Consejo experto: Cómo viajar con un perro




Llevar a tu perro de vacaciones es entretenido y alivia la preocupación de no saber lo qué le pasa mientras estás afuera. Pero, hay que hacer las cosas bien, sobre todo en cuanto a la normativa vigente y asegurarte de que sea cómodo para ti y para tu mascota. Tomarse el tiempo necesario para planear tu viaje con calma permitirá que lo pasen muy bien los días de descanso.

Texto: Cármen Graterol

Antes que todo, piénsalo bien

Cruzar fronteras y ser nómade con tu mascota es una gran responsabilidad. Viajar con un animal te limita en opciones de transporte, hospedaje y suma al presupuesto. Es una decisión a tomar con conciencia, recuerda que la idea es que sea una experiencia positiva para todos.

Equipaje de tu mascota

Para todos los viajes, no importa el medio de transporte que uses, debes considerar llevar lo siguiente: una jaula de transporte, una cama que reconozca como suya, botiquín de primeros auxilios y medicinas (si es que tu animalito las consume), dispensador de agua accesible en todo momento, alimento, bolsas para deshechos y toallitas húmedas en caso de accidentes, arnés y bozal (en algunas partes es reglamentario), ropa de abrigo si es necesario.

Papeles al día

Al cruzar las fronteras con tu mascota las exigencias son bastante similares, lo ideal es que verifiques la información antes. Después de todo, un descuido en el papeleo puede representar un retraso en los planes y gastos extra. Los requisitos suelen ser: La mascota debe ser mayor de 3 meses, tener su carnet de vacunación al día (hay países que exigen que la vacuna de la rabia haya sido puesta al menos 30 días antes del viaje), un certificado de salud emitido por un veterinario hasta 10 días antes de la fecha del viaje en el que diga que el animal está libre de enfermedades contagiosas y al día con la desparasitación interna y externa. (Algunos países consideran necesario que los componentes activos y la dosis de los desparasitantes estén explícitos en el certificado también). Con esos requerimientos te acercas a la oficina de servicios agrícolas portuarios del país de origen para obtener el aval internacional de que tu mascota cumple con todos los requerimientos sanitarios para entrar a tu país destino. Tramitar ese aval internacional a veces es gratis, a veces no.
Te recomiendo tener entre tus cosas una carpeta con todos estos documentos en original y un par de copias que vas a necesitar. Hay vacunas que no son obligatorias para estos trámites pero aportan a la salud de tu animal como lo es la protección contra la tos de perrera y la giardia.

Comodidad y seguridad

En aviones y buses es necesario un contenedor apropiado para el animalito. En el caso de las mascotas pequeñas, puedes llevarlas como una maleta extra en la cabina. La jaula de viaje debe permitir que tu mascota quepa de pie, pueda dar la vuelta y echarse sin dificultad.Si viajas en auto, puedes llevar a tu animalito suelto, siempre que su comportamiento no ponga en peligro la seguridad de ambos ¡Nada de sacar la cabeza por la ventana!
Y si tu medio de transporte lo permite, lo ideal es que puedas detenerte cada tanto a dar un paseo con tu mascota para que estire las piernas y haga sus necesidades.

Alimentación y medicamentos

Las fórmulas de las grandes marcas de alimento para mascotas son similares en todos los países, así que si la tuya consume alguna de ellas no tendrás problemas. De todas maneras, si vas a internarte en un lugar recóndito o donde el comercio no es seguro, debes empacar el alimento suficiente para todo el viaje. Lo mismo vale para los medicamentos.

Conseguir hospedaje

Es cierto, hay muchos lugares donde no aceptan mascotas, pero hay un sinfín más donde las mascotas son bienvenidas y te garantizo ¡serán geniales! Los sitios como airbnb, booking y couchsurfing abren el diálogo respecto a las mascotas inmediatamente y te informan qué opciones hay disponibles para ti.

Tú eres su hogar

Tu mascota debe tener una camita o algo que reconozca como propio para echarse donde lleguen. Un lugar propio en el camping, en el barco, en el hostal, en el auto cerca de ti o tus cosas para que entienda que no te has ido, que no la abandonaste. Ellos no entienden qué pasa, tú eres la única constante.

Rutina en la no rutina

Más que un horario, es importante establecer ciertas constantes en todos los cambios. Los paseos diarios son una excelente excusa para recorrer nuevos lugares y fortalecer su conexión. Recuerda darte tiempo para jugar, para que esté con otros perros.

Tienes que estar en control

La disciplina juega un papel fundamental para viajar con tu mascota; a nadie le gustan los animalitos agresivos o con problemas de conducta. Tómate un tiempo para entender a tu animal, recuerda que sus reacciones tienen que ver con las tuyas y tu actitud. Asegúrate de que tu mascota sepa que en el entorno hay cierta jerarquía y límites que debe respetar en todo momento, recuérdale siempre que es parte importante de la manada y su compañía es indispensable. A cambio obtendrás una fuente infinita de amor y el más leal sistema de seguridad personal.

¿Esterilización?

La castración en los animales es un tema que tiene muchas opiniones diferentes, pero es algo que recomiendo. Yo esterilicé a Lupe por razones de higiene y para evitar embarazos no deseados. En el caso de los machos, al esterilizarlos te aseguras de que no habrá problemas para socializar en caso que hayan hembras en celo en tu camino.


Carmen Graterol: Fotógrafa nómada. Ha recorrido aproximadamente 30.000 km de América del Sur junto a La Lupe, una doberman pinscher de 3.5 kg de peso y 4 años de edad. Juntas recorrieron 25.000 km en auto, viajaron por 9 países de América del Sur. En 2016 navegaron por el río Amazonas entre Brasil, Perú y Colombia. Carmen está en Pichilemu aprendiendo a hacer cerveza y prepara una nueva aventura a México junto a Lupe, a mediados de año.
www.lanegralibre.com

 

Publicaciones relacionadas