¿Cómo enfrentar viajes en SUP en Río?




Salir de remar en aguas planas a ríos con corrientes y rápidos es una posibilidad que entrega el SUP tanto para principiantes como para deportistas más avezados. Aquí hacemos un repaso de varios detalles para considerar en este tipo de aventuras.

1-Investigación:
La búsqueda de información tiene que ser específica del área que visitemos: en el caso del Stand Up Paddle, lo más importante son los vientos; ahí me meto a WindGuru; también si son ríos que dependen de las mareas, como sucede en los alrededores de Valdivia, chequeo las alturas y horas con el SHOA. También es importante saber qué cantidad de agua trae un río; en verano los ríos están más secos por lo tanto tienen menos agua, lo cual hace al río menos profundo y más correntoso. Esto puede ser peligroso porque las piedras y troncos quedan más expuestos. En invierno los ríos tienen mayor cantidad de agua, lo que hace el rio más profundo y menos correntoso. Por lo general, este tipo de información más específica se ve con la gente que vive en la zona y conoce el río o también se puede tener la información según los mm de agua caída hasta ese minuto. Obviamente esto va acompañado de lo que uno pueda notar observando en imágenes satelitales como las de Google Earth; el río puede tener muchas curvas, tener pocos lugares para desembarcar, y uno puede ir planificando jornadas por tramo. En SUP, los tramos van a depender del número de personas y el nivel de remada que tengan ellos; si es gente con experiencia pueden recorrer 50 – 60 km con corriente a favor en un dia y si son principiantes 25 kms puede ser una buena travesía.

2-Trabajo con los locales
Todos los ríos navegables van a tener cerca de ellos grandes conocedores de sus aguas, es importante buscar esas personas que pueden entregarte conocimiento, consejos, recomendaciones y advertencias sobre lugares que hay que evitar en un río. En nuestro caso específico como operación de Stand Up Paddle, varias veces hemos tenido la oportunidad de compartir con boteros, que generalmente trabajan llevando clientes a pescar y conocen mejor que nadie el río.

3-Apostar por la Seguridad
Recientemente en una expedición que bajamos el Rio Bueno, Rio Puelo y Rio Toltén, decidimos acompañarnos por boteros conocedores de cada río, que hicieron de guía y de embarcación de apoyo. Además de dirigirnos en el tema de las entradas y salidas (en una zona donde hay muchos terrenos privados y de difícil acceso), ellos hicieron gestiones para movernos con tranquilidad. Por ejemplo, remontar un rápido para asistir a una persona en SUP es muy difícil; tener un botero con un motor puede conseguir una salida ventajosa y rápida. Para navegar en SUP, la exigencia de la Armada es tener a mano una cuerda de 20 metros y un kit de primeros auxilios. En lo personal, nosotros siempre andamos con un GPS para ir chequeando los tiempos que nos va a tomar la navegación, o también usamos la aplicación SUDA, que se puede tener activa incluso en Modo Avión durante toda la travesía.

4-Moverse en el río
Andar en un río con un SUP significa, sí o sí, seguir normas. Uno siempre debe ir con el leash amarrado a la pierna en cualquier tipo de aguas, en caso de ríos con rápidos sobre nivel III se recomienda llevar quick release, que facilita soltar la cuerda en caso de quedar atrapado con alguna roca o tronco, además de chaleco salvavidas y casco. Si van varios SUP, una caída al agua en río puede significar que te pase la quilla por la cabeza o simplemente golpearte con alguna roca y eso puede acabar con cualquier experiencia. Hay que tener también ojo con el leash, por si éste se enreda en algo; si estamos buscando salir a través de él a la superficie y estás atorado, es mejor soltarse al igual que el quick release. Cuando te caes en un río, los pies siempre van adelante del cuerpo, para ir tanteando si viene un bajo, un tronco o una piedra. ¡Ojo con las partes bajas! La quilla puede tocar fondo y la persona que va sobre la tabla puede salir disparada. Al momento de enfrentar un rápido las piernas deben ir flectadas para absorber y amortiguar el movimiento del agua: siempre es importante llevar la punta de la tabla adelante al enfrentar un rápido, porque si vas de lado es muy fácil que te entre una ola sobre la tabla… y la caída será inmediata. Con un SUP hay que respetar los 30 cms de quilla que tienes bajo tu tabla; a pesar que hay tablas que vienen con quillas muy pequeñas y plásticas especiales para bajar rápidos, es importante tenerlo en cuenta tanto al navegar y desplazarte como al pensar donde dejar tu SUP anclado.

