Dos ciudades Entre Lagos: Primera parte: Puerto Varas




Puerto Varas y Bariloche, ubicados en la Patagonia Norte, comparten diversas características que los unen y nos hablan de su prístina naturaleza, como su flora, fauna, costumbres, gustos, raíces, que los convierten en destinos predilectos por turistas del mundo. En esta primera entrega del Cruce entre Lagos, se conocen las atracciones de ciudad chilena y sus alrededores camino hacia Bariloche en el país vecino.

Por Reicni Zambrano y José Manuel Jiménez / @reicni_17 @jmjrue
Fotos: www.jmjrphotography.com

Comenzamos por el extremo izquierdo de la Cordillera de los Andes, visitando la ciudad de las rosas, como se le conoce a Puerto Varas. Recorrer sus calles es descubrir el legado de los colones alemanes, quienes se asentaron en el siglo XIX a orillas del Lago Llanquihue. En nuestro recorrido conocimos la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús, construida entre los años 1915 y 1918 por el arquitecto Edmundo Niklitschek; anduvimos por la plaza principal para retratarla y de allí pasamos a la costanera, a largo de esta pudimos observar distintos cafés, restaurantes, hoteles, pubs, tiendas, y las particulares construcciones que hacen de dicha ciudad un lugar único en la región. Esta comuna es además un sitio tranquilo, ideal para los amantes del turismo de aventura y la vida outdoors, con lugares imperdibles para recargarse de energía positiva, los cuales les presentamos a continuación.

IMG_1407 copy

Romahue, una dosis de vitalidad

Llegamos a la Senda Nativa Romahue y allí fuimos atendidos por Kenzo, el nuevo encargado del área de turismo del sitio, un chico agradable y sencillo pero de decisiones firmes, quien hace algunos meses atrás arrancó de la rutina metropolitana, dejando su trabajo en una empresa multinacional automotriz, por algo mucho mejor, vivir rodeado de naturaleza y aire fresco. Pasamos al quincho para tomar té helado hecho con hierbas del huerto y definir el recorrido que haríamos por la senda, decidimos comenzar con un trekking a orillas del río Maullín.
Inmersos en un bosque típico de la zona sur, con arrayanes, canelos, maitenes, lumas, coigues entre otras especies, siendo siempre vigilados por curiosos chucaos y alborotados rayaditos, que emocionados al vernos entonaban cánticos. En esta ruta, si te detienes a mirar de cerca las diversas especies de líquenes, hongos, helechos y los pequeños insectos que hay en el sotobosque, te puedes perder en el tiempo, es todo un micro mundo el cual dejamos de percibir por lo agitado de nuestras vidas, algo tan simple pero tan bello que es imposible no hacer pausa para sentir.
Nuestra siguiente aventura consistió en recorrer el río Maullín por los túneles de un mágico bosque de arrayanes sumergido en el agua; embarcamos en un muelle ubicado muy cerca del quincho y, sin encender el motor, nos desplazamos río abajo usando la corriente como propulsión y la vegetación como timón… obviamente con delicadeza para no dañar el entorno vegetal. El túnel es muy estrecho y por ello no es transitable para otro tipo de embarcaciones. El tiempo transcurrió nuevamente y nosotros maravillados, descubriendo este regalo de la madre naturaleza, ni siquiera lo notamos.
De vuelta en el quincho, degustamos unas ricas carnes preparadas por el mismo dueño del predio, don Silvio, quien nos contó sobre la difícil labor de mantener este fundo, en donde ayudan y rehabilitan a animales salvajes, traídos por particulares y por instituciones gubernamentales. Escuchar a Silvio hablar de la Senda Romahue es entender como vibra con este lugar, es un ser muy espiritual que emana un profundo amor por la naturaleza y los animales que habitan no solo allí sino en todas partes.
Finalizamos nuestra visita conociendo las instalaciones donde viven los animales rehabilitados, tener de cerca a hermosos pudues, loros, tucuqueres, pumas, guiñas, tiuques, zorros, entre otros, es encariñarse y querer volver. Se pueden hacer muchas actividades en la Senda Nativa Romahue, están disponibles para todas las edades y condiciones físicas y no requieren de grandes esfuerzos físicos, solo ganas de divertirse; para visitarla es necesario llamar con antelación y hacer las reservas. Contacto: Senda Nativa Romahue www.romahue.cl

