Outours: Puerto Cisnes




Entre la carretera Austral Norte y el fiordo Puyuhuapi se encuentra Puerto Cisnes, un pueblo que originalmente se sustentaba de la pesca artesanal y que ahora se dedica a compartir con los turistas su bosque siempreverde, sus montañas cogeladas, su fauna indómita y sus cálidos refugios. Una pequeña, pero siempre abierta puerta a paisajes impresionantes e infinitas posibilidades para los amantes de la naturaleza y las actividades al aire libre.

Puerto Cisnes en bicicleta

Puerto Cisnes se extiende a lo largo de la bahía del mismo nombre y a ambos lados del río San Luis. Es un pueblo pequeño y estructurado, y recorrerlo puede ser un excelente paseo, especialmente al atardecer donde toda la bahía se tiñe de colores increíbles.
Si no andas con tu propia bici, puedes arrendar una en Viva la Lluvia que se encuentra por la costanera hacia el sur, casi saliendo del pueblo. Desde allí puedes partir tu recorrido hacia el norte, admirando la costa, el botadero de lanchas y el hermoso bosque siempreverde que cubre los fiordos.
Llegando al muelle puedes ingresar hacia el este por la calle Juan José Latorre y dar unas vueltas por el pueblo para observar las casas de estilo chilote que aun se conservan en la zona y los pequeños helechos que crecen en todos los rincones.
Sigue tu recorrido hacia la Plaza de Puerto Cisnes donde las construcciones te transportarán a distintas épocas de la historia de Chile con su particular arquitectura. En la calle José María Caro está la Iglesia Nuestra Señora del Trabajo, un hermoso edificio de madera recubierto de tejuelas chilotas. No te quedes en la fachada, si es posible, ingresa para admirar su pintoresca nave y date una vuelta alrededor para observar la parte posterior que, no obstante su modesto tamaño, resulta imponente.
La biblioteca de Puerto Cisnes es el edificio más peculiar de la zona. Fue diseñado por el arquitecto Vittorio di Girolamo con estilo greco-romano y en su fachada presenta columnas y un impresionante tallado en madera realizado por artesanos locales. Dentro de la biblioteca podrás admirar una colección de fotografías históricas del pueblo que te sorprenderán.
Si ya se te hizo de noche, regresa a la calle Arturo Prat y dirígete hacia el norte, cerca del acceso antiguo, podrás escuchar el canto de las ranas como un perfecto cierre para tu paseo por el hermoso Puerto Cisnes.

Trekking para todos los gustos

Existen 4 senderos de trekking en Puerto Cisnes a los que se puede acceder sin mayor dificultad caminando desde el centro del pueblo.
Hacia el norte y al final de la calle Rafael Sotomayor, encontramos el Sendero Vírgen de las Rosas, que inicia el recorrido en las faldas del cerro Leucotón. Desde allí se puede realizar una caminata ascendente de más o menos 20 minutos, apta para toda la familia, que finaliza en un mirador donde se obtiene una vista espectacular de la bahía y el pueblo.
Justo en el centro, encontramos el Sendero Río San Luis, un trekking de dificultad baja, donde, gracias a la señalización existente, se puede conocer la flora, fauna, detalles del entorno y ecosistema del Río San Luis. La caminata dirige hacia la Pasarela Colgante, un puente de madera y cuerdas que atraviesa el río y une los dos lados del pueblo.
Por la calle Santiago Amengual, al Sureste de Puerto Cisnes, se accede al Sendero Dos Lagunas, un trekking de dificultad moderada de más o menos una hora, en medio de canelos, cipreces de las guaitecas y coigües, entre otras especies nativas. Al final de la caminata se llega a dos lagunas (no confundir con el Monumento Nacional del mismo nombre) donde se puede realizar pesca deportiva y es un excelente sport para la observación de aves como el vistoso carpintero negro, churrin del sur, hued hued y chucao, entre otros.
El Sendero Cerro Gilberto es el más largo (6,5 km) y el de mayor dificultad. Es una caminata exigente (¡requiere buen estado físico!) y siempre ascendente que puede durar entre 6 a 7 horas. Lo más recomendable es quedarse a acampar junto a la laguna para retornar al día siguiente. Arriba, la vista es maravillosa y se puede apreciar la bahía, el río Cisnes, la isla Magdalena y los volcanes Cay, Maca, Mentolat y Melimoyu.
Se accede por la calle Leucotón, al norte de Puerto Cisnes.

