fbpx
15 49.0138 8.38624 1 1 4000 1 http://outdoors.cl 300

De Huilo a Huilo a San Martín de Los Andes en MTB

El Club de MTB Trepamontes tiene cientos de socios, pero un grupo de más de 40 de ellos decidió embarcarse en una aventura increíble, pedaleando todos juntos entre la región de Los Ríos y la provincia de Neuquén. Aquí uno de sus socios nos cuenta de esta experiencia y como club, nos invitan a pensar en lo que hay que tener en cuenta para hacer estos grandes viajes.

Texto: Álvaro Marín /Fotos: Diego Constantini

Tal como se encontraba previsto, los 43 Trepamontes fuimos llegando a la hora programada al counter de la línea aérea que nos trasladaría hasta Temuco, donde nos esperaban dos minibuses con los respectivos carros de arrastre que transportaban nuestras bicicletas, y demás indumentarias necesarias para la ocasión.

Oficialmente, en Temuco se iniciaba nuestro paseo largamente esperado por todos durante el año, organizado por un comité de gran experiencia, preocupado hasta los más mínimos detalles. La organización, en este caso, debía ser extremadamente minuciosa y calculada, porque el paseo comprendía especialmente trayectos en Argentina (de ahí el nombre entre Huasos y Gauchos), por lo que la logística debía encontrarse afinada hasta en sus más mínimos detalles, para evitar cualquier tipo de inconvenientes.

Dia-1_0030

Partimos desde Maquehue al Huilo Huilo, donde nos esperaba una excelente comida, y unas novedosas y confortables cabañas ecológicas, que hacían nuestra estadía allí más acorde con nuestra aventura.

Desafortunadamente para nosotros los pronósticos del tiempo fueron acertados, y a las tres de la mañana empezó a caer una abundante lluvia, la que de continuar arruinaría nuestro paso de Chile a Argentina por la cordillera, que es un trayecto con un tiempo estimado de viaje de unas 10 horas.

Ansiosamente durante gran parte de la mañana esperamos a que el tiempo mejorará, lo que no ocurrió, y con gran desilusión nuestra, realizamos en barcaza el cruce hacia Argentina desde Puerto Fuy y a través del lago Pirihueico.  El desencanto inicial, se vio compensado por la exuberancia del paisaje, la que por momentos aumentaba por la aparición mezquina del sol.

Dia-1_0126

En la tarde, llegamos a las cabañas que nos alojarían durante dos noches a orillas del lago Loglog en San Martín de Los Andes. ¡Así terminó nuestro primer día!

Qué saben de asados

El día segundo amaneció con un sol esplendoroso, y con nuestra hermosa guía Argentina (ex campeona Sud Americana de MTB), alentándonos a que nos apuráramos, ya que nos tenía preparado un trayecto de 70 km. de pedaleo.

Dia-1_0375

Subimos a nuestros minibuses, que nos transportaron hasta la entrada del Parque Nacional Lanín, donde iniciamos el pedaleo, disfrutando durante todo el tiempo de una espectacular vista al volcán del mismo nombre, siempre bordeando las orillas del lago Huechulafquen, con sus cerros de araucarias, cohiues y lengas. ¡ Que más podíamos pedir!

Como el día uno había sido de forzado relajo, las ansias por pedalear eran enormes, y las carreras que se plantearon desde el inicio fueron varias; ninguno de los 43 trepamontes quedó fuera, lo que hizo tremendamente entretenido la primera parte de este trayecto, más aún cuando al final del mismo nos esperaba una hermosa playa de heladas aguas, y un espectacular asado a la parrilla, como solo nuestros hermanos argentinos saben preparar, y que repusieron sobradamente las calorías que habíamos consumido. El regreso hasta nuestros buses tampoco estuvo exento de entretenidas carreras.

Dia-1_0122

Este día terminó con una reponedora ducha en nuestras cabañas y un nuevo asado para estabilizar energías para la próxima jornada.

Entre Chile y Argentina

En el día tercero, nuestra guía desde temprano nos alentaba para que empezáramos a pedalear, y a algunos incluso para que se levantaran, dado que habían pasado más horas de las necesarias bebiendo en el bar abierto que había preparado para la ocasión un reconocido médico de Santiago, que ostenta el cargo de barman oficial de Trepamontes.

El recorrido fue tan de primera como el del día anterior, partiendo en bicicleta desde el mismo lago Loglog, sólo que esta vez, con subidas más intensas y difíciles, y unas bajadas espectaculares, especialmente una de unos 45 minutos que no tenía mayores dificultades. Los límites de velocidad eran impuestos por uno mismo, por lo que todos pudimos disfrutar de un descenso extraordinario, a nuestro propio ritmo, lo que es el sueño de cualquier ciclista de montaña. ¡Obviamente reaparecieron las carreras!

Dia-1_0175

Después de esta bajada, seguimos por senderos hermosos, planicies espectaculares, y desafiantes descensos, hasta que llegamos a las orillas del lago Lascar, nuestra meta y fin de nuestro pedaleo en Argentina.

Terapia MTB

El día cuarto fue el más emocionante de todos: partimos en los buses temprano desde San Martín hacia Chile, e ingresamos a territorio nacional por el paso Mamuil Malal.

A poco andar en nuestro territorio, detuvimos los buses, bajamos nuestras bicicletas, atravesamos sumidos hasta la cintura las aguas del río Trancura hacia su orilla norte, y empezamos un ciclismo aventura de miedo, pasando por lugares en que seguramente nadie había caminado antes, llenos de árboles, vertientes, y toda la hermosa vegetación que sólo se encuentra en el sur de nuestro querido Chile.

Dia-2_0250

La emoción no estuvo ausente en este día, disfrutamos de todos tipo de senderos, subidas largas,  difíciles, y algunas bajadas muy técnicas que muchos caminamos y que sólo los más avezados se atrevieron a enfrentarlas, con alguno que otro porrazo de por medio.

Terminamos este trayecto cerca de Pucón, nuestros buses nos llevaron hasta el aeropuerto de Temuco, con la sensación general de no haberlo podido pasar mejor, donde la camaradería la amistad y la risa fueron los ingredientes más importantes de esta emocionante terapia, y pensando ya en el paseo del 2014, que nuestro comité organizador ya se encuentra preparando.

¿Cómo viajar con 40 ciclistas?

El día cuarto fue el más emocionante de todos: partimos en los buses temprano desde San Marín hacia Chile, e ingresamos a territorio nacional por el paso Mamuil Malal.

Dia-1_0389

A poco andar en nuestro territorio, detuvimos los buses, bajamos nuestras bicicletas, atravesamos sumidos hasta la cintura las aguas del río Trancura hacia su orilla norte, y empezamos un ciclismo aventura de miedo, pasando por lugares en que seguramente nadie había caminado antes, llenos de árboles, vertientes, y toda la hermosa vegetación que sólo se encuentra en el sur de nuestro querido Chile.

La emoción no estuvo ausente en este día, disfrutamos de todos tipo de senderos, subidas largas,  difíciles, y algunas bajadas muy técnicas que muchos caminamos y que sólo los más avezados se atrevieron a enfrentarlas, con alguno que otro porrazo de por medio.

Terminamos este trayecto cerca de Pucón, nuestros buses nos llevaron hasta el aeropuerto de Temuco, con la sensación general de no haberlo podido pasar mejor, donde la camaradería la amistad y la risa fueron los ingredientes más importantes de esta emocionante terapia.

Post Anterior
Escalada para todas las edades en las Dolomitas
Siguiente Post
Gabriel Iriondo: Correr en Otoño, Ánimo y Motivación