¡las vas a pagar!. De un sueño pasas a una pesadilla. Aquí el secreto son los amigos: dile a un partner con mejor técnica que te marque el camino y síguelo. Entrarás a una especie de “Fluir Colaborativo” junto a tu compañero en donde luego de bajar podrás repasar lo que aprendiste, preguntándole a tu partner en qué cosas fijarte, para ir un poco más allá y mejorar tus capacidades.

acon run

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: