15 49.0138 8.38624 1 1 4000 1 http://outdoors.cl 300

La Irrupción de las Mujeres en el Enduro

Cada vez más mujeres practican MTB aunque se vea como un deporte que se ve rudo y explosivo. Aquí te contamos de las jóvenes que la están rompiendo en Chile y cómo se gestó el interés por el enduro en nuestro país.

Texto: Teresa Arnaboldi. Fotos: Francisco Ibarra

Son las seis de la tarde y Florencia Espineira, de 25 años, se pone el casco, pantalones hasta la rodilla y rodilleras. Se sube a su MTB para lanzarse por una empinada bajada llena de obstáculos, espinos y piedras en el San Cristóbal.

Florencia es una de las exponentes nacionales del enduro femenino en Chile. Se ubica entre los 30 mejores de la clasificación nacional en la que hay solo hombres.

Esta disciplina ha agarrado vuelo en nuestro país y cómo no, si Chile está plagado de cerros y terrenos perfectos para practicar este deporte. No es una casualidad ver la proliferación de Pump Tracks (Circuitos pequeños de bicicross) y gente subiendo el Manquehue en bici para lanzarse cuesta abajo por huellas llenas de obstáculos. Tampoco es una casualidad ver debajo de los cascos, cabelleras largas. Cada vez más mujeres se están metiendo en un deporte que al principio era dominado exclusivamente por los hombres. Hoy, las mujeres la están rompiendo en el enduro y Florencia es el fiel reflejo de que una mujer puede y debe empujar sus limites desde chica. “Cuando tenía 10 años vi a mi papá armando una bici para ir al cerro. Le pedí que me armara una también a mí porque quería acompañarlo. Así tuve mi primera MTB y salía a andar a veces con él a la Cuesta Mallarauco y al cerro La Batalla en Calera de Tango”, cuenta Florencia.

Poco tiempo después, cuando iba en quinto básico, llegó a su colegio el profesor de educación física Humberto Monsalvez, que era en ese entonces el entrenador de la selección nacional de MTB. “A fin de año armó en el colegio una unidad de MTB y me pareció muy entretenido. Él me invitó a correr la primera fecha del campeonato nacional (Copa Milo de esa época) en el Santuario de la Naturaleza.”

Ahí Florencia lo pasó mal. “Me acuerdo que lo pase pésimo en la carrera, Era algo mucho más técnico de lo que yo estaba acostumbrada… me caí muchas veces en esa carrera, crucé la meta llorando pensando que nunca más iba a correr mountainbike. Para la segunda fecha, mi papá me preguntó si iba a correr porque las inscripciones estaban abiertas, pero yo no quería. Algo me dijo que terminé diciéndole que sí. ¡Menos mal! Desde entonces no me he bajado de la bici”, explica.

Pero la disciplina de ese entonces no era el Enduro. La mayoría de la gente practicaba el Cross Country XC, que es la modalidad del MTB más masiva en el mundo. En ésta, el ciclista pedalea a campo traviesa. Hay diferentes formatos como el olímpico, la única modalidad oficial en la olimpiadas que consiste un circuito en que se dan varias vueltas por subidas y bajadas.

Otra subcategoría del XC es el Maratón: carreras en que participan hasta dos mil personas en distancias largas (ejemplo 30 km) y circuitos menos técnicos.

En el 2009 apareció la primera carrera de enduro en Chile de largo aliento, de unas cinco a seis horas, en donde hay una parte que se llama enlace, en que los corredores deben pedalear hasta llegar al lugar donde se tirarán para pasar los obstáculos. El enlace hay que realizarlo en un tiempo determinado. Luego están las especiales que son etapas que se cronometran y el que hace menos tiempo gana. Los especiales están llenos de obstáculos, es la parte más técnica de la carrera. Las competencias de enduro cuentan con alrededor de cuatro enlaces y cuatro especiales.

