Interactive Coloring

drag iconDrag any color from the left toolbar to an area or text in the page. A blue outline will indicate a droppable element.

drag iconOn mobile, wait a tiny bit until you drag the color drop.

En el paraíso alpino

Cuando hablamos de los Alpes nos imaginamos vacas con grandes campanas o la familia Von Trapp en la Novicia Rebelde; ¿y a quién no se le viene a la cabeza la casatta de pasas al ron cuando escuchamos Chamonix? Después de 5 meses en los Alpes franceses puedo contarles parte de lo que he aprendido de su cultura, mis experiencias en la montaña, la buena nieve, la escalada deportiva y de qué manera el turismo y como el deporte está inserto en la cultura del país.

 Texto y Fotos: Adolfo Santa María

Decidí volar directamente a Ginebra, capital de Suiza, llegando a los Alpes lo más rápido posible. El aeropuerto ya huele a montaña: está lleno de gente de diferentes países con sus cascos en la mochila, ¡incluso hay un sector especial para los bolsos de esquí!

Al llegar a la estación de buses en Chamonix pude ver los primeros esquiadores caminando por la calle con sus esquíes en el hombro, y a uno incluso lo vi con su arnés puesto. En ciertas áreas de Chamonix se esquía sobre el glaciar, como el famoso lugar llamado “La Vallée Blanche”, en las faldas del Mont Blanc.

P1020693 copy

Son muy comunes los accidentes, hasta pérdidas de vidas: cada año son varios los osados expertos e inexpertos que terminan sus días en profundas grietas a metros de la huella marcada por los guías, por lo cual mucha gente esquía vestida ya, como el hombre que vi, con su equipo listo para enfrentar un rescate. En algunos lugares su uso es obligatorio y se recomienda esquiar con un guía de montaña certificado.

Chamonix se podría decir que es la Meca del esquí alpino y fuera de pista en Europa: la ciudad está situada en un pequeño valle con enormes y empinadas laderas donde se encuentran sus pistas, muchas canaletas, bosques, buena calidad de nieve y ¡muy buen desnivel! Tanto es así que puedes encontrarte frente a frente con el mítico Glenn Plake (es un antiguo freerider con un gran mohicano en la cabeza), Seth Morrinson, Xavier De la Rue y los más extremos esquiadores y snowboardistas del planeta.

Si no eres deportista de elite, también puedes ir al Bar Elevation 1904 y compartir una cerveza con ellos, es el punto de encuentro después de un buen día de esquí y snowboard.

P1020877

Ética de Montaña

Para esquiar en las mejores áreas de Chamonix, aprendí con los locales que hay que tomar las góndolas teleféricas al último momento, para ser los primeros en bajar –corriendo-, y así poder llegar a los mejores spot y hacer las primeras líneas. (¡no le cuenten esta papita a nadie!).

Tuve la suerte de llegar después de una tormenta de 4 días donde pude saborear la nieve polvo en el mejor lugar de Europa.

La cultura en Chamonix está 100% relacionada con el deporte alpino como el ski snowboard, escalada, trekking, mountainbike: es una ciudad multicultural, en la calles escuchas diferentes idiomas; además del francés, mucho alemán, italiano e inglés.

Las posibilidades de encontrar un mejor trabajo y no tener un accidente en las grietas me llevaron a moverme a Val Thorens, ubicado en el famoso “Trois Vallées”; en ese lugar tenía más amigos que me podrían ayudar a encontrar algún trabajo y poder andar.

Val Thorens es el centro de ski más alto de Francia, su base está a 2300 metros y el punto más alto alrededor de los 4000 metros de altura, de hecho podríamos decir que es la misma altura de los centro de ski de los “Tres Valles chilenos” en Santiago, pero la única diferencia es que solo Val Thorens es más grande que La Parva, El Colorado y Valle Nevado juntos, ¡y recibe un promedio de 10.000 esquiadores diarios! Todo esto en pistas fascinantes y sin hacer cola.