Pudu Romahue IMG_3526 copy

En la cima del Osorno

Iniciamos el ascenso hacia las alturas de uno de los iconos de Puerto Varas, el volcán Osorno. Desde el momento que ingresas al Parque Nacional Vicente Pérez Rosales, el bosque de coigües te acompaña. Esta vez lo percibimos blanco, adornado por la nieve fresca caída la noche anterior. El recorrido dura aproximadamente una hora hasta la base del centro de Ski, para subir se debe tomar la ruta desde Puerto Varas hacia Ensenada (40 minutos), luego de pasar los carabineros se sigue la bifurcación hacia la izquierda; siguiente bifurcación a la derecha hasta la cima del Volcán, todo está debidamente señalizado.
Este centro de Ski tiene una vista increíble al Lago Llanquihue y desde aquí se pueden ver todas las ciudades que están en sus costas; cuenta con dos telesillas de 800 y 1.200 metros respectivamente, un andarivel de arrastre, un snowpark para los más osados, además de pistas para deslizarse en trineos y tubing para los que no están interesados en hacer ski o snowboard. Hay un local de arriendo de equipo y giftshop donde venden de todo tipo de cosas (algo muy agradable para los que olvidaron parte del equipo de nieve).
Tuvimos la oportunidad de esquiar y de hacer un pequeño trekking con raquetas de nieve, en donde recorrimos algunas laderas con vistas privilegiadas a los valles que están detrás del volcán. Durante todo el año se pueden hacer actividades ya que permanece abierto los 365 días, seguro volveremos en verano para mostrarles las actividades de esta temporada. Contacto: Volcán Osorno www.volcanosorno.com

Vista Costanera Pto Varas  IMG_3637 copy
Trekking y avistamiento de aves

En el mundo hay una tendencia que va en aumento y también se está viendo en nuestro país: hablamos del Birdwatching o avistamiento de aves, una actividad muy entretenida que tiene que ver con el reconocimiento y la visualización de diversas especies. Cada quien puede hacer birdwatching donde vive o está, pero es mejor dejárselo a los profesionales dedicados a este tema para lograr una buena excursión. No se trata solamente de salir a mirar sino disfrutar identificando cada especie junto al aprendizaje de los distintos comportamientos, plumajes, formas de volar, cantos, lugares de anidación y época en la cual encontrarlos.
Recurrimos al dueño y head guide de Birds Chile, Raffaelle di Biase, quien es una eminencia en el tema. En el muelle de Puerto Varas, al final de la costanera, está su tienda especializada en todo lo referente a las aves. Conversamos con él para que nos llevara a una excursión, se decidió por ir rumbo al oeste de la región, hacia la zona donde desemboca el río Maullín en el mar. Maullín es famoso por la abundancia en aves y por la cantidad y tamaño de los humedales, allí se han hecho varios encuentros ornitológicos y seguirá siendo sede de estos eventos a futuro.
En el trayecto divisamos especies como loicas, zorzales, diucones, viuditas, colegiales y torcazas; cercanos al mar vimos el martín pescador, varis, huairavos gaviotas cahuil y dominicanas. En la zona habitan también rayadores, flamencos, quetros, piqueros y muchas especies más. Contacto: Birds Chile: www.birdschile.cl

