Interactive Coloring

drag iconDrag any color from the left toolbar to an area or text in the page. A blue outline will indicate a droppable element.

drag iconOn mobile, wait a tiny bit until you drag the color drop.

Consejo Experto: Practicar la Orientación

Las carreras o actividades de orientación no son exclusivas para deportistas expertos o militares, es una actividad para todos y ¡especialmente entretenida! Acá Andrés Miller, un experimentado corredor de competencias de orientación, nos guía por el mejor camino para realizar esta actividad, cómo mejorar y disfrutarla.

Ándres Miller (38 años) es ingeniero comercial y amante las carreras de aventura. Padre de 4 niños y socio en Outlife, empresa dedicada entre otros, al desarrollo, administración y operación de parques outdoors privados que fomentan la práctica deportiva y la cercanía a la naturaleza. Destacan entre éstos, Aguas Claras en Cachagua, Tricao en Santo Domingo, El Durazno en Lo Barnechea y Piedra Roja en Chicureo.

  1. Familiarízate con la naturaleza.

Haz trekking o trail y observa el entorno: los bosques, las quebradas, las caídas de agua, las zonas de distinta vegetación, los caminos y senderos. Observa un poco más aquellos lugares outdoor por donde paseas o entrenas. Identifica las variables naturales y las introducidas por el hombre. Compara visualmente las alturas de las cumbres, de las falsas cumbres. Las cosas “extrañas” que puedas ver, los peligros, los acantilados. En términos simples: mantén una actitud observadora en tus salidas.

  1. No le tengas miedo a la carta.

Un error de entrada, es creer que por no entender la nomenclatura y creer no ser capaz de encontrar todos los puntos, estás incapacitado para comenzar.

La carta es un papel. Pero al igual que cuando aprendes a leer, debes aprender a interpretar este mapa. Hay mucho material para ir aprendiendo los conceptos básicos como curvas de nivel, escala, cotas, rumbos, azimut,  etc. En general, los puntos característicos, que son fácilmente apreciables, se llaman puntos notables. Por ejemplo, los cruce de ríos o caminos, cumbres, acantilados, etc. En Internet también hay información, aunque lo mejor siempre es ir al IGM (Instituto Geográfico Militar) y comprar una buena carta topográfica del lugar que más te guste frecuentar, e ir analizándolo.  Las cartas más comunes son escala 1:50.000. ¿Qué significa esto ? Que 1 cm. en el mapa, equivale a 50.000 cm en la realidad, es decir, 500 metros.

  1. Unir el papel y la naturaleza

Cuando estés entrenando y hayas mirado bien tu entorno aconsejo:

  1.  a) Orienta la carta al norte (las cartas siempre vienen con el norte en el extremo superior).
  2.  b) Identifica en el mapa, el punto en que estás. Esto es fundamental. Generalmente, en competencias o entrenamientos, es un punto conocido y marcado en la carta.
  3.  c) Identifica en el terreno real, aquellos puntos notables que encuentres en la carta. Familiarízate con las distancias entre estos puntos. Los corredores más experimentados logran saber cuánto demoran entre un punto y otro, conociendo su ritmo en los distintos tipos de terreno y pendiente, o contando pasos de distancias previamente estudiadas.
  4.  e) Luego de entender el terreno y la carta, puedes lanzarte a tu primer punto, ya sea siguiendo el rumbo que te indica la brújula o siguiendo los puntos notables que te lleven a ese punto. ¡O haz una mezcla de ambos!
  1. Practicar y Practicar

Cada punto encontrado dentro de una competencia nos regala la satisfacción que solo  un “check” entrega.  No es necesario pretender encontrarlos todos,  pero cada vez vas mejorando en velocidad y descubres la lógica detrás del recorrido. Hasta que te equivocas, sacas los aprendizajes, mejoras y te vuelves a equivocar. ¡Así es la vida! Los que logran ser veloces, lógicos y estables (es decir quienes cometen pocos errores), ganan. ¡Practica más para que tú seas ese! Trata de participar en los circuitos de orientación y de aventura. La mejor practica es exigiéndote al máximo.

  1. La improvisación no siempre es buena consejera.

Es importante también estar familiarizado con el equipamiento que utilices para realizar la actividad. Una carta de papel se moja: la cosa es fácil: necesitas un portamapas. Aprende a usarlo, a cuidarlo. No todas las brújulas son iguales, ni se comportan igual. Ten tu brújula regalona. Si se te hace de noche, el foco frontal es fundamental para ver los detalles del mapa y las opciones que presenta el terreno. No te quedes sin agua y practica según las condiciones climáticas, cuidando el tipo de ropa que uses.  Por eso y después de varios años probando equipamiento, recomiendo echar un vistazo a los accesorios SILVA, especialistas en orientación y outdoors. Mientras más aprendes y más en serio te lo tomas…más serio debes equiparte.  Siempre debes chequear el equipo antes de correr una competencia, para que te sea cómodo y eficiente utilizarlo.

  1. Juega, diviértete y sal a mejorar.

El primer error que cometemos, al ingresar a este deporte de orientación, es creer que es una disciplina exclusiva para los militares o para personas muy experimentadas. Cometemos otro error al pensar que es para deportistas de primerísimo nivel.
Amantes del deporte, de la naturaleza y de la aventura pueden comenzar a practicarlo. No hay que demostrarle nada a nadie, pero es un lindo desafío ir aprendiendo y mejorando. A fin de cuentas, es una búsqueda del tesoro; niños, jóvenes y adultos pueden participar. ¡Es entretenido jugar!