Años más tarde el 2014 se organizó la primera copa del mundo en nuestro país en Nevados de Chillán. Cuando terminó esta competencia el boom del enduro en Chile fue explosivo ya que muchas personas que no conocían esta disciplina se entusiasmaron por practicarla. Chillán además fue pionera en abrir sus bike parks en verano y darle un empuje en épocas muertas al centro de esquí. Luego se le unieron otros centros como La Parva o el Valle Nevado.

Una mujer en lo alto del podio

Florencia Espiñeira, en el bikepark El Durazno

Es en estos campeonatos donde Florencia se luce y para lograr buenos puestos en la general entrena junto a su equipo profesional llamado Trek Subaru.

Florencia se dedica todos los días de la semana profesionalmente a la bicicleta. Entrena de diferentes maneras. Practica el descenso, asistida con una camioneta o un andarivel para mejorar la técnica de las bajadas. También practica Enduro para mejorar su condición aeróbica, su fuerza y para adecuarse a las realidades de la competencia y por último usa la bici rutera para aumentar su condición aeróbica.

Todo esto se complementa con preparación física en el centro Bike Training en Providencia, donde además vive, dirigido por el coach Juan Guillermo Hagn. El centro cuenta con consulta médica, sicólogo deportivo, nutricionista y todos los servicios para que Florencia se desarrolle profesionalmente.

Juan Guillermo Hagna explica que este año Florencia se dedicó y ganó todas las carreras en las que participó. “A nivel de hombres está saliendo dentro de los top 30 de un universo de 400 corredores. Ella se encuentra en el 8% mejor, eso es buenísimo”, dice.

Cuenta además que se están preparando para ir a correr fechas en el extranjero. ”El calendario internacional parte en Chile con la copa del mundo en marzo en Farellones y de ahí nos vamos fuera a competir”, explica.

Florencia ya ha corrido fuera y el lugar que más la ha marcado en cuanto a la competición y la forma en cómo se mira el deporte es Whistler en Canadá. “Me explotó la cabeza en ese lugar, me cuesta poner en palabras lo que significó conocerlo, estar allá 24/7 viviendo, respirando, sintiendo la pasión por la bici y compartirla con amigos y miles de personas que circulan en ese lugar. Es una experiencia que le recomiendo a todos los que vibramos con esto”, cuenta.

Enduro Fem

Las fanáticas del enduro en el bikepark El Durazno.

La entrenadora de MTB de mujeres, Josefina Gardulski, es otra deportista que vive para el enduro. Dice que el Cross Country siempre permitió la entrada de las mujeres y desde esa disciplina las chicas se comenzaron a pasar al Enduro que es un poco más rudo. “En un principio fueron empujadas por los amigos, los pololos, la familia o por otros factores”, cuenta.

Eso le pasó a María Holzapfel de 27 años quien empezó a andar en bicicleta porque sufrió de una lesión trotando. “Mi pololo en ese minuto practicaba Enduro y empecé de a poco a ir al cerro con él y a adoptar esa modalidad que es una mezcla de XC y descenso, la cual lo hace un deporte muy completo y exigente al mismo tiempo”, cuenta.

A Javiera Ocampo le pasó algo similar. Desde los 12 años practicaba todo tipo de disciplinas relacionadas con el ciclismo. “El enduro llegó a mi vida hace aproximadamente tres años gracias a mis amigas que lo único que querían era que me sumara por que decían que me cambiaría la vida.. ¡y así lo hizo! Estoy enamorada”, expresa.

Paula Jara

El enduro es un claro ejemplo del empoderamiento de la mujer en el deporte. “Aquí uno se cae al suelo, olvídate para una ciclista de ir con la piernas bonitas a un matrimonio”, sentencia Josefina Gardulski.

Josefina, María y Javiera son parte de un grupo llamado Enduro Fem que se creó en el 2014. Lo conforman unas 500 mujeres fanáticas del enduro con la idea de potenciar el ciclismo femenino recreativo competitivo en todos los niveles. Ellas tienen página de Facebook y se organizan por Whatsapp.

“En este grupo están las que entrenan, las que salen a andar en bici por la buena onda, las que hacemos clases…, Ahora son tantas que se han hecho subgrupos, se crean vínculos que dependen de lo que tu quieres hacer, hay una buena acogida de todas hacia todas y hay muchas que son mamás”, explica.

