Entrevista: Alex Honnold, escalador




Alex Honnold, estadounidense de 31 años, es una leyenda viviente de la escalada. Su especialidad es la escalada libre (sin cuerdas, amarras ni protecciones.) Ha batido varios récords mundiales, como el triple ascenso logrado en solitario con un tiempo de 18 horas y 50 minutos de los montes Watkins, The Nose (El Capitán) y la cara noroeste del Half Dome.
Estuvo en nuestro país y participó en el Master de Boulder de Northface.


¿Cómo te entrenas?
Entreno para la escalada en general y solo si me siento cómodo realizo la escalada libre. Normalmente voy a escalar y ocasionalmente voy al gimnasio y hago flexiones de brazos y ejercicios para prevenir lesiones y estar equilibrado.

¿Sigues alguna dieta especial?
He sido vegetariano por muchos años, pero eso más por razones ambientales que por otra cosa. Aún así me siento más saludable. A veces me pongo más estricto con mi dieta. En los últimos meses no he comido azúcar y me siento limpio. Las proteínas las adquiero de la quínoa, lentejas, tofu o arvejas. A veces tomo polvos de proteína cuando voy a expediciones.

¿Por qué haces escalada libre (“solo climbing”)?
No sé, ¿por qué un pájaro vuela? Creo que es cool. En California, de donde vengo, hay una fuerte tradición de escalada libre y crecí admirando a muchos de los escaladores que practicaban esta modalidad. Después me metí, lo disfruté y me encantó la sensación.

¿Cómo manejas el miedo?
No tengo ninguna obligación de hacer escalada libre así que si siento mucho miedo simplemente no lo hago. En teoría, no siento miedo porque con miedo no debería escalar. De repente me ocurren situaciones que son más difíciles que las esperadas y me asusto y entonces tengo que enfrentarlo. Para hacerlo tomo mucho aire, me compongo y así manejo la situación. Es útil evaluar las cosas racionalmente. Por ejemplo, me pregunto: ¿tengo miedo porque mi cabeza se puso como loca o realmente estoy en peligro? y de ahí tomo una decisión basada en los hecho reales y no en lo que esté pensando.

¿Qué piensas mientras escalas?
Cuando hago un “solo” difícil mi mente está callada y estoy concentrado, pero cuando estoy haciendo un “solo” fácil siento como si estuviera caminando o haciendo un trekking y puedo pensar en cualquier cosa, en cómo estuvo mi día o en qué almorcé. La concentración depende de cuanta atención necesita la escalada.
Cuando estoy escalando con mis amigos hablamos y conversamos de temas banales, pero cuando te toca un movimiento difícil la conversación se detiene.

¿A quién admiras?
En la escalada, a Tommy Caldwell. También a Peter Croft, que es de una generación más nueva de escalada libre y también pertenece al team Northface. Ellos han sido mis héroes desde que era chico.
En la vida, a mi hermana. Es de las personas más éticas que conozco, es muy consciente de las decisiones que toma y de cómo vive su vida. Es una gran inspiración para mi.

¿Cuándo supiste que querías empezar a escalar?
Desde chico me gustaba subirme a los árboles o a construcciones. Mis papás supieron que había un gimnasio de escalada que acababa de abrir en mi pueblo y pensaron que me podría gustar.

¿Cuál ha sido tu momento favorito en la escalada?
Lo más famosos “solos” que he hecho no son mis favoritos en términos de entretenimiento porque son muy intensos. Resultan muy gratificantes pero mientras los hago no lo paso tan bien. Disfruto más cuando escalo en grupo con amigos. Una vez en Canadá éramos 14 escalando en una nueva ruta que abrió un amigo.

¿Qué te gusta más y menos de ti?
A veces me gustaría hacer más cosas y estar más motivado. Y sobre lo que más me gusta de mí, no hay nada, jajaja

¿Cuál es tu libro favorito?
El juego de Ender era mi libro favorito cuando niño, pero hoy no lo aprecio tanto porque sé que el autor es un hombre terrible. Pero a pesar de eso es un libro increíble.

¿Cuál es tu sueño?
Espero seguir escalando así por toda mi vida. Mi sueño es morirme viejo con una familia y seguir escalando. Estoy muy feliz con la vida que tengo ahora.

¿Y en la escalada?
El lugar que más me inspira es El Capitán en Yosemite. Es la pared más limpia y linda del mundo. La he escalado como 50 veces, pero nunca nadie lo ha subido en escalada libre. Es un paso muy grande, yo creo que es algo que lo harán las próximas generaciones. Es muy extremo.
También hay paredes en Alaska y en la Patagonia que son muy inspiradoras.

¿A qué le temes?
A la muerte, como cualquiera, o a tener un dolor extremo. También a que me ocurra un accidente terrible, pero no me preocupo, si pasa, pasa.

¿Cuál es tu próximo objetivo?
Voy a Yosemite, voy a escalar el Capitán y estaré después en Alaska. Ahí veré qué logro hacer.

¿Dónde vives?
Hace dos semanas compré una casa en Las Vegas, pero vivo en una van al frente de mi casa porque no tengo muebles aún. La voy a usar algunos meses al año. La razón de que viva en mi van es que es la manera más conveniente de viajar para escalar.

¿Cuál es tu lugar favorito?
Yosemite. Ahí me quedo dos o tres meses al año.

Publicaciones relacionadas