15 49.0138 8.38624 1 1 4000 1 http://outdoors.cl 300

Mujeres Pedaleando

Mucho se dice que deportes como el ciclismo de montaña, el surf o la escalada son deportes poco femeninos. ¿Tendrán que seguir dedicándose las niñas a la gimnasia rítmica o mejor al ballet? Como en Outdoors no somos tan tontos, hablamos con una campeona de Enduro MTB, que nos dice como pensar en los deportes de dos ruedas, siendo mujeres en el siglo XXI.
Florencia Espiñeira Herreros es corredora de mountainbike hace trece años. Luego de once años en el Cross Country Olímpico actualmente se dedica a la disciplina de Mountainbike Enduro. Estudiante de Ingenieria Comercial Mención Economía de la Universidad de Chile, está recientemente titulada Campeona Nacional y Latinoamericana de Enduro

1.Sobre el Equipo: Veo mucha gente que quiere iniciarse en este deporte y dice “¡Pero tengo que comprar muchas cosas!”. Que la rodillera, las coderas, la jofa, la bicicleta… ¡Sale un poco caro! No es necesario estar full equipado para tener una primera experiencia; si uno quiere empezar, lo más importante es tener el casco, los guantes –debe ser con dedos largos- y lentes. Para alguien que comienza, se necesita movilidad, y tanto accesorio se puede volver molesto y quitarte fluidez. Yo cuando salgo con amigas, generalmente les presto alguna de mis bicis. O ellas llegan con sus bicis, que quizás son más básicas. Peor lo más importante es tener la confianza de que vas a estar bien y que el cerro no es peligroso, y que no te vas a matar.

2.Prejuicios femeninos
A las mujeres siempre se les está protegiendo, de niñas se les dice: “¡Ten cuidado ahí!” Y a los niños, por el contrario, les dicen “¡Tírate no más!”. Lo importante, para cualquiera que anda en bici, es no dejar que nadie se mate, y decir más bien: “¡Tú puedes!”. No hay que crear temores que no hay; el MTB tiene un componente mental muy fuerte, si sabes que lo vas a poder hacer, la bajada te va a salir bien. Pero si te meten miedo, y te dicen que no lo hagas, finalmente te vas a caer.
A mí me quedó muy marcado cuando niña, en el tiempo que competía en Cross Country y que largábamos hombres y mujeres juntos, la imagen de algunos papás de niños hombres que decían: “¡Oye pero cómo te va ganando una niñita!”. Eso es un super mal mensaje, como si que te ganara una mujer fuera lo más humillante de la vida;  primero no tiene nada de malo que te gane una mujer, una mujer no es inferior y tenemos como mujeres gran prolijidad técnica. El prejuicio de que este deporte no es para mujeres o es poco femenino no tiene fundamento. ¡Es como si andar en auto fuera poco femenino! Un deporte, al final, tiene que ver con pasarlo bien y hacer algo bonito. Si uno se llegar a caer y tiene las rodillas peladas, no es algo tan terrible y no va a ser más o menos mujer.

3.Uno nunca termina de progresar.
En el Enduro se da una situación muy particular, porque hay dos categorías: Damas Light, que son las más principiantes, y las Damas Elite. En una parte del reglamento del circuito de Enduro dice que las Damas Light que salen primeras tienen que correr el próximo año con las pro, y creo que al ver lo que viene en Elite, se asustan., y piensan que son carreras muy largas y muy exigentes. Uno nunca termina de progresar y no hay mejor entrenamiento que tirarse y ver cuánto uno resiste. Siempre se puede hacer mejor: el MTB es un deporte de mucha experiencia, siempre vas sumando.

4.El Entrenamiento:
A alguien que está partiendo, lo principal que le recomiendo es disfrutar, luego de eso vienen las exigencias y entrenar, en la medida que lo estés pasando bien. A las amigas que se están metiendo en el tema de carreras y un pedaleo más constante, yo les sugiero entrenar unas tres veces por semana. Y eso siempre se complementa con ejercicios de entrenamiento funcional o gimnasio, que más allá de sacar fuerza apunta a tener un cuerpo apto, que te resista alguna caída y te ayude mantener una buena posición. Trabajar abdominales, brazos, la fuerza de todo tu cuerpo.