Los circuitos de Las Varas, el Durazno, el Manquehue o San Cristóbal son los lugares favoritos por las mujeres para ir a pedalear.

Josefina comenta que ha habido una gran evolución en la técnica de las mujeres. “Al principio se bajaban de la bici porque les daba miedo, pero han invertido tantas ganas que hoy es raro verlas bajarse, quieren pasar de una mejor manera los obstáculos, las piedras, ver como las pueden saltar… Todas han evolucionado un montón.” Agrega que antes usaban bicicletas común y corrientes, pero hoy se buscan auspicios para tener buenas bicis, porque todas se lo toman en serio. Cada vez se integran más niñas y las redes sociales han tomado un rol importante en la difusión de deporte.

Conociendo a las chicas

Sofía Abrigo Silva

22 años, estudiante de ingeniería comercial en la universidad Andrés Bello.
Lo que más me gusta del enduro: Los lugares nuevos que conozco y las grandes amistades que mantengo hasta el día de hoy.
Lo que me motiva del enduro: Que mientras más lo practico, más mejoro día a día, a través de metas que me propongo a mi misma.
Cuándo partí compitiendo en enduro: Me inicie en el mundo del mountainbike a los 7 años y en el enduro a los 15 años.

Flavia Canepa Garay

34 años, Mecánica de Bicicletas para Sparta/Trek (ex médico veterinario).

Lo que más me gusta del enduro: es conocer nuevos lugares

Lo que me motiva del enduro: es la gente nueva que lleva al cerro a practicar este deporte, especialmente las mujeres que cada día son más.

Cuándo partí compitiendo en enduro: comencé el 2013 con una carrera de Montenbaik en el Durazno

Javiera Ocampos Paris

26 años, es parte del Staff de trabajo en Fox-Santa Cruz Chile y ciclista.

Lo que más me gusta del enduro: El enduro es un deporte que me ha llevado a conocer personas que comparten el amor por la bici. Lugares nuevos y por supuesto, ayuda a mejorar cosas a nivel personal, ganando tanto técnica como confianza.

Tiempo andando: Llevo corriendo desde los 12 años todo tipo de disciplina relacionada con el ciclismo. Pero el enduro llegó a mi vida hace ya aproximadamente 3 años gracias a mis amigas que lo único que querían era que me sumara por que cambiaría mi vida.. ¡y así lo hizo! Estoy enamorada.

Tamara Hermosilla Bunting

29 años, Cirujano Dentista, encargada módulo Dental JUNAEB Rancagua.
Lo que más me gusta del enduro: los distintos viajes que se arman y los lugares y personas que se conocen
Lo que me motiva del enduro: superación personal, planteamiento y cumplimiento de metas
Cuándo partí compitiendo en enduro: me compré mi primer bicicleta rígida (primera después de la infaltable bicicleta de la infancia) en abril del 2015 y comencé a competir en febrero del 2016.

Josefina Gardulski Pinto

29 años, Profesora de MTB.
Lo que más me gusta del enduro: es compartir con tanta gente buena onda en la naturaleza.
Lo que me motiva del enduro: Que es exigente
Cuándo partí compitiendo en enduro: Usándolo como medio de entrenamiento para mi preparación para correr el Dakar.

María Holzapfel Mandiola

27 años, estudiante.
Lo que más me gusta del enduro: es el estar en la naturaleza con las amigas.. .hacer panoramas los fines de semana a distintos lugares y el poder estar en el cerrito y al aire libre.
Lo que me motiva del enduro: es que cada día hay más mujeres que se integran en el deporte y que no es solo un deporte de hombres… por más rudo que parezca siempre vamos a ser femeninas y preocupadas por nosotras. Sobre
Cuándo partí compitiendo en enduro: Hace dos años por mi pololo porque él competía.. de a poco me empezó a llevar al cerro y me encantó… desde entonces que no me bajo de la bicicleta.

 

Post Anterior
Encuentro Entre Lengas en el Cordón del Caulle
Siguiente Post
Qué hacer en enero 2018