15 49.0138 8.38624 1 1 4000 1 http://outdoors.cl 300

Remando por los canales chilotes

Chiloé no es solo mar, paisaje con iglesias, campos o ciudades de arquitectura única. Esta isla tiene muchos lagos y ríos secretos y es perfecta para realizar travesías en kayak.

Texto y fotos: Jan Bannister Hepp

Era 13 de abril de 2016 y, en tres lugares distintos de Castro, Alan Bannister, Cyril Christensen y yo, mirábamos ansiosos nuestros relojes cada cinco minutos. Luego de varios meses discutiendo sobre la necesidad de juntarnos para remar y conversar sobre cómo fomentar el kayak de mar en Chiloé, decidimos que era mejor dejar de planificar y juntarnos en el mar a remar. El problema fue que el día elegido, justo había una tormenta desatada.

No podíamos posponer esto una vez más, por lo que nos fuimos en auto a la península de Ten Ten, a 10 minutos del centro de Castro. Luego de terminar la jornada laboral, por fin estábamos en el agua, con olas de un metro y 30 nudos de viento norte. Duramos 40 minutos en el agua y avanzamos un kilómetro, pero la sonrisa no se nos borraba de la cara y habíamos dejado atrás todos los problemas del día laboral. En ese momento decidimos crear el Club de Kayak Viento Sur.

Así empezó el kayak de mar organizado en Chiloé. Hoy ya estamos constituidos legalmente, con alrededor de 10 entusiastas remadores activos y 220 miembros virtuales en Facebook. Hemos organizado varios cursos, clínicas, kayakeadas familiares, paseos y hasta expediciones. Nuestra idea es que cada vez haya más gente en los canales remando de forma segura. Para esto, como club y junto a las empresas Chiloé Natural y Centro Náutico Chiloé  estamos organizando el primer encuentro de kayak de mar de Chiloé entre el 8 y 11 de marzo del 2018, al cual, desde ya, están todos invitados.

Qué significa remar en Chiloé

Cuando el mar está tranquilo es un momento ideal para hacer las mejores selfies kayakisticas. Golfo Corcovado.

Chiloé está rodeado de mar por todos lados y eso es una ventaja para el kayakista porque hay mar para todos los gustos. En la costa occidental de la Isla Grande de Chiloé existen decenas de playas vírgenes para surfear o hacer rock garden, y en la costa oriental, está el archipiélago con sobre 40 islas y muchísimos canales. La costa sur es un paraíso muy poco explorado, inhóspito y salvaje, y en la zona norte está el canal de Chacao y la península Lacuy, zona de mucha corriente, playas increíbles y buenos lugares para surfear. Además, hay muchísimos lagos interiores rodeados de bosques y algunos ríos remables de larga duración. Remar en Chiloé es un concepto que incluye una gran diferencia de marea que forma humedales impresionantes, una flora y fauna marina única y abundante, un paisaje que mezcla naturaleza y cultura, y muchísimos pueblos en los que uno se transporta a tiempos y arquitecturas antiguas. Se puede remar en medio de vacas pastando en el bordemar, parar en una playa a mariscar o pescar, hacer “Quelcún” (juntarse a pasar el temporal comiendo algo rico) y vivir el “realismo mágico chilote”. En definitiva, remar en Chiloé es una experiencia única . Permite remadas cortas post pega o de almuerzo, paseos más largos los fines de semana o expediciones a los lugares más remotos por varios días.

Principales spots para el kayak de mar en Chiloé

En la actualidad, estoy escribiendo una guía de kayak de mar de Chiloé que impulse esta actividad y ayude a que cada día más kayakistas remen en estos maravillosos canales. Recorreremos varias de estas rutas en el primer “Encuentro de Kayak de Mar de Chiloé”. Aquí les presento algunos de los mejores spots del lugar para remar en kayak de mar.

1. Sector Norte: Corrientes, playas y fuertes

La costa occidental de Chiloé es ideal para surfear y para explorar los roqueríos, eso si se debe tener cuidado con vientos fuertes del sur y norte. Playa Duhatao.

