15 49.0138 8.38624 1 1 4000 1 http://outdoors.cl 300

Valparaíso Cerro Abajo

La competencia más icónica del Down Hill en Chile puso a la Perla del Pacífico en el ojo del descenso mundial urbano. Fue en Valparaíso donde los riders se lanzaron por calles adoquindas y escaleras para llegar a la meta en el menor tiempo posible. Además, por primera vez, se mostró la carrera por streaming a través de Redbull TV.
35 riders de distintas nacionalidades participaron esta vez, y vinieron desde Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Colombia, República Checa, Ecuador, España, Dinamarca, España, Francia, Inglaterra, Italia, México, Noruega, Nueva Zelanda y Suecia.

Fotos: Redbull

El circuito de este año, de casi dos kilómetros de largo, comenzó en lo alto del cerro Cárcel arriba de un pintoresco elevador. Los riders debían bajar a través de las curvas de calle Pezoa Veliz, para luego continuar por Boccaccio, una de las escaleras más icónicas y exigentes del puerto. Luego en calle Herder, los 35 riders pasaron por el techo de una típica casa del puerto para entrar a toda velocidad al interior del Hostal Faro Azul, desde donde salían disparados desde la ventana, directo a la bajada Manzano. En este punto, los competidores se encontraron con una micro que tenían que saltar para llegar a calle Caupolicán y bajar por un costado del Liceo Pedro Montt para enfilar hacia la Plaza Bismark. Luego de dos segundos de respiro, los participantes se encontraron con un nuevo salto hacia calle Atahualpa, enfrentando cerradas curvas hasta encontrarse con uno de los obstáculos más difíciles de la ruta: el wallride (rampa sobre la pared) y un gran salto para empalmar con calle Elías, donde nuevamente encontraron una rampa lateral antes de entrar a la recta final en calle Cummings. Allí pasaron a través de un container para llegar al último salto del recorrido en la Pérgola de las Flores sobre la Plaza Aníbal Pinto, donde estaba la meta.

Mario Jarrín de Ecuador, volando.

Una vez más, y con un apasionante final, el rider checo Tomas Slavik hizo honor a su favoritísimo y dominó la carrera desde las clasificatorias, logrando descender el circuito en solo 2 minutos, 42 segundos y 101 centésimas, tiempo con el que se coronó como bicampeón de la competencia revalidando el título obtenido en 2017.

Marcelo Gutiérrez pasa por el techo de una casa en Valparaíso.

El resto del podio estuvo compuesto por el piloto neozelandés Matt Walker, quien finalizó el recorrido en 2 minutos y 42 segundos y 643 centésimas –sólo 5 centésimas menos que Slavik-; y por el chileno Matías Núñez, quien llegó a la meta en 2 minutos y 44 segundos, convirtiéndose en el rider chileno con el mejor registro.

Post Anterior
Primer Encuentro de Kayak de Mar de Chiloé
Siguiente Post
No a Dominga #SalvemosLaHiguera