15 49.0138 8.38624 1 1 4000 1 http://outdoors.cl 300

Consejo Experto: Cómo andar en MTB en la arena

Andar en bicicleta en la arena es bastante diferente de hacerlo en la carretera. El viaje es accidentado, la dirección es tambaleante y las ruedas se esfuerzan por agarrarse a la superficie suelta. Afortunadamente, los ajustes correctos y un poco de práctica pueden compensar estos efectos.

Por: Darío Linkowski.

1. ¡Relájate! Si vas tenso y agarras el manubrio con mucha fuerza, no vas a poder reaccionar ante la arena que es una superficie que desestabiliza mucho la bicicleta.

2. Pedaleo fluido: Lleva una cadencia alta y un cambio liviano para mantener una velocidad constante para que la arena no te frene. Una vez que te frene no te quedará otra que bajarte y volver a poner en marcha la bici es muy difícil. La velocidad no debe ser tan alta como para que te pueda provocar una desestabilización y una caída.

3. Peso del cuerpo: Tienes que ponerlo atrás para que Este traccione la rueda trasera y deje libre la rueda delantera. Esto evitará que la bicicleta se clave.

4. Nunca pararte en los pedales: Si te paras, el peso se dirigirá hacia la rueda delantera lo que hace que automáticamente se deje de traccionar la rueda trasera. Esto te frenará.

5. Siempre anda sentado: El manubrio lo mas recto posible y cuando la arena te desestabilice, la cadera corregirá el movimiento.

6. Minimiza los cambios y el frenado: Si cambias las velocidades y frenas, esto te retrasará y cavará tus ruedas en la arena, matando tu ritmo. Planea con anticipación y cambia de marcha mientras aún estás en tierra firme. Ten especial cuidado al hacer la transición de un sendero duro a una sección arenosa. Tu bicicleta se desacelerará de manera abrupta, por lo tanto, preocúpate de tener una velocidad estable. De esta forma te asegurarás de no salir volando sobre el manubrio cuando tu neumático delantero golpee la arena. Con el centro de masa puesto ligeramente detrás del centro de gravedad de la bicicleta, tu rueda delantera “flotará” sobre la arena en lugar de atascarse.

7. Elije neumáticos de bicicleta gruesos o parcialmente desinflados: Cuanto más suelta la arena, más anchas deben ser tus llantas. La arena suelta requiere incluso un soporte más grueso. Si solo tienes neumáticos angostos, deja salir un poco de aire para crear una superficie de conducción más plana.

8. Mantén la cabeza erguida: Mira hacia dónde quieres ir y elige la trayectoria más suave posible y deja margen para el error. Siempre y cuando vayas en la dirección que necesites, estás bien. Si te saltas un poco de tu línea, no te asustes.

Darío Linkowski

Darío Linkowski es entrenador nacional de la Federación Argentina de Ciclismo de Montaña.

9. Estudia el terreno antes de la carrera: Explora la ubicación de la arena y qué tan profunda es. Inspecciona los lados del recorrido, así como el centro ¿hay áreas más sólidas o menos profundas? ¿hay agujeros que puedes sentir con los pies, pero no ver? ¿hay secciones con pasto a los lados, gravilla, ramas caídas o follaje creciendo a través de la arena? Esas áreas pueden ser más fáciles de manejar que la arena pura.

10. Limpia tu bici: El desgaste de los componentes es mayor ya que la arena se pega a la cadena y funciona como una lija, desgastando todo el sistema más rápidamente. En este sentido, es recomendable limpiar y lubricar la transmisión en cuanto sea posible.

¡Acepta el desafío! Inscríbete en CVO 2018 y demuestra toda tu capacidad.


Darío Linkowski es cliclista profesional, profesor de educación física y entrenador nacional de la Federación Argentina de Ciclismo de Montaña.

Post Anterior
Xtreme Race, corriendo por las rudas sierras cordobesas
Siguiente Post
Patagonman: el triatlón extremo por primera vez en Chile