Observación de fauna en el fiordo Puyuhuapi

El canal Puyuhuapi es un brazo del océano Pacífico que separa la Isla Magdalena del continente. Es de aguas claras y tranquilas, apto para navegar en embarcaciones medianas y pequeñas, con y sin motor, sin embargo, para un mejor acercamiento con las especies locales, te recomendamos internarte en un vehículo pequeño, lo más silencioso posible.
Cerca de la orilla aparecerán los primeros lobos de mar que, en la zona de Puyuhuapi, son bastante amistosos dado que están acostumbrados a seguir a los pescadores en busca de un pequeño snack.
Más hacia el interior comienzan a avistarse los primeros patos cormoranes y garzas blancas, que son los más abundantes entre las aves costeras. Con menos frecuencia, pero aún en gran cantidad, podrás avistar martín pescador y petrel y, aunque con mayor dificultad, podrás encontrar un par de cisnes de cuello negro, especie que, entre otras, ha visto su población drásticamente mermada gracias a la contaminación de las salmoneras que operan en el lugar.

Siguiendo las riberas de la Isla Magdalena e internándonos en el fiordo comenzaremos a divisar a los primeros grupos de delfines. Los más comunes son los delfines australes, que son de tamaño pequeño y viajan en familia. Son muy amistosos y disfrutan acercándose a las embarcaciones para realizar sus acrobacias y piruetas.
En esta zona también te podrás encontrar con el delfín chileno que es un poco más oscuro que el austral y, aunque sí se acerca a las embarcaciones, no realiza piruetas y solo deja ver parte de su dorso y aleta dorsal, haciendo movimientos suaves y cíclicos.
Y aunque sí hay presencia ballenas en estas aguas, su avistamiento no es regular y en el caso de que alcances a divisar alguna, debes considerarte muy afortunado. Entre las especies del fiordo podrás encontrar: la acrobática ballena jorobada, la tímida marsopa espinosa, la minke antártica, ballena franca del sur, ballena sei y la gigante ballena azul especie protegida en peligro de extinción.

Las recomendaciones para el avistamiento de cetáceos con respeto y seguridad tanto para ti como para estos animales son: mantener el silencio, no tratar de alimentarlos, no superes su velocidad de natación, no los interceptes con tu embarcación, no te acerques a menos de 100 m., rodéalos en ángulos de 30 grados y no permanezcas con ellos más de 30 minutos o 15 minutos si estos animales están con sus crías. Recuerda que todo contacto físico forzoso con estos animales está prohibido.

Reserva Nacional Queulat

Este parque es una maravilla natural que encanta por la riqueza de su paisaje. Frondosos bosques nativos, cascadas, hermosa fauna, ríos, cerros, lagunas, ventisqueros y hielos eternos, todo dentro de estas más de 154.000 hectáreas protegidas.
Tiene tres senderos de excursión: El sendero Laguna Témpanos, de 600 m. de extensión, de dificultad media y que finaliza en un mirador al Ventisquero Colgante; el Sendero Salto Padre García, de poca dificultad y solo 150 m. de extensión, desciende, entre los hermosos árboles del bosque, hasta la base de una cascada de 30 metros y gran fuerza de caída.

Finalmente, está el Sendero del Bosque Encantado, de mayor dificultad y unos 4,5 km. de ida y vuelta, que toma unas 4 horas, y es el que te invitamos a recorrer si quieres tener una experiencia completa de los atractivos del parque Queulat.
El sendero comienza ingresando al bosque encantado y con solo avanzar unos pocos metros descubrirás por qué los lugareños dicen que es mágico: parece sacado de un libro de cuentos.

Aquí encontrarás ejemplares del bosque siempreverde, mañíos, coigües, ciprés de las guaitecas y la aromética tepa, entre musgos, líquenes, pequeños helechos y distintas variedades de callampas.
Atravesarás varios cursos de agua por puentes de madera antes de llegar a una zona de ascenso continuo ayudado por peldaños hechos de troncos. Aquí, si tienes mucha suerte, podrás encontrarte con el pudú, un pequeño ciervo que habita en los bosques de la patagonia, y divisar varios tipos de aves, como el colorado chucao que, cuenta la leyenda popular, te dirá cómo será tu fortuna en tu viaje según el lado del camino en que cante.
Terminando el ascenso y al salir del bosque te encontrarás con el Río Cascadas y el majestuoso paisaje del Ventisquero Colgante. Aprovecha de tomar el aliento y probar la pureza del agua, porque cruzando el río, el sendero sigue en ascenso.
En esta parte de la caminata, pasarás junto a matorrales de botellitas y chauras, ambas frutas comestibles, de muy rico sabor y, en el caso de la última, con propiedades energéticas para ayudarte a seguir tu recorrido.

Llegando al final del sendero te encontrarás con una vista más cercana del Ventisquero Colgante, algunos hielos eternos, cascadas y la hermosísima Laguna Encantada de un color turquesa intenso. Un paisaje tan inusual y asombroso que, sin duda, recompensa todo el esfuerzo de la subida.

