15 49.0138 8.38624 1 1 4000 1 http://outdoors.cl 300

SUP en aguas blancas

Una nueva variante del Sup está timidamente empezando a ganar adeptos en Chile. Se trata del Stand Up Paddle en ríos con rápidos, una disciplina llena de desafíos que requiere mucha práctica.


Texto: Sebastián Obando

En el 2015, después de haber trabajado como guía profesional de Rafting e Hidrospeed en Chile, Italia y Suiza, y producto de molestias en la espalda (una protrusión y una discopatía), pensé en dejar el turismo aventura como profesión. No era fácil despedirse de esa forma de vida que me daba mucha libertad y la posibilidad de seguir viajando. Fue ahí cuando decidí probar con el SUP, deporte que solo había practicado una vez el año 2012 en un río de Suiza. Era aún una actividad poco conocida en Chile. Sin saber mucho de aspectos técnicos del SUP, compré un par de tablas inflables muy básicas, trajes de neopreno y chalecos salvavidas para comenzar a ofrecer esta actividad en Pucón a los turistas. Sorprendentemente, luego de un par de semanas remando, las molestias que me producían las dos lesiones en mi espalda habían desaparecido por completo.


Desde ahí no he parado de remar, y con la experiencia que tenía en ríos, me hice rápidamente aficionado a la modalidad de SUP en aguas blancas (White Water SUP), también obtuve la certificación internacional de instructor de SUP en España y el año pasado fui nombrado embajador de una emergente marca internacional de Stand Up Paddle.

White water SUP en Chile y en el mundo

Si bien el SUP se comenzó a desarrollar como deporte a fines de los años 90, el SUP en aguas blancas tuvo sus primeros exponentes alrededor del año 2010, en Carolina del Norte, en Estados Unidos. Actualmente el epicentro de esta modalidad se encuentra en Colorado, en donde organizan competencias como el Go Pro Mountain Games.
En Chile, somos contados con los dedos de las manos los que lo practicamos. Desde hace tres años que participo en varios festivales de aguas blancas en Chile, como el “San Pedro Libre” en el río San Pedro o el Futafest en el río Petrohue. Muchas veces soy el único SUP rodeado de muchísimos kayaks y botes de rafting. Hace poco, en la décima edición del San Pedro Libre, ya éramos seis SUP, por lo que pienso que en un futuro no muy lejano serán varias las tablas que se vean en nuestros ríos.

Equipamiento, aspectos técnicos y de seguridad para practicar SUP en aguas blancas

Como todo deporte que se practica en aguas blancas, como el kayak o el rafting, es necesario tener ciertos conocimientos técnicos y de seguridad en ríos, además de contar con el equipamiento adecuado. Sería bastante recomendable realizar un curso de rescate en aguas blancas y realizar los primeros descensos acompañado de gente más experimentada y que conozca el río en el cual se va a practicar SUP ¡Nunca se deber ir solo al río!

Se requiere de mucha práctica, y sobre todo aprender a nadar en rápidos, ya que lograr mantenerse de pie sobre la tabla en un rápido se logra solo después de muchísimas caídas. El estado físico también juega un rol muy importante. En el SUP se ocupa prácticamente toda la musculatura del cuerpo para mantenerse de pie sobre la tabla y para remar.
Algo que es fundamental con respecto a la seguridad y que difiere de otras modalidades del SUP, es el uso del leash. El leash es un elemento de seguridad que se usa en el surf y el el SUP para evitar que la tabla se aleje de nosotros. Si bien en el surf y en el es un elemento de seguridad indispensable, en el SUP en aguas blancas puede ser una trampa mortal si no se tiene conocimiento de cómo y cuándo utilizarlo. En mi experiencia, yo lo recomiendo usar en ríos en los cuales sabemos que no hay troncos, ramas de árboles u otros elementos en los cuales el leash pueda enrollarse o quedar atrapado y nunca atárselo al tobillo, puede ser mortal, como ya ha ocurrido. Si es un leash normal, se debe usar un chaleco salvavidas con sistema de liberación rápida o quick release, en donde el leash va atado a este y el remador tiene la posibilidad de liberarse en caso de ser necesario. La otra opción es usar un leash que lleva incorporado un sistema de liberación rápida. Personalmente, llevo siempre los dos sistemas de liberación rápida.
El equipamiento es prácticamente el mismo que puede usar un kayakista: Chaleco salvavidas (ojalá con sistema de liberación rápida), casco protector, traje de neopreno (wetsuit) o traje seco (drysuit), calzado adecuado para poder caminar sobre rocas (personalmente uso calcetas de neopreno y zapatillas de gimnasia), leash con sistema de liberación rápida (en caso de usar), cuchillo de río y silbato.
Con respecto a la tabla, lo más usado para esta modalidad son tablas inflables de unos 9 a 10 pies y ancho de unas 34 o 36 pulgadas, lo que hace que la tabla sea fácil de girar y tenga bastante más estabilidad en comparación a una tabla normal de travesía. La mayoría de los modelos de tablas para ríos son de 9,6 pies, que es la medida que personalmente más me acomoda. El mercado en Chile de tablas para ríos es bastante acotado, pero hay varios modelos de all around que sirven para iniciarse.

Les dejo mi instagram para cualquier consulta que quieran realizar sobre esta actividad.

Post Anterior
IF3 y Farellones Winter Fest este fin de semana
Siguiente Post
Descubriendo Isla Navarino