En el sector norte de Chiloé hay playas oceánicas y sectores de mucha corriente de marea. En la península Lacuy, la playa de Guabún y Mar Brava son buenas para surfear, pero, lejos, mi remada favorita de este sector es la bahía de Guapilacuy que tiene flamencos en invierno. De esta bahía se puede salir remando hacia el Faro Corona, vivir la sensación de salir por el canal de Chacao hacia el mar abierto y sentir las fuertes olas del océano. Luego se vuelve hacia el este, visitando cada una de las playas y costa hasta el fuerte español de Ahui, al frente de Ancud, y desded allí se regresa al atardecer. Este track de aproximadamente 15 kilómetros se puede hacer por una tarde o durante todo el día explorando la zona del Faro Corona o caminando por el fuerte de Ahui. Al sur de esta península está la playa de Duhatao. Esta playa se encuentra en un pequeño fiordo que sale al mar abierto y con marea alta es un lugar ideal para iniciarse en el surf-kayak, aprender técnicas de rock garden y, con un poco más de experiencia, se puede salir hacia afuera al mar abierto y remar entre rocas, farellones e islas rocosas al puro estilo “Señor de los Anillos”. Por último, si uno quiere sentir la fuerza de la marea y explorar algunos tidal races de Chiloé, el canal de Chacao tiene un gran potencial, aunque debido a los remolinos puede llegar a ser peligroso. Sobre todo, la costa a cada lado del canal a la altura de la roca remolino (donde están construyendo el puente innecesario que pretende unir la isla grande al continente), cerca de las rampas de Pargua y en la punta al este del pueblo de Chacao. Eso sí, hay que achuntarle justo a las mareas más grandes y en dirección bajando (hacia el oeste).

2. Sector Central: Kayakeando por las iglesias

Los palafitos de Castro. La gran postal de Chiloé es remable en marea alta. No hay mejor forma de conocer Castro que desde el agua. Palafitos de Gamboa.

El lugar más remado actualmente en Chiloé es el canal de Castro y la zona de Quinched. Este es el lugar donde remamos luego de la pega o a la hora de almuerzo, y pese a que lo hacemos varias veces a la semana, cada día es una aventura nueva. Es increíble la cantidad de secretos y maravillas que tiene. Aparte de lo maravilloso que resulta remar entre los palafitos obteniendo, desde el agua, una perspectiva diferente de estos y la ciudad de Castro, el canal de Castro tiene lugares como Putemún (humedal que recibe muchas aves migratorias como los flamencos en invierno), Ten Ten (península con una muy linda playa), Quento y Yutuy (pueblos con construcciones tradicionales) y las desembocaduras de los ríos Gamboa y Llicaldad, con cascadas y rápidos que caen al mar. Un clásico es remar de Castro hacia el Centro Náutico Chiloé en Quinched. Esta es una travesía de 15 kilómetros que pasa por todos estos lugares además de la playa de Peuque con su baliza, el fuerte de Tauco y sus playas, Isla Linlinao y la isletilla Quinched. Además, el Centro Náutico Chiloé es un lugar ideal para servir de base para excursiones en kayak ya que tiene toda la infraestructura y facilidades necesarias para la práctica del kayak de mar: playa protegida, muelle, baños, cabaña, quincho, guardería y escuela de kayaks, además de panorámicas increíbles. Desde Quinched se puede realizar la remada Quinched-Ichuac-Chonchi-Vilupulli-Quinched (15 kilómetros), visitando 3 iglesias patrimonio de la humanidad desde el kayak, y si es que la ruta se hace en la tarde, se puede tener un atardecer que será recordado por mucho tiempo.

3. El Archipiélago: Viaje al pasado

 

Cada-isla-del-archipiélago-tiene-su-propia-iglesia-de-las-cuales-16-son-patrimonio-de-la-humanidad.-La-mejor-forma-de-recorrerlas-es-con-el-kayak-de-mar.-Isla-Chelín.

Una cosa es remar en la Isla Grande de Chiloé y otra muy distinta es remar en sus islas interiores que llegan hasta Palena. Si uno pudiera elegir un grupo de islas como la “joya del kayak de mar en Chiloé” estás serían las islas Chauques, cuya capital es el ya famoso Mechuque. Las islas Chauques forman un pequeño mini archipiélago con más de 10 islas pequeñas, con varios canales muy protegidos y con una de las mejores vistas a la cordillera (volcanes Yates, Michimahuida y los cerros aledaños). Existen muchas opciones para acampar en estas islas, con maravillosos atardeceres, varios pueblos pequeños, mucho marisco y opciones para remar. Para acceder a este lugar, lo mejor es partir remando desde Tenaún en la Isla Grande, cruzando el Canal Quicaví. Desde aquí, cualquier ruta elegida para remar será increíble. Ojo con el canal Quicaví que con viento norte y marea en contra se vuelve un infierno de olas y es muy peligroso tanto para el kayak de mar como para los botes a motor.

Otra kayakeada memorable y más rápida, es cruzar en auto hacia la Isla Lemuy- al sur de Chonchi- y subirse al kayak en el poblado de Puchilco. Desde aquí remando 15-20 km se pueden visitar las islas, poblados e iglesias de Chelin y Quehui. Recomiendo mucho hacer esta remada ya que las panorámicas a los volcanes Corcovado, Yantenes, Melimoyu y todo el Golfo Corcovado son inolvidables desde el mar o de los cerros de estas islas.

