15 49.0138 8.38624 1 1 4000 1 http://outdoors.cl 300

En bicicleta por la Patagonia y sin rumbo fijo

“En Febrero de 2013 guardé algunas cosas en un bolso, cogí mi cámara de fotos y salí con mi bicicleta hacia el sur. Me encontraba en lo que por dos años había sido mi hogar, Santiago de Chile. Comienzo sin rumbo fijo una aventura hacia el salvaje mundo de la Patagonia”. Disfruta esta historia.

Voy dejando atrás la rutina citadina para enfrentarme a nuevos horizontes, a nuevas vivencias. Un reto que me enseñará a vivir con alegría, una experiencia que comparto contigo mediante mis fotografías.

Texto y Fotos: Juan Sisto

Es un viaje nuevo para mí, nunca antes había viajado sobre una bicicleta y poco a poco voy descubriendo la esencia del contacto con todo lo que me rodea.

JuanSisto_CA-12

Los vientos me llevan hacia el sur cruzando bosques, montañas, lagos, desiertos y glaciares. Recorro la parte Chilena de la Patagonia, avanzo poco a poco por el ripio de la Carretera Austral. Son muchas las guías que podemos encontrar de la Carretera Austral, donde dormir, qué caminos tomar, o cuantos kilómetros de ripio nos esperan bajo nuestras ruedas. Todo una aventura que debemos preparar de acuerdo a nuestras necesidades, pero aquí me olvido de los datos técnicos, y hago aflorar dentro de mí lo que realmente buscamos en un viaje, sensaciones que solo sobre nuestra bicicleta conseguimos absorber y que nos hacen ser feliz, y sobre todo sonreír.

JuanSisto_CA-3

A día de hoy son ya más de 10.500 km los que llevo bajo mis ruedas, he pedaleado por Argentina, Chile, Uruguay, Brasil, Bolivia y Perú, donde me encuentro en estos momentos, pero hay algo especial en esta parte de la Patagonia Chilena de la que quiero hablaros hoy, 1240 km que transcurren entre lagos, montañas, glaciares y pequeñas casas de tejuela con humo saliendo de sus chimeneas. Todo un privilegio poder disfrutar de este camino que poco a poco se está convirtiendo en una meca para todos los ciclistas viajeros que buscan pedalear por un entorno salvaje.

Cuadros del camino

Los pueblos atrapan al viajero por la cuidada y acogedora estética de sus casas fabricadas en tejuela. No existe el asfalto, un camino de ripio te lleva entre los valles color verde custodiados por inmensas montañas que se esconden bajo densos glaciares e inmensos lagos de aguas azules.

JuanSisto_CA-7

Pedalear por este lugar parece ser el mejor medio de transporte, puedes observar cada uno de los cuadros que el camino ofrece a cada pedalada. El único inconveniente es cuando un auto cruza tu camino, son pocos los que tienen la intención de levantar el pie del acelerador, otros incluso parece que lo pisasen con fuerza al pasar por tu lado y tras una pequeña lluvia de piedras que saltan alegres al paso de las ruedas, una nube de polvo cubre el camino por algunos segundos…a veces minutos.

JuanSisto_CA-16

Disfruto de una cálida luz en el camino, las casas de madera que voy dejando atrás echan humo por la chimenea, y son pocas las personas que encuentro en el camino. Empiezo a pensar que en algún momento tendré que parar de dejarme llevar por la ilusión de pedalear bajo la luz del atardecer y buscar un lugar donde pasar la noche.

Unos hombres trabajan en la cosecha de la avena, charlan sentados sobre la vieja máquina, me paro y hablo con ellos. Pregunto si saben dónde podría poner mi carpa por aquí -Pasa esa tranquera de ahí y colócate donde quieras, ponte cómodo y luego pasamos a tomar unos mates.

JuanSisto_CA-1

Al entrar en la parcela me encuentro recolectando verdura a Nora en su huerto para la cena. Hablamos como si ya nos conociéramos de toda la vida, me muestra sus verduras, me explica esto y lo otro – aquí si uno no sabe hacer algo, pues se queda sin probarlo- me dice.

En manos de cada uno

Me invita a pasar a la casa, un hogar sencillo pero muy bien ordenado, de madera, una cocina de leña es el centro de atención en el salón cocina. Un tenderete de colgar la ropa se encuentra sobre el calor del fuego, una mesa con cuatro sillas están hechas artesanalmente.

Nora comienza a lavar las verduras para preparar la cena, a mí me pone a desgranar un cubo lleno de porotos. Salimos a guardar las ovejas antes de que se haga completamente de noche, no sea que algún animal salvaje les deje sin cordero al palo para el resto del año.

Los niños han llegado, se sientan junto a la cocina de leña con los pies descalzos, y le piden a la madre infusión de rosa de mosqueta, su favorito. Poli, el marido, también llega a la casa, se sienta junto a los niños al calor del fuego. Mientras tanto yo termino de desgranar mi cubo. Las cáscaras por un lado para las gallinas, los porotos por otro. No se desprecia nada, todo se aprovecha para algo, las sobras de comida para los cerdos y las gallinas, el resto de basura, que es muy poca y no es nada plástico se pone para quemar en el fogón.

JuanSisto_CA-15

Así es vivir en la Patagonia, en un lugar donde la gasolina y los comercios se encuentran a más de 100km de camino de ripio, la subsistencia y las comodidades se encuentran en las manos de cada uno. Me voy feliz de la casa, con cuatro panes recién hechos bajo el brazo.

Sobre el Nombre del Proyecto

Fisterra es una localidad gallega, que es el punto más al oeste del continente. Su nombre viene del latin “finis terrae!, ya que hasta la llegada de los europeos a América se creía que era el fin de la tierra.Con este concepto el español Juan Sisto creó Fisterra Photography, con la fotografía hasta el fin de la tierra, en donde realiza cursos y talleres fotográficos allí donde se encuentra. Desde febrero de 2013, es protagonista de  Fisterra Bicicleta, un concepto paralelo en el que con su bici como transporte y su cámara como medio de registro, viaja en busca de la felicidad, un regreso a los instintos primarios para saborear la vida desde lo esencial. La finalidad de su blog y de esta aventura no es más que la del enriquecimiento personal, medio de aprendizaje para compartir, transmitir y mostrar una nueva forma de vivir.

Redes

Sitio oficial Instagram / Twitter / Facebook

Más imágenes de esta travesía.

JuanSisto_CA-8

JuanSisto_CA-9

JuanSisto_CA-10

JuanSisto_CA-13

JuanSisto_CA-14

JuanSisto_CA-11

Post Anterior
Isla de Pascua submarina
Siguiente Post
7 aventuras en la región del Biobío