15 49.0138 8.38624 1 1 4000 1 http://outdoors.cl 300

¿Cómo iniciarse en fotografía de fauna?

Desde grandes mamíferos hasta pequeños insectos, la diversidad de opciones que presenta el registro de fauna es infinita. Cada uno de estos grupos requiere de una técnica y equipo especial, y tiempo para entender lo que estamos fotografiando. Sin importar la naturaleza de nuestro sujeto, hay una serie de pasos lógicos en el camino de la creación de una imagen que, más allá de ser un registro, pueden comunicar lo que estábamos viviendo al momento de realizar la foto. En este consejo buscamos explicar, a modo de guía, tres eslabones esenciales en la creación de una fotografía de fauna, desde un punto de vista general.

Untitled-1

Jean Paul de la Harpe estudió licenciatura en Ciencias Biológicas en la Universidad Católica y, con eso, comenzó a moverse y trabajar en distintos proyectos de investigación, relacionados con la naturaleza de Chile. Cursó también un semestre del Doctorado en Ecología de la misma casa de estudios, y luego dejó todo para comenzar con su microempresa ABTAO, orientada a la realización de viajes y talleres de fotografía de naturaleza. Empeñado en difundir su mirada de Chile, a emprendió un nuevo proyecto: Chile Indómito (www.chileindomito.cl), la primera revista nacional dedicada exclusivamente a la difusión del patrimonio natural del país, que ya suma 13 ediciones.

Usualmente cuando muestro mis imágenes de naturaleza, en específico de fauna, siempre asoman comentarios relacionados al equipo que debo haber usado para lograr las tomas, y lo costoso que debe ser. Y en parte es cierto, un buen equipo siempre ayuda a lograr buenos resultados, pero no lo es todo. Antes que armarse hasta los dientes de artículos fotográficos es necesario aprender la técnica. Aquí se aplica el dicho “más importante que el arco y la flecha, es el arquero que dispara”. Es por eso que en esta sección quiero ir compartiendo con ustedes algunos consejos relacionados con la fotografía de fauna, tendientes a motivarlos a comenzar con esta maravillosa disciplina, y para los ya iniciados, ayudarles a mejorar sus tomas de animales. De esta forma abordaremos temas relacionados con la técnica fotográfica, conducta animal, elección y uso del equipo, entre otros temas.

 

1-Elección y comprensión del sujeto.

Aunque suene obvio, en fotografía encontrar el sujeto correcto para el realce de la fotografía no siempre es trivial. Sobre todo en fotografía de fauna, en donde muchas veces pasaremos más tiempo en la búsqueda de este que fotografiándolo. Y es que debemos empezar a conocer más de naturaleza. Debemos despertar nuestra curiosidad acerca de lo que queremos y vamos a fotografiar. Y al saber más de lo que buscamos, más fácil será encontrarlo. Esto implica pasar mucho tiempo leyendo e investigando, tanto en guías de campo como en sitios web, de los cuales hoy en día hay mucho.

 

2-Exploración.

Además del acercamiento teórico, debemos realizar una aproximación en terreno, la cual nunca es fácil. Por eso es que las buenas fotografías de fauna nacen de un estudio previo del animal a fotografiar. Usualmente realizo salidas de “scouting” o reconocimiento, para entender más acerca del rango de hogar de la especie, de sus desplazamientos, conductas, horarios de actividad, entre otros aspectos relevantes a tener en cuenta a la hora de hacer la foto. En general, los animales son igual de rutinarios que nosotros, y tienen circuitos muy bien definidos, que son utilizados constantemente. Si llegamos a entender este circuito, podremos situarnos en algún escondite a lo largo de este y simplemente esperar a que las cosas ocurran, lo cual usualmente ocurre. No debemos desesperarnos ni perder la paciencia. Esto es un juego de paciencia y perseverancia entre fotógrafo y animal. Aquí la ansiedad no tiene espacio, hay que dejarla en la casa. Las mejores fotos de fauna no son obra de la suerte, si no de una preparación previa que contempla como base central la buena elección y comprensión del animal que iremos a fotografiar.

3. Manejo de la técnica.

Una vez que tenemos identificado nuestro sujeto, viene la siguiente parte del proceso, no menos difícil que los primeros pasos. Se refiere al “cómo” haremos la toma. Y en este punto me refiero desde cuál será el equipo que usaré, qué parámetros ocuparé en la cámara, desde dónde haré la fotografía, qué tipo de técnica de acercamiento usaré, entre otros. Si bien es cierto que este punto implica una gran cantidad de variables, lo que si es claro es que mientras más practicamos, más fácil se nos va haciendo. Hay aspectos técnicos que se van solucionando relativamente rápido, sobre todo lo que tiene que ver con el manejo básico del equipo.

4.Aproximación.

Pero hay aspectos que nos tomarán más tiempo en perfeccionarlos. Y es aquí donde está la clave en la fotografía de fauna: acercarse. Este punto es crucial en poder lograr una imagen de calidad. Hay un dicho que dice “si la foto no es lo suficientemente buena, es porque no estaba lo suficientemente cerca”. Y en general el dicho se aplica. Ahora, para acercarnos tenemos dos formas, o que nosotros persigamos al animal o que este se nos acerque voluntariamente. En general, la segunda opción es la más recomendable, ya que perseguir animales es un muy mal negocio, debido a que alteraremos la conducta normal y molestaremos al sujeto, además de siempre tener ventaja sobre nosotros.

 5. Situación.

Este es el último, pero no menos importante, paso para lograr una buena fotografía de fauna. Aquí nos referimos al “cuándo”. No va a dar lo mismo la situación en la que fotografiamos nuestro sujeto, ya que en ciertas ocasiones podremos aprovecharlo de mejor manera. Hay ciertas conductas que son muy interesantes desde un punto de vista fotográfico, las cuales son las más esquivas de conseguir. Por ejemplo, un puma cazando un guanaco, o los vuelos de cortejo de una pareja de águilas. Para lograr fotografiar estos eventos es necesario conocer muy bien los tiempos y ritmos de la naturaleza, para así poder sacar el mejor provecho de cada situación que se nos presente. También la situación se determinará mucho con la calidad de la luz. No toda la luz es igual. Por lo mismo, se tiende a privilegiar las luces de amanecer y de atardecer, las cuales potencian de buena manera nuestras imágenes.

Todo lo anterior son consideraciones básicas que uno debe tener para lograr mejores imágenes de fauna. Si duda el camino es largo y esta lleno de inconvenientes, pero la recompensa es muy satisfactoria. Les hago una invitación a que consideren lo que aquí he escrito a la hora de hacer una fotografía, de seguro les será muy útil.

 

 

 

Post Anterior
MTB en la nieve
Siguiente Post
Ciclista rompe récord de velocidad