5-Preparación
Cuando uno planifica viajes a lugares muy alejados y con ríos que tienen muchos brazos que tienden a confundir el camino correcto, como pueden ser los fiordos de Chiloé o los mismos ríos valdivianos, vale la pena llevar un dispositivo como el SPOT, que manda una señal satelital en caso de emergencia. A la hora de preparar un viaje, y sobre todo con gente que uno no conoce bien o con grupos grandes, siempre es bueno llevar un extra de cada cosa; perder un remo en el río, por ejemplo, puede ser igual de importante que perder la tabla. Si no tienes uno extra, ¡se acabó el viaje! Nosotros cuando viajamos con tablas inflables -que se usan mucho en ríos- obviamente vamos con el inflador y el kit de reparación; en caso de un pinchazo en 5 minutos el problema estará solucionado. Las tablas de travesía generalmente tienen cuerdas para llevar equipaje, y nosotros ahí llevamos con bolsas secas todo lo que no se puede mojar. Hay que recordar que a diferencia de un kayak, un SUP no tiene compartimentos estancos, entonces vale la pena invertir en una bolsa seca grande y de buena calidad, donde puedas confiar equipos caros como una cámara de fotos sin que le pase nada. Siempre hay que chequear el equipo: los remos bien ajustados para que no se suelten en la mitad del tramo, las tablas deben tener sus quillas bien apretadas, la presión de la tabla en caso que sea inflable debe estar entre 12 y 15 Psi dependiendo el peso de la persona que la vaya a usar y la bolsa seca debe quedar con aire para la flotabilidad en caso de que se caiga y bien sellada.

6-Viaje, Comida y Vestuario
Cuando uno rema en SUP, las cosas que necesitas tener a mano, como el agua, la comida y un cortaviento, las llevas por lo general en tu mochila sobre la misma tabla. Nosotros por ejemplo para las expediciones tenemos el apoyo de Way Bar, una barra de cereal, que es fácil de comer arriba de la tabla y te da energía suficiente para remar 2 horas en caso de fatiga. Para tomar, yo prefiero agua –que en ríos puedes obtener con un filtro purificador- y cuando he participado en carreras, resulta muy bien hacer una mezcla con gel energético, que disuelto en agua te va reponiendo poco a poco. En un SUP por lo general quemas más calorías que remando en un kayak, porque tienen una superficie de contacto más grande que estas embarcaciones, así que mantenerse hidratado y bien alimentado es fundamental.
Cuando terminas de remar y desembarcas para sacarte el traje, lo primero que necesitas es calor, y por eso uno cuida tener una muda de ropa seca en la bolsa seca que va sujeta en la tabla.

7-Hacer Pruebas
Siempre antes de ir al lugar, uno ve los ríos aptos para bajar en SUP. ¡Un Trancura Alto no se puede hacer en SUP! O quizás sí pero el riesgo es muy alto. Hay que conversar con la gente que conoce el lugar y buscar el tramo del río que sea apto y el nivel de los rápidos que corresponda al nivel de quien va a navegarlo. Nosotros recién exploramos tres rutas, y son de tres niveles distintos. La primera, para un nivel principiante, un río con corrientes pero sin rápidos: los últimos 15 km del río Puelo, en la región de Los Lagos, antes de llegar al lago Tagua Tagua. Para un nivel intermedio, hicimos una ruta en el río Toltén, en la región de la Araucanía, que nace en lago Villarrica y termina en el mar. El Toltén por la gran cantidad de agua que tiene en estos meses es un río de corriente, con varias contracorrientes por las curvas que tiene el río y uno que otro rápido que, si no conoces bien, pueden botarte. Finalmente, para un nivel más avanzado, hicimos el tramo del río Bueno en sus primeros 30 km, que te lleva por rápidos consecutivos. Hay que ir muy atento y saber por dónde enfrentarlos. Si has bajado un río en kayak vas a poder leer de mejor manera la bajada, pero esto hay que aplicarlo a las dimensiones, esfuerzos y lógica de desplazamiento de un SUP.

Benjamín Biskupovic es estudiante tesista de Agronomia

en la Universidad Austral de Chile. El año 2014 forma su empresa SUP Valdivia Travesías, que hoy ya se abre a sedes en Pucón, con el fin de recorrer cada rincón de agua de sus regiones, En conjunto con el reconocido experto Arnaud Frennet se han reunido para hacer clínicas, conversar de nuevas rutas, y principalmente salir a remar juntos. En estos momentos todos los guías de SUP Travesías se encuentran haciendo cursos de aguas blancas y primeros auxilios en lugares remotos, para dar más seguridad a las personas que buscan aventuras de Stand Up Paddle para esta nueva temporada.



Publicaciones relacionadas




Actualidad

Vuelta a Robinson Crusoe

Dos días se necesitan para darle la vuelta a la isla Robinson Crusoe remando en kayak o en Stand Up…