Llegé a Val Thorens en una de las mejores temporadas invernales en de los últimos años en Francia, con un promedio de 8 metros de nieve caída en la zona alta del centro. Al primer día de ski, con mi amigo Thomas Diet, famoso Freerider francés y local de Valtho, decidimos ir hacer la legendaria línea llamada “El Triángulo”, la cual nadie la había hecho hace 2 años. Después de caminar por 2 horas, poner las cuerdas y rapelear llegamos a la esta lugar

Su mayor dificultad es que tiene varios canalones los cuales tienes que ir cambiando, pero solo uno tiene salida al final. ¡La bajada son aproximadamente 800 metros de desnivel!

Untitled-4 copy

 Mis Días Désolé

Luego de una semana de disfrute y buenas líneas de nieve fresca, tenía por delante uno de los desafíos más grandes del viaje: encontrar trabajo para un chileno con pasaporte italiano que no sabía hablar ninguna gota de francés, solo oui, pardon y désolé. Después de ir al servicio social de la comuna buscando trabajo y recibir solo respuestas negativas, ya con pocos euros quedando en el bolsillo, una señora se apiadó de este chileno errante. Me dio pega en su restaurant retirando platos, recogiendo las basuras y las colillas de cigarro del local. Tuve que colgar mi snowboard por un mes para ganar algunos Euros y poder comprarme el ansiado ticket de temporada. Al mes terminé trabajando junto un nepalés, tres africanos y un árabe. Viendo como los turistas paraban a comer por horas dejando de andar, desperdiciando el powder y días perfectos para rayarlo todo. A ratos estaba a punto de decirles: “¡Vayan andar giles!”. La verdad fueron momentos difíciles.

Al terminar el mes pude comprar mi ticket y poder andar en mis días libres y aprovechar este inmenso lugar. El trabajo del restaurant no era lo que esperaba para este viaje, por lo que me puse en campaña de buscar otra pega.

Supe por una amiga de que un trabajador de un hotel se había roto la rodilla y necesitaban un urgentemente un reemplazante: el lugar pertenecía a una cadena orientada principalmente para jóvenes, por ser muy barato y con una capacidad de 2.000 personas. ¡Estaban tan desesperados que me contrataron el mismo día que fui a preguntar! Cargo: recolector de basura en los pasillos y exteriores de un hotel. ¡Solo imagínense la cantidad de basura que pueden dejar todos esos jóvenes, que andaban en una edad promedio de 23 años!

Lo bueno de este nuevo trabajo que tenía breaks de 3 horas todos los días, dos días y medio libres y apartamento de dos piezas para mí solo. Con mi nuevo trabajo a la semana ya tenía visitas chilenas, Claudia Aliaga y Claudio Vicuña, mis visitantes se quedaron por 6 dias y disfrutando de este inmenso lugar lleno de líneas con mis amigos compatriotas.

 IMG_4167

Rocas Galas

Al fin de temporada ya conocía casi todo los spots del lugar, donde en más de uno tuvimos que recurrir a los crampones, piolets y cuerdas para llegar a tan magníficos lugares. Pude sentir como progresé en mi snowboard y aprendí como los franceses ven a la montaña, como está inserta en su cultura y el total respeto que le tienen y las medidas de seguridad, desde la selección de material hasta la elección de sus compañeros para las salidas del fuera de pista.

Me dediqué a conocer un poco la France; recorrer esos pequeños pueblos, compartir con sus habitantes, participar en la vida que llevan y, por supuesto, escalar en diferentes lugares. Las grandes ciudades como Paris, Lyon o Marsella, las dejaré para otra vuelta.

Mi primera parada fue en Gorges du Tarn: este lugar queda muy cerca de la ciudad de Millau al sur de Francia. En el sector se pueden encontrar muchos campings para dormir a muy buen precio a las orillas del rio Tarn y muchas rutas para escalar desde 5a hasta 8b; en las tiendas de la calle y campings se pueden comprar topos de la zona y mapas topográficos para escalar y hacer trekking… tan interesante es la zona qie algunos escaladores de la zona lo llaman el centro del mundo.

Después fui a al pueblo llamado Die, ubicado en el departamento de Drome, creo que es un lugar digno de conocer, con un clima muy agradable para practicar deporte, buena cerveza artesanal donde es fácil encontrarse con familias completas haciendo trekking o escalando.