Para este viaje te recomendamos llevar equipo liviano y ropa impermeable y que no te salgas de los senderos demarcados ya que el bosque es muy grande y es fácil perderse en él. Si te interesa conocer en detalle las especies naturales que lo habitan, en Puerto Cisnes puedes contratar tours guiados a este maravilloso parque.

Cómo llegar al Sendero Bosque Encantado, Parque Nacional Queulat

Desde Puerto Cisnes sal por la ruta x-25 hacia el este durante más o menos 29 km. Llegando a la ruta 7, Carretera Austral, gira a la izquierda, con dirección norte. En un poco más de 5 km. encontrarás la entrada al sendero.

Termas y pescado frito

Si bien en Puerto Cisnes puedes encontrar excelentes restaurantes con una selección exquisita de pescados, para conseguir un delicioso róbalo frito te sugerimos una opción diferente: hazte a la mar y péscalo tú mismo.
Dirígete a las oficinas de Drakkar III, en el número 5 de la calle Arturo Prat, muy cerca del muelle, y contrata el tour de pesca y termas. Claudio, el guía de este tour, es un ex pescador artesanal y sabe como nadie donde conseguir los mejores róbalos de la zona. Te enseñará a recoger las lombrices que servirán de carnada, a preparar el anzuelo y te asistirá durante todo el proceso de pesca con catalina. Si nunca has pescado, te sorprenderás con lo fácil que resulta y, si ya tienes experiencia, quedarás encantado con la abundancia de las aguas del canal Puyuhuapi.
Luego, cuando la pesca sea suficiente para un almuerzo contundente, filetearán los pescados en la misma lancha de camino a las termas. Pon atención a los graciosos lobos marinos que comenzarán a aparecer tentados por el olor del pescado fresco.
Llegando a tierra, llega el turno de Alejandra, la cocinera del tour quien armará su cocinilla, preparará la comida.

Mientras ella está en eso, tú y tu grupo pueden disfrutar de un reparador baño una cómoda piscina construida en la orilla de la isla, donde aguas termales a altísima temperatura son templadas por la fría agua del mar.
Antes que te des cuenta, la mesa estará servida con un delicioso festín de sopaipillas, ensaladas, mate calentito y el delicioso róbalo frito que tú mismo pescaste. Te lo aseguramos, después de una mañana de navegación, pesca y probablemente mucho frío, disfrutar de esta sencilla, pero extraordinaria, comida junto al fogón será experiencia maravillosa.


Dónde Comer

Restaurant Lafquén Antü

Marisol es le dueña y chef de esta hostería especializada en comida chilena con un toque gourmet. Personalmente se preocupa de que sus platos, preparados con ingredientes de primera calidad, sean exquisitos y abundantes, con harta energía para capear el frío de la bahía. Recomendamos el filete de res con papas al ajillo.
Donde: Avenida Arturo Prat esquina Carlos Condell.

Pizzería y cervecería Finisterra

Finisterra ha sido elegida una de las mejores cervezas de la Patagonia gracias a su rigurosa receta que incluye agua de glaciar. Tiene cuatro variedades que puedes disfrutar en el restaurant ubicado junto a la fábrica acompañadas de exquisitas pizzas o una generosa pichanga.
Dónde: José María Caro 297.


Dónde Dormir

Hostería Lafquén Antü

Con una vista preciosa a la bahía de Puerto Cisnes esta hostería tiene un ambiente cálido y familiar, camas calentitas y desayunos abundantes.
Donde: Avenida Arturo Prat esquina Carlos Condell.
Reservas: +56976078885


Operadores Turísticos

Drakkar Turismo Marinero

Excursiones marítimas dentro y fuera de la bahía de Puerto Cisnes.
Atención todos los días del año.
Teléfonos: +56987428544 / +56972390337
Email: claudiomatsalazar@gmail.com
https://www.facebook.com/drakkartour/

Viva la Lluvia

Arriendo de bicicletas y kayaks. Tours guiados y expediciones.
Teléfono: +56987426545
www.vivalalluvia.cl

Publicaciones relacionadas




Actualidad

El mundo en bicicleta

La chilena Isidora Ramírez quien reside con su marido en España, decidió agarrar su bicicleta y partir sola hacia Francia…




Actualidad

Columbia Challenge 2017

La primera de las cuatro fechas de uno de los circuitos más importantes del país se realizó cerca de Los…




Outours

Outours: Pichilemu

Hace dos décadas, Pichilemu no era más que un pueblito costero escondido entre los bosques y el mar. Hoy es…