Entrevista: Lewis Pugh, nadador y protector de los océanos




47 años / abogado marítimo, nadador y protector del océano / Inglaterra

Se codea con políticos como Putin, da charlas a grandes audiencias y nada en mares y océanos en las condiciones más adversas, todo con el fin de difundir un simple mensaje: nuestro planeta tiene que ser protegido. Para muchos un loco, para otros, el verdadero héroe del mar. En conversación con Outdoors cuenta de manera exclusiva sobre sus logros, motivaciones, el futuro y sobre el último nado que realizó recientemente en la Antártica, usando solo un traje de baño y una gorra.

Texto: Diego Duarte / Fotos: Kelvin Trautman

 Lewis Pugh

Durante veinte años he nadado en todos los océanos y he visto cómo han ido cambiando. Siento que es importante hacer algo para conservarlos lo más puros que se pueda.

¿Cuándo empezaste a nadar y en qué momento se convirtió en una causa?

Mi recuerdo más importante fue a los 17 años cuando tomé mi primera clase de natación profesional. Un mes más tarde nadé desde Robben Island, donde estuvo prisionero Nelson Mandela, hasta Ciudad del Cabo. Comencé a nadar por causas en 2003, en Chile, en la Isla Decepción al noroeste de la península Antártica en el estrecho de Bransfield. Durante veinte años he nadado en todos los océanos y he visto cómo han ido cambiando. Siento que es importante hacer algo para conservarlos lo más puros que se pueda.

Nadar en aguas abiertas me parece un tremendo desafío. Y una vez que estás ahí y puedes ver todas los animales y la flora, dices “wow”, te impresiona toda la vida que pasa ante tus ojos. Eso es lo que me llevó a decir “hay que hacer algo al respecto”. Amo estar en el agua me siento en casa.

¿De qué se trata la campaña Antártica 2020?

Nadé un kilómetro en el mar de Bellingshausen, enfrentando aguas bajo cero grados, con el fin de mostrar la necesidad de declarar nuevas áreas marinas protegidas en la Antártica. Durante los próximos tres años queremos asegurar tres Áreas Marinas Protegidas adicionales en las áreas vulnerables de la Antártica Oriental, el Mar de Weddell y el mar de Bellingshausen.

¿Cómo fue el nado?

El nado fue muy duro. Recientemente tuve una operación en mi espalda y mi potencia no es lo que solía ser. Pero estas travesías me ayudan a mostrar al mundo lo valiosas que son estas últimas áreas salvajes de la Antártica. Además, tuve que recuperarme de hipotermia que sufrí durante la travesía, que tuvo una duración de 17 minutos y 30 segundos.

 Lewis Pugh

He hecho esto tantos años que la gente piensa “para él debe ser muy fácil”, pero cada vez es más difícil, ya cumplí 47 años.

Has logrado muchas metas en tu vida ¿Qué  porcentaje de tu motivación es personal y cuánto es más colectivo?

He hecho todos los “nados” que he querido en mi vida. El próximo 1º de mayo es el 30 aniversario de mi primer nado en aguas abiertas;  Pero esto va mucho más allá. No se trata simplemente de nadar, se trata de llevar un mensaje, si nadar es el vehículo para llevar este mensaje a las personas que les importa, lo seguiré haciendo. Algunos países no son muy activos con respecto a la Campaña 2020, que estamos presentando actualmente, como algunos en la Unión Europea, pero otros están muy interesados, como Chile y Argentina, así como Estados Unidos y Rusia. Todas mis metas son tanto personales como colectivas, no puedo separarlas.

¿Te gustaría ser reconocido como “el salvador de los océanos” en el futuro?

Mi objetivo es proteger las partes más vulnerables de la Antártica, los lugares donde hay una biodiversidad tan rica y casi desconocida. Estas áreas están cerca de Chile y Argentina y espero que dentro de 50 años la gente pueda decir que los chilenos y argentinos y todos quienes quisieron proteger este lugar lo lograron. Sé que ambos países (Chile y Argentina) han tenido sus diferencias, pero lo maravilloso de esta causa es la oportunidad de dejar estas diferencias atrás para trabajar juntos y luchar por un solo objetivo, porque es un tema que nos impacta a todos por igual.