Una mañana en Die me despertó el aroma del pan horneándose de la boulangerie de la esquina; a pesar de que estaba algo molido por las rutas del día anterior, de un salto partí a comprar mi baguette. Todavía medio dormido me crucé con una señora gordita paseando con su fifí en brazos, algo me sonó muy familiar. ¡Cresta! ¡Pero si el perro era igual a Idéfix! ¡El amigo inseparable de Obelix!

Me di cuenta que estaba paseando por el pueblito de Asterix del siglo XXI;   en “Una Hermosa y soleada mañana”, tal como comienzan todas sus aventuras. Hay que saber darse el tiempo para vivir estas aventuras desde adentro.

_DSC1655

Cuidando el Castillo

Para los amantes de los desplomes, manillones y pockets está Chateauvert, al sur de Francia. Su traducción literal sería Castillo-Verde y están en lo cierto: se trata de rutas hasta 40 metros de puro desplome hasta sectores de iniciación familiar con grado 3a. En este sector nos quedamos 3 dias. Por suerte nos tocó puro sol.

Escalábamos en las mañanas, a la hora de almuerzo bajábamos al rio -que queda a los pies de la roca- para volver a escalar en la tarde cuando se pasa el calor. Es muy importante saber que en todos estos sectores está prohibido dormir en la calle o en la ribera del río (o sea en la vía pública); una noche se nos ocurrió dormir en la playa, y les Agents de Police nos sugirieron gentilmente abandonar el lugar ¡a punta de patás en la raja! Por ahorrarnos unos euros estuvimos a punto de pernoctar en el hôtel de la Gendarmerie; ¡malo el negocio!

Francia es un país con una cultura de turismo: sus servicios están instaurados en todo el país, hay señaléticas de los senderos por todas partes, con la información necesaria (altura, km, hora de llegada). En cada pueblo se encuentra una Oficina de Turismo con información de los servicios y atractivos de la zona.

Los deportes al aire libre son parte de la enseñanza en los colegios públicos; hay paredes de roca equipadas en la mayoría de las comunas, en donde niños a partir 6 años se los puede ver practicando deportes al aire libre, auspiciados por la Federación de Alpinismo Francesa. Hay sectores de escalada que están ubicados en áreas privadas pero tienen libre accesos para los deportistas, respetando las normas de cada lugar, ¡imagínense que los escaladores dejan sus cintas puestas en la ruta para el próximo día y nadie se les ocurre robárselas!

 

El ejemplo de Orpierre

Otro lugar para los fanáticos de la escalada y el mountainbike es el pueblo de Orpierre, que en la antigüedad fue utilizado por los romanos como lugar de descanso gracias a su río de agua dulce y sus altas paredes de rocas, las cuales servían como refugio y defensa de los enemigos. En los años 60 este pequeño pueblo empezó a tener la problemática de que los jóvenes comenzaron a emigrar a las grandes ciudades en búsqueda de nuevos empleos y oportunidades quedando el pueblo sin mano de obra para el campo ni dinero para la comuna.

En los años 80, con el fin de revertir este desastroso fenómeno, la comunidad local con el apoyo del gobierno tomaron la decisión de empezar a equipar más 400 rutas de escalada deportiva y crear diferentes senderos de mountainbike para todos los niveles, creando excelentes servicios información turística, campings, hoteles y restaurantes. Hoy este es uno de los lugares más famosos de la escalada deportiva de Francia, llegando a ser los servicios turísticos la entrada única de dinero en la zona.

La gran enseñanza y desafío de este viaje es que es posible llegar a un progresivo desarrollo turístico local.

Siento que es bueno, en ese sentido, ver hoy en nuestro país que cada día hay más bicicletas circulando por las calles Santiago, incluso es fácil encontrarse con una familia completa pedaleando por algún parque los fines de semana. Gente de todas las edades haciendo running no importando el día ni la hora. Los antiguos basurales que bordeaban el río Mapocho hoy se están transformando en jardines-senderos para hacer deporte al aire libre. ¡Tan solo basta empezar por cambiar el switch!

P1030077

 Agradecimientos:

Gracias a mi padre y madre por incentivarme a conocer estos lindos lugares y personas, a todos los franchutes por compartirnos un buen queso y una buena cerveza después de un largo día de snow y a Lippi, Spy, Drift, Cushe y Chile Backcountry por poder apoyarme en mi locuras con el mejor equipamiento.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: