Cuatro pasos para comenzar con Stand Up Paddle




El Stand Up Paddle está cada vez más de moda y gana más fanáticos. Un deporte completo ya que se utilizan todos los músculos del cuerpo para practicarlo. Un deporte entretenido y fácil de hacer y del que a continuación te mostramos algunos datos para comenzar a practicarlo.

Es un deporte flexible ya que se puede practicar en agua dulce y salada sin importar las condiciones. Un deporte sin alto riesgo pero que genera mucha pasión, ya que te permite remar por paisajes desconocidos.  Acá puedes conocer los primeros pasos para iniciarte en el SUP.

1.    Dónde pararse en la tabla de SUP

Además del remo, la gran diferencia del Stand Up Paddle con el surf, es que uno va parado de pie en la tabla sin que sea necesario ser impulsado por una ola para enderezarse.

Para comenzar hay que pararse y aprender a hacerlo bien. Y aunque pueda parecer una etapa muy simple del aprendizaje para algunos, no es tan fácil si uno tiene una tabla relativamente chica.

Primero que todo hay que fijarse en la posición de los pies. Uno se debe ubicar en la parte central de la tabla para una mayor flotación y estabilidad. Si uno está muy adelante se puede hundir la punta de la tabla y de lo contrario, si uno se ubica muy atrás, se hunde esa parte. Un buen punto de referencia para ubicarse es la manilla que traen la mayoría de las tablas para ser acarreadas. Esas manillas están justo en el centro de gravedad de la tabla y marcan la zona donde uno debe posicionarse.

Segundo; los pies deben ir espaciados del mismo ancho de los hombros. Con el tronco en dirección perpendicular al eje de la tabla. Es decir, un pie en cada canto de la tabla. A veces para una mayor estabilidad es recomendable abrir o espaciar los pies un poquito más hacia el exterior, para tener un mayor control sobre los cantos de la tabla.

2.    Cómo pararse en la tabla de SUP

Primero que todo, hay que subirse de frente a la tabla en su parte central y arrodillarse con el remo adelante en forma perpendicular a la tabla. Es importante tener el remo afirmado ya que una vez de pie deberás usarlo lo antes posible para ayudar al equilibrio. Recomendamos afirmarlo en su parte central con la mano ubicada del mismo lado de la pala del remo. La otra mano irá a buscar la manilla del remo una vez erguido.  Ahora hay que repartir el peso de forma uniforme en cada lado de la tabla. Si te apoyas más de un lado que el otro, la tabla se inclinará para ese lado y perderá su estabilidad.

Siguiendo de rodillas, hay que apoyarse con las manos hacia delante para empezar a enderezarse. Pasar de rodillas a apoyarse en los pies hay que hacerlo concentrado y siempre manteniendo el remo en una mano para usarlo inmediatamente después.

Una vez con los dos pies en la tabla, hay que enderezarse en una posición derecha, y agarrar la manilla del remo con la segunda mano. Luego, se coloca el remo en el agua para ayudar el equilibrio y se puede empezar a remar.

Una vez de pie recomendamos evitar mirar los pies, y al contrario mirar hacia delante tratando de relajar las piernas para facilitar un equilibrio más natural e intuitivo.

3. Posición correcta del remo

Luego de aprender dónde y cómo pararse en la tabla de SUP, es tiempo de meterse a remar pero para esto es importante saber cómo se toma el remo y cuál es su posición correcta.

La forma correcta de afirmar el remo una vez de pie debe ser con la pala inclinada hacia delante. Esta inclinación hacia delante permite mantener la pala en una posición vertical en el agua durante la mayor parte del movimiento de remar, y así empujar e impulsarse correctamente en el agua hacia atrás y propulsar la tabla hacia delante.

Si la pala está inclinada al revés, la fuerza ejercida al remar propulsa el agua hacia arriba y no hacia atrás. Eso va a provocar la tendencia a presionar la tabla hacia abajo (se hunde más en el agua), y es gasto innecesario de energía ya que causa una perdida de potencia en la propulsión hacia delante.

4. Cómo remar correctamente

Aprender a remar no es tan simple como pueda parecer. Existen dos técnicas de remo: la hawaiana y la tahitiana. Últimamente la técnica tahitiana ha tenido un gran auge y varios de los profesionales del SUP la recomiendan como la mejor para aplicar. Incluso, muchos hawaianos como Dave Kalama han cambiado su técnica hawaiana por la tahitiana. Para entender bien esta técnica, la vamos a dividir en tres etapas separadas: Alcance, Tirón y Recuperación.

El Alcance correcto se logra con el brazo extendido al máximo, ayudado con una rotación del hombre hacia delante y también con una leve inclinación de la cadera en esa dirección, por el lado del remo, Con esto se logra tener el hombre del brazo superior bien arriba del hombre del brazo inferior, y así mantener el remo vertical durante toda la remada.  Con el tiempo y el entrenamiento uno logra mejorar mucho su alcance ya que los músculos y los tendones se adaptan y se flexibilizan más a ese movimiento.

Respecto al Tirón, lo más particular de la técnica tahitiana es que este es muy corto. Si uno tira el remo aplicando fuerza hasta la altura de los pies, ya se ha pasado. Aquí solamente se requiere aplicar potencia en un fuerte tirón muy breve  (30 centímetros son suficiente) y de allí concentrarse en retirar el remo del agua. En otras palabras, apenas se aplica la potencia del tirón ya se debe dejar de tirar. Es ineficiente aplicar energía hasta más atrás de los pies. Agrega potencia, pero es poca y consume mucha energía debido a lo incomoda que resulta esa posición Además se gasta más energía y tiempo para la recuperación de la posición para el próximo Alcance.

Finalmente viene la Recuperación, donde la posición de los hombros  y la cadera vuelven naturalmente y con muy poco esfuerzo para lanzar el alcance siguiente, en forma circular y continua. De allí para ganar velocidad, uno aumenta el ritmo pero no alarga el tirón. Para lograrlo correctamente hay que aplicar mucha potencia en el corto tirón, es allí donde uno debe liberar toda la energía, nada más.

Publicaciones relacionadas