Florencia corriendo en el Andes Pacífico 2016. Foto de Claudio Olguín - www.claudiolguin.com

Florencia corriendo en el Andes Pacífico 2016. Foto de Claudio Olguín – www.claudiolguin.com

 

5.Cómo y con quién salir
¡Creo que es importante salir con alguien que no te rete mucho! A veces puede ser delicado y dar para peleas, por ejemplo, si sales con tu pololo y él tiene poca paciencia. Mi consejo es que independiente de si sales con una sola persona o en un grupo, es que todos entiendan que hay que ser buena onda, que vas a ir más lento, que hay qu ensñar con paciencia y que vas a tener miedo. Muchas veces la gente se pone nerviosa y ante eso pueden haber malos modos y a cualquiera se le puede salir una pachotada. Lo fundamental en estas salidas es hacerlas con personas empáticas.

6.Después de la experiencia
Cuando he invitado amigas, lo más divertido que me han dicho es que la ropa que se ocupa en el ciclismo es horrible. Yo les digo que en el fondo es equipamiento técnico, que si no uso pantalones hasta las rodillas, es un poco peligroso. Pero en verdad siempre recibo más comentarios de admiración, donde me dicen que es bacán lo que hago y que me atreva a hacerlo. Después de la experiencia, mis amigas me agradecen que les haya mostrado este mundo, ya que no solo es hacer deporte, sino que también compartir y estar en contacto con la naturaleza.  Me dicen que ahora se sienten seguras y más ciclistas, incluso por descubrir lugares como el San Cristóbal, que está ahí, pero que a veces no se disfrutan. Enseñar a desconectarse a alguien de la ciudad, a escaparse, es un muy buen regalo.

7.Algunas Pistas para comenzar
Las Varas: Es uno de mis lugares preferidos para pedalear en Santiago, encuentro que tiene unas bajadas muy buenas. La particularidad que tiene Las Varas es que la subida es bien tranquila, entonces es apta para todo nivel y no requiere gran nivel o tanto entrenamiento para llegar arriba. Estando arriba no hay tantas opciones: los circuitos clásicos como la bajada del Anfiteatro es un poco técnica; alguien que está recién empezando, con un poco de experiencia, puede hacerla sin problemas. Y si no se puede bajar por la misma subida, en un descenso tranquilo. Está en el km.4 del camino a Farellones, cerca de Santiago y se puede acceder en auto.
San Cristóbal: Dentro de lo más básico está la bajada de Las Torres, que es bien rápida pero sin mayor dificultad; no tiene rocas y si no quieres tomar los saltos no los tomas. Es un circuito para principiantes, al igual que Torre 5 o Las Caballerizas, también está la bajada de Los Canales. Para alguien que está empezando hay harto circuito que da para pedalear. Por mi experiencia, hay que tratar de ir temprano y siempre acompañada por dos personas, por tema de seguridad.
Bike Park El Durazno: Dos pistas bien básicas son Cebolla Trail y Papaya; este último ya por su nombre suena bien fácil, pero es bien entretenido. Tiene harta curvita, y uno no agarra tanta velocidad, porque vas haciendo mucho zigzag. Está todo bien hecho y bien construido, pensado para que alguien que comienza lo pase bien.
Cerro Santa Inés, Los Molles: La subida es camino ancho y no necesariamente tienes que llegar hasta arriba. Hay varios circuitos entretenidos, de dificultades diversas y es un lugar bien bonito. Hay dos tipos de terreno: uno que definiría como tierra con polvo y tierra  compacta. Y otro que es de maicillo duro, bien rápido y donde hay que tener ojo con las frenadas bruscas.

Post Anterior
Nuevo radar de seguridad para ciclistas
Siguiente Post
Entrevista a Karl Egloff

Comparte tus historias

Si eres explorador, aventurero o deportista outdoor y quieres contarnos tus historias, escríbenos a contacto@outdoors.cl