Martin Pescador IMG_3049 copy
Cruce de los Lagos

Partimos a Argentina, por el poco conocido pero tremendamente turístico paso fronterizo del Parque Nacional Vicente Pérez Rosales; este fue el primero creado en Chile, en el año 1926. El Cruce Andino, es una travesía que se ha hecho por siglos, antiguamente por habitantes nativos de la zona, luego por sacerdotes jesuitas y posteriormente se hizo más famoso con la llegada de colonos como Carlos Weiderhold, nacido el año 1867 en Osorno. Weiderhold llega en 1894 a Bariloche (Vuriloche en lengua Mapudungun) y crea “La Alemana”, primera casa de comercio de la zona; se dice que fue por un error en una carta dirigida a él que surge el nombre de la ciudad, en vez de escribirle Don Carlos de Bariloche, se equivocaron y pusieron San Carlos de Bariloche: desde ese momento quedo el nombre plasmado hasta la actualidad.
Camino hacia la frontera
La salida desde Puerto Varas se hace a primera hora, en un bus de la empresa Turistour; en el trayecto los guías van relatando información histórica y geográfica de la ciudad y locaciones cercanas al lago Llanquihue. Nos detuvimos en los famosos Saltos del Petrohue, esta imponente caída de agua es de color esmeralda y está al pie del Volcán Osorno, es una parada imperdible.
Para hacer el Cruce de los Lagos embarcamos en Petrohué, navegamos por el lago Esmeralda, mejor conocido como Todos Los Santos, pasando por detrás del volcán Osorno. En un viaje maravilloso rodeado por un bosque nativo de coigues, lengas, canelos, arrayanes, ulmos, ñires y maitenes; observamos el Volcán Puntiagudo en todo su esplendor y la cima del Tronador, es un viaje lacustre que impresiona con el colorido del agua y la virginidad de su entorno. Este tramo finaliza en Peulla y dura menos de dos horas.
Una vez en Peulla, se pueden hacer diversas actividades de Turismo de Aventura como canopy, cabalgatas, paseos en 4×4, birdwatching, trekking y mucho más, la empresa Turistour también se encarga de ofrecer estas imperdibles actividades outdoors, nosotros coordinamos para hacer canopy, por lo que al recalar nos estaban esperando dos amables guías quienes dieron una charla de seguridad muy amplia; movidos por la adrenalina partimos a volar entre las copas de los árboles para vivir aún más de cerca este bosque nativo. Al finalizar la tarde nos refugiamos en el cálido Hotel Natura Patagonia, en donde nos preparamos para la aventura del siguiente día. Contacto: Cruce Andino Turistour www.turistour.cl

Cascada las Mellizas Peulla IMG_1595 copy

¿Dónde Dormir?

Hotel Patagónico
El Hotel Patagónico es cinco estrellas. Fue construido en los años treinta como el Gran Hotel de Puerto Varas, posee decoración minimalista y una paleta de colores orientada a la tierra, la cual hace que los espacios se vean más amplios, en este hotel cada detalle está cargado de sensaciones, emociones y delicadeza propios de la Patagonia, es simplemente poesía tangible. Allí podrá degustar exquisita gastronomía nacional e internacional, en su restaurant con vista al patio principal, hermosamente decorado con árboles nativos de la Patagonia. www.hotelpatagonico.cl
Café El Humedal: Un restaurante recién inaugurado este año, ofrece los mejores productos marinos de la zona. www.humedal.cl

Restaurant & Pub Bravo Cabrera: Este lugar frente al lago Llanquihue, no solo ofrece una vista privilegiada sino que deliciosos platos rústicos preparados con técnicas de la cocina sureña. www.bravocabrera.cl

¿Dónde Comer?

Restaurant La Marca
El local está a solo pasos de la plaza de la ciudad, posee una decoración orientada al mundo criollo y los caballos, con riendas, espuelas, estribos, monturas, sombreros, mantas y mucha madera, cada detalle en su interior lo hace súper acogedor. La carta ofrece variados sabores criollos, nos decidimos por una rica mezcla de empanadas para comenzar, luego una plateada con puré y pastel de choclo como plato principal, acompañados por un gran vino para hacer el complemento perfecto. Y de postre,¡ churros con manjar y helado! www.lamarca.cl
Café El Humedal: Un restaurante recién inaugurado este año, ofrece los mejores productos marinos de la zona. www.humedal.cl

Restaurant & Pub Bravo Cabrera: Este lugar frente al lago Llanquihue, no solo ofrece una vista privilegiada sino que deliciosos platos rústicos preparados con técnicas de la cocina sureña. www.bravocabrera.cl

map

Puntos en el mapa:

1. Arica

2. Caleta Camarones

3. Cueva de Anzota

4. Museo San Miguel de Azapa

5. Valle de Azapa

6. Playa Las Machas

7. Playa Chinchorro

8. El Agro

9. Mueso Colón

10. Caleta Vitor

Publicaciones relacionadas




Outours

Outours: Pichilemu

Hace dos décadas, Pichilemu no era más que un pueblito costero escondido entre los bosques y el mar. Hoy es…