Para mi es un tema de justicia, no trato ser un héroe. Hace poco nadé junto a pingüinos y focas y albatros, y no pude dejar de pensar que nadie tiene derecho a  destruir este ecosistema. Por eso creo que se trata de justicia entre nosotros y el reino animal. Si no los protegemos, nuestros hijos no los podrán conocer.

 Lewis Pugh

Creo que se trata de justicia entre nosotros y el reino animal. Si no los protegemos, nuestros hijos no los podrán conocer.

¿Cómo te preparas  antes de nadar?

No como ningún tipo de alimento que provenga de un ser marino porque después de todo lo que he visto, simplemente no puedo hacerlo. Además, es por un tema de salud. Muchos estudios han demostrado que la fauna marina, sobre todo en lugares como Chile, contienen toxinas que irán a tu cuerpo.

En cuanto a la rutina, debes poner tu mente en el lugar correcto. He hecho esto tantos años que la gente piensa “para él debe ser muy fácil”, pero cada vez es más difícil, ya cumplí 47 años. Lo importante es enfocarse en el “por qué” y  eso es lo que te hace fuerte y lo que te permite continuar. Llega un momento en que el agua se siente realmente helada, casi congelada, y todo tu cuerpo te grita “sal, sal ahora de ahí”. Y tu tienes que decir “no, esto es lo que debo hacer, este es el lugar donde debo estar”. Son esos momentos lo que realmente te definen en la vida. Eso es lo que me mantiene motivado.

 Lewis Pugh

Durante los próximos tres años queremos asegurar tres Áreas Marinas Protegidas adicionales en las áreas vulnerables de la Antártica Oriental, el Mar de Weddell y el mar de Bellingshausen.

¿Cuál es la reacción de  la gente ante tu causa?

Los periodistas me miran y preguntan “¿estás dispuesto a morir por la Antártica?”. Puede ser así, pero lo que importa es el mensaje. El mensaje es tan simple que un niño de ocho años puede entenderlo. Acá hay un hombre que puede nadar en el Ártico sin muchos problemas ¿Qué dice eso sobre el medio ambiente? Quiero abrir el debate sobre el futuro del reino animal. Para mi esto se trata de un derecho humano, el derecho a proteger estos lugares.

Lo bueno es que en algunas partes, como Rusia y Sudáfrica, no es tema el que un hombre nade en aguas congeladas. Para ellos es más importante el mensaje que quiero transmitir por sobre el hecho en sí. Se trata del sacrificio que hay detrás y por qué se hace este sacrificio.

Para poder llegar a la gente hay que sobrepasar ideas políticas o los gobiernos de turno de manera que el mensaje llegue puro al corazón de todos. Es la única forma en que  podrán entenderlo.

¿Qué significa para ti la campaña Antártica 2020?

Se trata de algo mucho más que salvar un lugar de la Tierra, es una forma de retribuirle al planeta por lo que me ha entregado, además de dejar un espacio a nuestros hijos para que puedan conocerlo y disfrutarlo.

Siento que esto tiene el potencial de hacer que vivamos en paz. Este es un momento en que vivimos en una tensa calma, pero aún así Rusia y Estados Unidos pueden ponerse de acuerdo para proteger la Antártica. Este es un lugar donde te sientes en paz y al mismo tiempo agradecido por vivir. Estás ahí donde no hay nada y repentinamente aparece una ballena o pingüinos y te das cuenta que no eres fuerte, pues el entorno y las condiciones son más fuertes. Entonces simplemente debes contemplar y agradecer.

 Lewis Pugh

No importa lo que sienta mi cuerpo, mi corazón seguirá trabajando para que los océanos estén protegidos.

¿Qué viene después de  esta campaña?

Vendrá otra campaña, es así de simple. No importa lo que sienta mi cuerpo, mi corazón seguirá trabajando para que los océanos estén protegidos. Este es un trabajo de nunca acabar y lo seguiré haciendo hasta el resto de mis días. Se trata del corazón del mundo, el planeta está compuesto en su mayoría por agua y no podemos dejar que este corazón desaparezca.

Conoce más y participa en la campaña:

http://lewispugh.com/

 

Publicaciones relacionadas