Comenzar en la Fotografía Submarina




Si estás recién comenzando y solo cuentas con tu cámara digital compacta y el housing, aquí hay una oportunidad de aprender algunos trucos para sacar mejores resultados en tus inmersiones.

1-Antes de irse al agua: Un tema previo a irse al agua con la cámara es cómo la has cuidado a ella y a tu housing. ¡Eso por sí mismo es un tema! Para quien entra recién en este mundo, también es importante saber que usar una cámara es algo que requiere concentración, entonces es fundamental que sientas seguridad en tus habilidades de buceo y flotabilidad, de lo contrario puede que te golpees en las rocas o que incluso salgas a superficie sin darte cuenta. Familiarízate en cómo tu equipo funciona con housing, y cómo se cambian los distintos modos de fotografía: toma fotos de objetos pequeño y ve cómo te resulta, chequea en qué rango se mueve tu equipo cuando lo tienes en macro, y ensaya los controles de apertura y velocidad en Manual.

2-Planificar: Lo primero que debes entender es que hacer fotografía subacuática -en adelante fotosub- no es como andar de turista con una camarita en el bolsillo y “disparar” cada vez que encuentras algo bonito. Buceando tenemos tiempo limitado y lo ideal es acotar los motivos que buscaremos de manera activa. Debieras planificar lo que vas a fotografiar, como por ejemplo: “ hoy voy a hacer fotos de ambiente”, “En este buceo quiero fotografiar esponjas” “Esta vez voy a buscar estrellas de mar”. Obviamente, esto no significa que si te encuentras con sorpresas descartarás cualquier otra fotografía, pero el planificar el buceo fotográfico te ayudará a concentrarte en lo que buscas y te resultará más fácil conseguir fotos atractivas de tu objetivo.
3-Preparando Macro: Nos concentraremos en dos tipos de imágenes y la primera de ellas son los Macro; con esto me refiero a todas aquellas fotos que tomarás aprovechando la mínima distancia de enfoque que permita tu cámara, logrando así bellos acercamientos a todo lo pequeño que habita nuestros mares. En estas fotos usarás el flash que trae tu cámara y si esta tiene un modo Macro, lo tendrás activado. Siempre en Manual, debes ajustar el flash y quitarle el Auto, para forzarlo a que dispare siempre, independiente de las lecturas del fotómetro. Luego de eso tienes que poner la apertura al máximo, lo que en una cámara compacta, por lo general, está en un valor (f) de 8 o mayor. La velocidad en cambio se mueve en un rango medio; prueba por ejemplo 1/200 seg. Como vas a usar el flash, debes tener instalado el difusor que venía con el housing; este es un plástico blanco semi opaco, que difunde la luz del flash iluminando de forma más pareja los objetos que están cerca de la cámara.

4-Fotos de Ambiente: Al segundo tipo de imágenes que consideraremos le llamamos fotos de Ambiente, pero en realidad se puede armar varias diferenciaciones y aquí sencillamente estamos agrupando todos aquellos temas que no son Macro. Lo que vamos a fotografiar está más allá de la distancia mínima de enfoque y no usarás el flash de la cámara, pues si lo usas la foto saldrá llena de puntos blancos; este efecto se conoce en inglés como backscatter, y se produce por el rebote de la luz del flash en las partículas que flotan en el agua.
Para ajustar la cámara a fotos de ambiente asegúrate primero que no esté en Macro y que el flash este desactivado; luego, ajusta la apertura (f) al número más pequeño que te permita, por ejemplo f4 o menor. La velocidad, en cambio tiene que estar en un valor bajo, para poder capturar una mayor cantidad de luz, por ejemplo 1/80 seg.

5-Capturar en Macro: Acércate lo más posible al nudibranquio, estrella de mar, camarón o motivo de tu imagen, hasta que este llene casi completamente el cuadro. Si hay poca luz ambiente, es muy probable que tu cámara no logre enfocar, así que podrías ayudarte con una linterna. En la mayoría de las cámaras, el enfoque se realiza presionando el botón de disparo hasta la mitad. Una vez enfocado, ¡dispara! Si en la pantalla LCD te das cuenta que la foto está desenfocada, puede que tengas que apoyarte mejor en tu linterna o que hayas tenido un movimiento inesperado por un problema de flotabilidad; puedes ayudarte con un dedo, sujetándote en algún punto donde no veas organismos vivos. Si tienes una foto oscura, puede ser que tengas que subir en el menú la potencia del flash o que tengas que bajar la velocidad. Y si esto no fuera suficiente, puedes bajar el número f poco a poco, como última opción. Si la foto sale muy blanca (reventada) prueba con hacer lo contrario a lo que se indica.

6-Tomar fotos de Ambiente: Este tipo de fotos requieren mucha luz natural, por lo que resultan mucho mejor a poca profundidad (10 metros o menos), con mucho sol y, en lo posible, aguas claras. Acércate lo más posible a tu objetivo (algas, esponja, grupo de buzos, roquerío), hasta que ocupe parte importante del cuadro. Recuerda ubicarte más abajo de tu objetivo, de manera que para hacer la foto tengas que apuntar un poco hacia arriba. Trata de dejar un poco de “mar”, es decir, que se vea algo de azul (o verde) en la foto. ¡Y eso resulta más fácil si apuntas hacia arriba! Enfoca y dispara. Aquí, con una foto oscura, no podrás bajar mucho la velocidad pues corres mayor riesgo que la foto salga “movida” o borrosa, así que puedes verificar que estés en el número f en el valor más bajo posible. Si hay muy poca luz de ambiente no hay mucho que hacer, por lo que quizás puedas intentar más con Macro, donde obtendrás buenos resultados muy rápido. Las fotos de Ambiente, además, requerirán un posterior “ajuste de blancos” en el computador, lo que de por si es un tema aparte.

7-Normas Generales: Desactiva en tu cabeza la tentación de usar el zoom de tu cámara. No usamos el zoom porque lo que queremos es estar cerca de lo que fotografiamos, para recuperar color, nitidez y contraste; el zoom podría tentarnos a mantenernos lejos de lo que fotografiamos. Lo paradójico de hacer fotografía bajo el agua, es que el peor enemigo de una fotografía de calidad es justamente el agua. Si la distancia de enfoque mínima te lo permite, acércate aún más. Siempre intenta fotografiar “hacia arriba”, ubica tu cámara en una posición más abajo de lo que quieres fotografiar, y apunta hacia arriba, aunque sea unos pocos grados.

Luis Rossel lleva más de 10 años haciendo fotografía subacuática, desde que sacó su licencia de buceo en Aguas Abiertas. Como uno de los principales impulsores del Campeonato de Fotografía Submarina que en 2015 se realizó en Pichidangui, es un apasionado de compartir su experiencia en fotosub con otras personas, a través de diferentes cursos y talleres que organiza durante el año, como Instructor de Fotografía Digital PADI. Recientemente lanzó una web con información interesante para quienes se interesan en las imágenes bajo el agua, www.luis-rossel.com

Publicaciones relacionadas