4. Sector Sur: El Chiloé remoto

En-Chiloé-puede-haber-sobre-6-metros-de-marea-por-lo-que-al-acampar-se-debe-acarrear-los-kayaks-a-lugares-seguros-fuera-de-la-marea-más-alta.-Frente-a-Isla-Laitec.

Chiloé no es sólo un paisaje cultural y rural de iglesias, campos y ciudades de arquitectura única. Una buena parte de la isla es salvaje, llena de bosques nativos y de acceso remoto, que se puede conocer al visitar el extremo austral de la isla. El mejor lugar para partir remando es Trincao (al oeste de Quellón) donde hay una playa muy buena para el embarque y lugar para estacionarse. Desde ahí, un viaje inolvidable es dar la vuelta remando a la Isla San Pedro. Recomiendo bordear la isla Coldita por el oriente, cruzando una estrecha pasada por un humedal (con marea alta). Al sur de este estrecho, hay una cascada que cae al mar desde unos tepuales. Desde ahí uno sigue al sur hasta el Canal San Pedro, donde se empieza a sentir el mar de “fondo” característico del Golfo Corcovado. Al entrar hacia el oeste por el canal San Pedro todo es vegetación virgen y un viaje a cómo se veían los canales chilotes antes de la llegada de los españoles hace 500 años. Entre el Canal San Pedro, Canal Guamblad y Estero Guamblad hay muchas caletas, esquinas y recovecos para explorar. Al salir hacia el sur por el Canal Guamblad uno se va encontrando cada vez más con olas desde el sur, corrientes y playas increíbles. En el paso por el sur de Isla San Pedro se debe tener cuidado con el oleaje si hay viento sur fuerte. En el peor de los casos, la vuelta se puede hacer por el mismo lugar.

 

Otra opción es seguir hacia Inio, la entrada sur al Parque Tantauco, sin embargo es necesario contar con mucha experiencia ya que al oeste de la playa de Ayantema están los Islotes Choches y la playa de Quilanlar que con viento sur puede tener un oleaje muy fuerte.

5. Bonus track: El territorio interior

Chiloé tiene muchos lagos y ríos secretos. Quizás la remada más famosa es en el Lago Huillinco, cruzando desde Huillinco a Cucao, pero creo que las remadas más increíbles e interesantes son otras: el Lago Tepuhueico y el decenso de el San Pedro-Chepu, la cuenca hidrográfica más grande de Chiloé. El lago Tepuhueico es increíble sea donde sea que uno vaya remando. Sin embargo, tiene dos highlights: el río Aguas Muertas, por donde uno se puede adentrar varios kilómetros por una especie de jungla chilota estilo Vietnam, y la desembocadura del lago donde nace el río Bravo el cual cae ocho metros verticales a un pozón rodeado de vegetación. En el caso del río San Pedro-Chepu, este tiene varias secciones. En general, la parte alta es para kayak de río (grado I-II) hasta el cañón de las compuertas (grado VI, peligrosísimo). Desde las compuertas hay dos días remando en kayak de mar por más de 60 kilómetros a través de bosques, humedales y campos antiguos hasta llegar a la playa de Chepu. Este tramo es uno de los tesoros del kayak en Chiloé, pero solo se puede hacer en invierno cuando el río está alto.

A tener en cuenta

Agua: el mayor problema logístico al remar en Chiloé es el agua para beber, la cual es escasa en verano. Es mejor llevar siempre mucha agua potable dentro del kayak.

Recomiendo siempre llevar cartas marinas del IGM o imágenes Google Earth impresas y plastificadas. Al remar en los canales e islas es fácil perderse.

Muchas veces Chiloé parece muy tranquilo para remar. Sin embargo, de un momento a otro pueden aparecer vientos de más de 40 nudos desde el norte (invierno) o sur (verano). Webs como Ventuski o Windguru nos han resultado muy útiles. Otros peligros comunes en los canales de Chiloé son la gran diferencia de mareas que forman grandes corrientes que algunas veces no son posibles de remar en contra y el permanente peligro de hipotermia. Por estos motivos, hay que remar preparados para cualquier eventualidad.

En casi todo Chiloé y sus canales hay señal de celular (menos en isla San Pedro y alrededores). Esto es muy útil en caso de emergencia. Sin embargo, la cobertura es variable según la compañía.


Si quieres saber más sobre el kayak en Chiloé o sobre el 1er Encuentro de Kayak de Mar de Chiloé (8 al 11 de Marzo 2018) visítanos en nuestro Facebook: Club de Kayak Viento Sur, en la web: www.kayakvientosur.com o contáctanos en el mail encuentrodekayak@gmail.com

Post Anterior
La Ola de Chile
Siguiente Post
Ojos del salado en MTB, solsticio en altura.